Manningham se lesionó la rodilla

null
Servicios de ESPN.com

SANTA CLARA -- Los San Francisco 49ers todavía están evaluando los daños después de su derrota ante sus rivales divisionales los Seattle Seahawks, y los primeros resultados no son tan buenos.

Mario Manningham

Manningham

El receptor abierto, Mario Manningham, se habría roto el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior de su rodilla izquierda, informaron diversas fuentes a Adam Schefter de ESPN.

Manningham, quien ya tenía molestias por una lesión en el hombro, salió del vestuario en muletas. Tenía programado someterse a una resonancia magnética en su rodilla izquierda después de ser tacleado en la parte baja por Leroy Hill y perder el balón en el tercer cuarto.

La lesión en la rodilla terminará con la temporada del tercer líder receptor de San Francisco. Manningham (449 yardas) se ubica detrás del receptor abierto, Michael Crabtree (933), y del ala cerrada, Vernon Davis (543).

Davis debe aprobar el protocolo de conmociones cerebrales de la liga después de recibir un golpe del profundo, Kam Chancellor, en una jugada que pareció legal pero que se marcó como castigo por golpear a un receptor indefenso.

Y la racha del liniero defensivo, Justin Smith, de 185 inicios consecutivos llegó a su fin cuando quedó fuera de acción por una lesión en el codo. El entrenador en jefe de los Niners, Jim Harbaugh, se mantuvo en silencio sobre el estado de Smith, excepto para decir, "no se ha sometido a ninguna operación". Cuando se le preguntó si Smith requerirá cirugía en algún momento, Harbaugh sólo dijo, "Ya veremos".

San Francisco (10-4-1) ya había perdido al corredor reserva, Kendall Hunter (lesión en la parte baja de la pierna), al receptor abierto y especialista en devolución de despejes, Kyle Williams (rodilla izquierda), y al liniero defensivo, Demarcus Dobbs (rodilla derecha), por lesiones que pusieron fin a sus temporadas. El liniero defensivo, Will Tukuafu, se sumó a las preocupaciones de Harbaugh cuando se lesionó la espalda en contra de los Seahawks y no regresó al juego, y el apoyador reserva, Clark Haggans, se perdió el partido por una lesión en el hombro.

"Siento el liderazgo de nuestro equipo, siento la inteligencia del cuerpo de entrenadores, creo que el talento de los jugadores y su ética de trabajo harán que el camino sea más sencillo", declaró Harbaugh.

Los ruidosos aficionados de Seattle molestaron al mariscal de campo, Colin Kaepernick, y al cuerpo de entrenadores desde el principio, obligando a los 49ers a pedir dos tiempos fuera y ser castigados por dos retrasos de juego tan sólo en la primera mitad. Kaepernick completó 19 pases en 36 intentos para 244 yardas y un touchdown con una intercepción en la zona roja.

¿Qué es lo que los 49ers tienen que hacer a la ofensiva para evitar castigos y problemas con el manejo del reloj?

"Solucionarlo", sentenció Harbaugh.

"Esa es la única opción que tenemos", señaló el tackle izquierdo, Joe Staley. "Aprendes de los videos, lo ves y haces y corriges. Nuestro equipo no jugó bien".

"En lugar de ir posición por posición, o a cualquiera de las fases en particular, no creo que nadie mire atrás en esto y sienta que fue lo suficientemente bueno", expresó Harbaugh.

San Francisco buscará recuperarse para asegurar tanto el título divisional como un descanso en la primera ronda de los playoffs con un triunfo sobre los Arizona Cardinals.

La única manera en que los 49ers pueden asegurar ser el sembrado N° 2 de la NFC es con una victoria ante los Cardinals combinada con una derrota de los Green Bay Packers frente a los Minnesota Vikings. Si pierden y Seattle (10-5) gana en casa frente a los St. Louis Rams, los Seahawks se robarán la división y enviarán a San Francisco a jugar la primera ronda de la postemporada como visitante.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.