Argentina: lo mejor de 2012

El Top 5 de lo más destacado del año en el fútbol argentino, según ESPN.com

null
Por Fabio Dana
ESPN.com

Top 5ESPN.com

BUENOS AIRES -- Un repaso de los cinco hechos más destacados de la temporada 2012 del fútbol argentino de Primera División.


1) ARSENAL, PARA LA HISTORIA


El conjunto de Gustavo Alfaro fue la gran sopresa del primer semestre del fútbol argentino, al consagrarse campeón del Clausura 2012. Un equipo sólido, duro para cualquier rival, sin grandes figuras y armado a la medida de su entrenador, aprovechó el bajón futbolístico de Boca en el tramo final del torneo para quedarse con su primer título en Primera División. Y como si esto fuera poco, logró la frutilla de postre al vencer, también a los Xeneizes, en la final de la Supercopa, que enfrentó al ganador del Clausura con el vencedor de la Copa Argentina. Un año inolvidable para los de Sarandí.


2) VELEZ Y LA SANA COSTUMBRE


Gestiones prolijas y ordenadas desde lo institucional y lo futbolístico terminan dando resultado en el largo plazo. Y este es el caso de Vélez, que apostó a un proyecto con Christian Bassedas como manager y Ricardo Gareca como entrenador y lo mantuvo en los últimos años sin dudar ni por un instante acerca de la decisión tomada. Así, con una base de jugadores con experiencia pero sobre todo priorizando las Inferiores, los de Liniers se consagraron con autoridad como campeones del Torneo Inicial. Una receta que sigue y seguirá dándole alegrías a El Fortín.


3) RIVER PUSO LAS COSAS EN SU LUGAR


Luego de un descenso histórico a la B Nacional, River volvió a Primera División tras consagrarse campeón en la última fecha. Fue una temporada muy difícil para los Millonarios, que sintieron el rigor de una categoría dura y competitiva, donde todos los rivales se jugaban "el" partido del año frente a los dirigidos por Matías Almeyda. Pero más allá de las dudas y de las críticas que el equipo y el entrenador sufrieron por el bajo rendimiento futbolístico, River superó las presiones y logró el objetivo: regresó al lugar del que, por historia, nunca debió haberse ido.


4) CANTERO, UN EJEMPLO A SEGUIR


Javier Cantero protagonizó un hecho histórico dentro del fútbol argentino. Sí, por primera vez el presidente de un club tuvo el coraje de enfrentarse de manera abierta y terminante a los barras bravas. Tras algunas batallas la "guerra" quedó declarada cuando, en mayo pasado, decidió retirar del club las banderas y los bombos que eran propiedad exclusiva de los violentos. Una cruzada difícil en un fútbol donde muchos barras actúan bajo protección política y policial, pero que el presidente de Independiente sostiene firme día a día pese a las amenazas y los actos que buscan desestabilizarlo. Aunque desde ningún otro club se animaron a seguir sus pasos, y el apoyo político fue demasiado tibio para semejante decisión, Cantero ya ganó: cuenta con el apoyo masivo de los verdaderos hinchas del Rojo y de los que quieren un fútbol que, de verdad, sea para todos.


5) PIBES QUE SE RECIBIERON DE GRANDES


No estaban en los planes de los técnicos de movida, al menos no para que tuvieran semejante protagonismo. Pero el correr de los partidos, las lesiones de algunos titulares y el bajo rendimiento de sus respectivos equipos --y de los futbolistas más experimentados-- les abrieron las puertas de la Primera. Y no defraudaron. Ricardo Centurión, Luciano Vietto y Luis Fariña mostraron sus condiciones en el Racing de Luis Zubeldía, y le devolvieron la ilusión al sufrido hincha académico. En Boca, Juan Sánchez Miño, Leandro Paredes y Pol Fernández, por caso, le dieron frescura al equipo de Julio César Falcioni. Ni hablar de Vélez, donde Ricardo Gareca contó con el recambio de piezas clave para el título como Agustín Allione, Gino Peruzzi, Iván Bella, Francisco Cerro y Alejandro Cabral.


BONUS TRACK: EL AÑO DE MESSI


Ratificando que se mantiene como el máximo exponente del fútbol mundial, Lionel Messi selló un año inolvidable en el Barcelona, donde logró el récord de 91 goles en una temporada (sumando los del equipo blaugrana y la selección nacional). Así batió la marca del alemán Gerd Müller, quien en 1972 había convertido 85 entre el Bayern Munich y la selección de su país. Increíble, pero real.