Shurmur y Heckert salen en Browns

Actualizado el 31 de diciembre de 2012
Servicios de ESPN.com

BEREA -- Los Cleveland Browns están cambiando de nuevo, después del anuncio de este lunes de los despidos del entrenador en jefe, Pat Shurmur, y el gerente general, Tom Heckert.

Tom Heckert

Heckert

Pat Shurmur

Shurmur

Sus despidos se producen un día después de que los Browns perdieron su último partido de la temporada, 24-10, contra los Pittsburgh Steelers, completando una temporada 5-11.

Shurmur se fue con marca 9-23 en sus dos temporadas con los Browns, quienes se embarcarán otra temporada baja de cambios, la única constante en más de una década de miseria. Cleveland ha perdido al menos 11 partidos en cada una de las últimas cinco temporadas y ha llegado a los playoffs sólo una vez desde que regresó a la NFL como equipo de expansión en 1999.

Parece que los Browns no pueden hacerlo bien.

Los despidos de Shurmur y Heckert son señal del comienzo de una esperada reestructuración por parte del nuevo propietario, Jimmy Haslam, y el CEO, Joe Banner, quien ha pasado los últimos dos meses identificando posibles reemplazos para sus dos posiciones más altas.

La lista de posibles entrenadores para asumir el cargo de Shurmur incluyen algunos nombres de entrenadores colegiales. Haslam podría querer hacer ruido y firmar a Nick Saban de Alabama o Chip Kelly de Oregon, quienes aún tienen que disputar tazones esta temporada. También se cree que Bill O'Brien está en la lista de candidatos de los Browns.

También hay un supuesto interés por varios asistentes de la NFL, incluyendo a Bruce Arians de los Indianapolis Colts, Josh McDaniels de los New England Patriots, Mike McCoy de los Denver Broncos, Kyle Shanahan de los Washington Redskins y Jay Gruden de los Cincinnati Bengals.

Entre los candidatos para el puesto de gerente general se encuentran: El director de personal de jugadores de los Atlanta Falcons, David Caldwell; el director de personal de jugadores de los San Francisco 49ers, Tom Gamble; gerente general asistente de los Baltimore Ravens, Eric DeCosta; y el analista de NFL Network, Mike Lombardi; quien trabajó con Banner en los Philadelphia Eagles y para los Browns cuando Bill Belichick fue el entrenador en jefe de Cleveland.

Banner prometió en una reciente entrevista con The Associated Press no poner límites en su búsqueda de un nuevo entrenador en jefe.

"No tiene por qué ser un entrenador colegial", señaló Banner, quien contrató a Andy Reid durante sus 19 temporadas con los Eagles. "No tiene que ser un entrenador en jefe profesional. No tiene que ser alguien ofensivo. No tiene que ser alguien defensivo. Estoy buscando las cualidades de una persona consistente con los entrenadores más exitosos".

El reemplazo de Shurmur será el sexto entrenador de los Browns desde 1999.

Los Browns fueron competitivos esta temporada bajo la dirección de Shurmur. Sólo que no ganaron lo suficiente.

Cleveland aún estaba en la pelea por los playoffs a principios de este mes, pero una racha de tres derrotas consecutivas --fueron apaleados por Washington y Denver en semanas consecutivas-- terminaron con cualquier posibilidad de que Shurmur conservara su empleo.

El destino de Shurmur pudo haber quedado sellado en el primer día del campamento de entrenamiento, en julio, cuando se anunció el intento de Haslam por adquirir a los Browns. Podría no haber importado cómo terminara Shurmur esta temporada debido a que Haslam, ex propietario minoritario de los Pittsburgh Steelers, estaba intentando llevar su propio personal.

La llegada de Banner forzó la salida del presidente, Mike Holmgren, quien contrató a Shurmur y Heckert pero se fue antes del final de su tercer año con Cleveland.

Shurmur, quien tenía dos años restantes en su contrato, tuvo problemas desde el inicio.

Su primera temporada con los Browns fue complicada debido al cierre laboral, privándole de la oportunidad de trabajar con sus jugadores en la temporada baja o implementar sus sistemas defensivo y ofensivo. Eligió no contratar un coordinador ofensivo, manteniendo ambas posiciones en su primer año, una decisión que más tarde aceptó que fue un error.

Shurmur cometió sus errores. Tuvo algunos problemas manejando partidos, y a menudo se cuestionaban sus llamadas. Sin embargo, el entrenador parecía estar mejorando en su segunda temporada, y merece reconocimiento por desarrollar a uno de los equipos más jóvenes de la liga. Los Browns tenían 17 novatos y 26 jugadores con dos años o menos de experiencia en su plantilla.

Heckert, quien llegó a Cleveland procedente de Philadelphia, tuvo éxito mejorando el talento de los Browns. Reestructuró un equipo avejentado, llenando a los Browns con sólidos jugadores jóvenes a través del draft. En abril reclutó en el draft al corredor, Trent Richardson; al mariscal de campo, Brandon Weeden; y al tackle ofensivo, Mitchell Schwartz, quienes tuvieron una primera temporada sólida.

Heckert también se arriesgó con el receptor abierto, Josh Gordon, en el draft suplementario, una selección que parecía riesgosa pero que dio resultado ya que el jugador de 21 años floreció en Cleveland.

Sin embargo pudo haber sido un movimiento que Heckert no pudo hacer el que lo condenó.

Los Browns fueron superados por Washington en la pelea por conseguir al preciado mariscal de campo novato, Robert Griffin III. Cleveland intentó juntar varias selecciones del draft para enviárselas a los Rams, quienes eventualmente llegaron a un acuerdo con los Redskins, quienes reclutaron a RGIII con la segunda selección global del draft.

Heckert, de 45 años, quien fue la primera persona contratada por Holmgren en Cleveland, pensaba que iba a tener cinco años para construir a los Browns, pero terminó recibiendo solamente tres. Se espera que Heckert sea contratado rápidamente, ya que se espera que más de una docena de equipo tengan lugares vacantes en sus gerencias.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.