El año del tenis femenino

Serena dominó el final, Azarenka arrancó con todo y Sharapova fue dueña del clay

Actualizado el 25 de diciembre de 2012
Por Leonardo Ayala
ESPNtenis.com
Archivo

Serena WilliamsGetty ImagesSerena Williams tuvo un cierre de año estupendo, coronado con el título en el Masters

BUENOS AIRES -- Las últimas fotos del año fueron para la estadounidense Serena Williams, quien dominó la escena por completo en la última parte de la temporada, pero haciendo un análisis de todo lo que sucedió en los doce meses no se puede pasar por alto el gran inicio de la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del planeta, ni la superioridad de la rusa Maria Sharapova, número tres de la WTA, en la gira sobre clay. Tampoco se puede olvidar el gran año de las checas en la Fed Cup ni las gratas explosiones de la alemana Angelique Kerber y la italiana Sara Errani ni las idas y vuetas de la polaca Agnieszka Radwanska. De enero a diciembre, un repaso del tenis femenino de 2012.

En el verano australiano, Azarenka. La bielorrusa fue la que marcó el camino en el arranque de año tomando impulso desde su consagración en Sídney, con victorias ante la china Na Li, Radwanska, la francesa Marion Bartoli y la serbia Jelena Jankovic, todas top-15. Luego fue el turno del gran título en el Australian Open -con aplastaste triunfo en la definición ante Sharapova- y el ascenso al número uno del mundo. Y lo remató con otros dos festejos, en Doha e Indian Wells. En los cuartos de final de Miami, Bartoli frenó la racha de 26 partidos en cadena. Su temporada continuó con buena regularidad, con final en el Abierto de Estados Unidos y semis en Wimbledon, Juegos Olímpicos y Masters. Seis títulos en el año, con Pekín y Linz cerca del cierre del año.

Victoria Azarenka
Getty ImagesAzarenka, la número uno del ranking de la WTA

Volviendo a la escena cronológica del año, luego sería el turno de Sharapova, quien había dado avisos con las finales del Australian Open, Indian Wells y Miami. Su desembarco en los títulos recién se daría en abril sobre el polvo de ladrillo de Stuttgart, con victoria ante Azarenka en la definición. Mayo llegó con sus otras dos coronas en la temporada, en Roma y Roland Garros, donde derrotó en el último partido a la sorprendente Sara Errani. De ahí, al N° 1 del mundo, honor que terminó perdiendo al caer en los octavos de final de Wimbledon. En el resto del año, finales de Juegos Olímpicos y el Masters y semifinales del US Open. Una buena temporada, pero con muchos pasos en falso en los momentos culmines de los certámenes.

Párrafo aparte merece, sin dudas, la italiana. Empezó el año en el puesto 45° y dio su gran aviso en el Australian Open, donde alcanzó los cuartos de final aprovechando un buen cuadro. Las semifinales en Monterrey y el título de Acapulco le dieron confianza de cara a la temporada de clay sobre Europa. Los títulos en Barcelona y Budapest prepararon la cancha para el verdadero golpe: final de Roland Garros, con victorias ante Ana Ivanovic, Svetlana Kuznetsova, Kerber y Samantha Stosur. Para un cuadrito. Pero hubo más, porque festejó la corona en Palermo y llevó su buen tenis al cemento estadounidense y alcanzó las semifinales en el US Open. Su año tuvo premio: la clasificación al Masters. Además, número uno del mundo en dobles junto a su compatriota y amiga Roberta Vinci.

Durante todas esas semanas, el paso de la polaca Agnieszka Radwanska, con cuartos de Australian Open, título en Miami y final en Wimbledon, que le permitieron estar en la pelea durante todo el año, con tres títulos y semifinales en el Masters de fin de año. Sólo le faltó un salto de calidad en los torneos importantes -excepción que cumplió en el Grand Slam londinense- para finalizar el año en el podio. Octavos de final del US Open, primera ronda de los Juegos Olímpicos y tercera ronda de Roland Garros la estacionaron en un nada despreciable cuarto lugar en el ranking.

Además, cabe destacar la enorme temporada de Kerber, la primera jugadora en el año -en agosto- en llegar a las 50 victorias y ser la quinta alemana en llegar al top-5, imitando a sus compatriotas Steffi Graf, Anke Huber, Claudia Kohde-Kilsch y Sylvia Hanika. La germana, que hizo semifinales en Wimbledon y cuartos de final en Roland Garros y Juegos Olímpicos, ganó en este año sus primeros dos títulos, en París y Copenhague. Fue parte del Masters, en un grupo durísimo junto a Serena Williams y Azarenka, a la que tuvo en jaque. En su cuadro de honor también tendrá ser la única que logró derrotar a Serena en la última parte del año, en los cuartos de final de Cincinnati, en agosto.

Kim Clijsters
Getty ImagesKim Clijsters, el gran retiro de la temporada

Y ahí se da el paso a la menor de las hermanas Williams, que en el cierre del año ganó prácticamente todo lo que jugó, salvo Cincinnati, claro. Títulos en Wimbledon, Stanford, Juegos Olímpicos (también el Oro junto a Venus), US Open y el Masters, con una racha de 31 victorias en los últimos 32 partidos; y 48 en los últimos 50 y una despedida por no presentación. Impresionante, cualquier adjetivo queda corto para la estadounidense, número tres del mundo y elegida por WTA como la mejor del año. Hasta abril defiende dos cuartos de final (Brisbane y Miami) y cuarta ronda en el Australian Open. Y en Roland Garros será todo suma, ya que en 2012 perdió en el debut.

En el rubro de menciones especiales, no se puede dejar de lado el renacer del tenis británico, con la final de Laura Robson en Cantón (cortando una sequía de 22 años sin una británica en una definición) y el título de Heather Watson en Osaka (poniendo fin a 24 años sin coronaciones), el retiro de la belga Kim Clijsters en el US Open, el campeonato de Venus Williams -en Luxemburgo- después de dos años y ocho meses, el Masters de fin de año con tenistas de ocho nacionalidades distintas, la consagración de las rusas Nadia Petrova y Maria Kirilenko en Estambul y el tremendo título de Fed Cup de República Checa, con festejos ante Serbia -final-, Italia -semis- y Alemania -cuartos- y con un plantel de lujo conformado por Petra Kvitova, Lucie Safarova, Iveta Benesova, Lucie Hradecka, Andrea Hlavackova. A su vez, mirando a este lado de la Región, también habrá que decir que no habrá latinoamericanas en el top-100 por primera vez en la historia en un ranking de fin de año.

Una temporada con muchísimas particularidades, que volvió a generar un cierto interés en el tenis femenino por las rivalidades, el buen juego y la expectativa de lo que puede llegar a mostrar Serena Williams en una cancha. En ella, sin dudas, estará puesto el foco en el inicio de 2013. La pelea en el podio junto a Azarenka y Sharapova promete un arranque de año más que atractivo.


Leonardo Ayala es editor de ESPNtenis.com. Realizó coberturas en series de Copa Davis, torneos de ATP y challenger. Fue redactor de Scrum.com, donde fue el enviado especial a la gira de Los Pumas por Gales e Inglaterra previa al Mundial de rugby de Nueva Zelanda 2011. Además cubrió tests matches por Mar del Plata, San Juan y Chaco y fue el enviado al Sudamericano de Seven en Mar del Plata 2010. Anteriormente fue editor en SportsYA y redactor en Rugbyfun. Consulta su archivo de columnas.