América ovalada: Brasil, un gigante que despierta

Actualizado el 18 de marzo de 2013
Por Sabrina Otaegui
Scrum.com

Brasil
BUENOS AIRES -- Argentina es desde hace tiempo la punta de lanza elegida por la International Rugby Board para el desarrollo del deporte en el Continente, pero también el ingreso del Seven a los Juegos Olímpicos ayudó a la expansión. Sobre todo, en Brasil, que será sede de la máxima cita en 2016, en Río de Janeiro. Justamente este país es el elegido para el comienzo de esta Sección de Scrum, "América ovalada", que contará cómo se desarrolla el rugby en los diferentes países.

Si bien la verdeamarelha se caracteriza por tener un buen fútbol, el jogo bonito no quiere ser la excepción en el rugby, y en este último tiempo ha invertido y apostado en el deporte.

Ya en el inicio del 2012, la Confederación Brasileña de Rugby (CBRu) cerró un convenio con Canterbury Crusaders de Nueva Zelanda, con el fin de hacer un intercambio de entrenadores: "En el Sudamericano de XV del mismo año tuvimos asistencia de ellos y se reflejó una evolución en la parte táctica y física. Esto apenas está comenzando, ya que en principio, está sociedad será hasta 2017. Aún tenemos mucho por mejorar, pero con la ayuda de los neocelandeses este proceso será menos difícil", comentó a Scrum el capitán de la Selección de Seven Daniel Gregg.

El argentino Julián Menutti, quien defiende los colores de Brasil desde hace algunos años, destacó: "Se notan diferencias en el juego, pero principalmente en la parte física. Están focalizando en eso, algo que les pareció que faltaba mucho".

Con varios objetivos en mente, los próximos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro están en la cabeza de todos: "En los últimos siete años el rugby fue el deporte que más creció en el país. Los Juegos son el foco", declaró Menutti. Por su parte, Gregg manifestó: "Con seguridad son el mayor objetivo. Creo que en la modalidad de Seven tenemos más oportunidades de pelear por un lugar en el Mundial y de hacer unos buenos Juegos Olímpicos".

Sin embargo, las raíces del rugby siempre fueron los juveniles, y eso Brasil lo tiene muy en claro, y por medio de proyectos y sponsors logra incentivar la evolución de dichas categorías en campeonatos locales y nacionales, obviamente con una gran participación de los clubes que disputan la primera división: "Muchos equipos en Brasil poseen proyectos de chicos a partir de los 6 a 18 años", explicó Gregg, quien es coordinador del Proyecto Rugby 2016 del famoso club de fútbol Vasco da Gama y se encarga de entrenar a chicos, con el objetivo de formar nuevos atletas.

Si bien el deporte continúa siendo amateur, hay inversiones volcadas al alto rendimiento, ayudando a las selecciones principales, como sucede con la de Seven, que recibe del Comité Olímpico Brasileño 750 mil reales al año.

Por otro lado, el gobierno de Brasil tampoco es ajeno al crecimiento del rugby, debido a que otorga becas a deportistas olímpicos llamadas "Bolsa Atleta": "Hay jugadores que las ganan y otros que no, por ejemplo, todo depende si jugando un Sudamericano de Seven quedaste entre los tres primeros, o si jugaste el Campeonato Brasilero de Seven y quedaste también entre los tres", sostuvo Menutti.

Brasil será sede de los próximos Juegos Olímpicos

Sin esquivar los datos a nivel local, el desarrollo del rugby también ha sido bueno en este último tiempo. Actualmente, Brasil posee 30 mil jugadores por todo el país, mientras que la CBRu tiene 70 clubes registrados, además de alrededor de 100 instituciones que aún no participan de campeonatos oficiales o que están en formación. Por su parte, San Pablo es la región que crece con más fuerza.

El equipo verdeamarelho está por el buen camino. Grandes marcas como Heineken, autos Jac Motors (sponsor de gran peso en Brasil), Topper y Bradesco confían en la ovalada. Lo mismo sucedió con nuevos jugadores y clubes, como también la televisación en vivo del torneo local: "El campeonato brasileño se está pasando por televisión, en el canal Sportv, que tiene el mismo peso que ESPN allá en Argentina. La final del 2011 la miraron 1 millón de personas, increíble para el rugby brasileño", manifestó el back nacido en Argentina.

"Creo que el hecho de que el rugby vuelva para los Juegos Olìmpicos del 2016, en Río de Janeiro hace que haya una gran inversión de los clubes y la Confederación, sobre todo en los juveniles", sentenció Gregg.

La evolución y el sacrificio son las premisas de Brasil, que en los próximos años busca pisar fuerte en el mundo del rugby.