Ramón pondría un equipo alternativo

Actualizado el 9 de enero de 2013
DYN

BUENOS AIRES -- El plantel de River Plate realizó este miércoles su primer ensayo formal de fútbol desde su arribo a Tandil, en el cuál el entrenador Ramón Angel Díaz probó con dos equipos para los próximos compromisos de verano ante Independiente y Boca Juniors, respectivamente.

River
fotobaires.comRamón Díaz jugando al golf en práctica de River

En el tercer turno de actividad del plantel del día, la práctica se desarrolló en el estadio del club Ferrocarril Sud y el director técnico puso una línea de tres defensores en el equipo que posiblemente debute en la Copa de Verano ante Independiente, el próximo sábado en Mar del Plata.

En el bando contrario, se alistaron aquellos que probablemente serán titulares ante Boca Juniors, el 19 de enero, en el primer Superclásico del año, y en la mayor parte del primer semestre.

De esta manera, vestidos de blanco y preparándose de cara al choque con Independiente estuvieron Leandro Chichizola; Leandro González Pírez, Sebastián Silguero, Esteban Espíndola López; Luciano Abecasis, Cristian Ledesma, Walter Acevedo, Diego Martínez; Tomás Martínez; Gabriel Funes Mori y Carlos Luna.

De confirmarse este conjunto para enfrentar al equipo de Américo Gallego, se producirán los debuts de Silguero, Espíndola López y Tomás Martínez.

Enfrente, con pechera roja se alistaron: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Adalberto Román, Jonathan Bottinelli, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Mauro Diaz; Rodrigo Mora y David Trezeguet.

Este equipo duró sólo 20 minutos en cancha y posteriormente se produjeron numerosas variantes, entre ellas el ingreso del delantero Federico Andrada para los de blanco, autor del único gol de la práctica.

Los defensores Jonatan Maidana, Germán Pezzella y Ramiro Funes Mori, y el mediocampista Martín Aguirre trabajaron aparte y realizaron tareas kinésicas en el gimnasio del hotel. Mañana, el plantel practicará en doble turno, a la espera del primer amistoso y poniendo el foco en el inicio del campeonato.

Por otra parte, para darle ritmo futbolístico al plantel, aquellos jugadores que no enfrenten a Independiente podrían disputar un amistoso este sábado ante el Shangai Shenhua de China, dirigido por el ex entrenador del seleccionado argentino Sergio "Checho" Batista.

En tanto, en Buenos Aires aguardan obtener dinero fresco con la venta del volante Ezequiel Cirigliano para poder acceder a nuevas incorporaciones.

Paradójicamente el mediocampista central no participó de la práctica de fútbol de hoy y solo ensayó fútbol-tenis junto a otros compañeros.

Hasta el momento el único que mostró interés por Cirigliano fue el equipo ruso Anzhi Makhachkala, que habría ofrecido cerca de 6 millones de euros por el 70 por ciento del futbolista, aunque en su momento el jugador quería estar más cerca de Italia, donde vive su padre.

Además, la llegada del delantero Juan Manuel Iturbe sigue sin resolverse, añadiéndose cada día más obstáculos. Es que en las últimas horas, el Porto mostró interés por el atacante de Racing Club Ricardo Centurión y ofrecería una parte del pase de Iturbe y la posibilidad de que juegue en la institución de Avellaneda, dejando fuera de juego a River.

En el Monumental, en tanto, se movieron aquellos futbolistas que ya no serán tenidos en cuenta por Ramón Díaz, los defensores Luciano Vella y Carlos Arano, además del arquero Daniel Vega.

RAMÓN APUESTA EN GOLF
En el entrenamiento del miércoles, Ramón Díaz se cruzó en el Club de Golf con un hincha de Boca que le tiró alguna broma y el técnico terminó desafiándolo a un mano a mano por "una casa".

Un par de golfistas habría lanzado unos swing (disparos largos) pasando la pelota cerca de los futbolistas y uno de los golfistas habría hecho señas de ser hincha de Boca haciendo señas de la franja al medio del torso.

Cuando se terminaba el entrenamiento, Ramón Díaz se acercó, preguntó qué pasaba y le pidió el palo de golf para distender.

Ramón, residente en Nordelta y a metros de una cancha diseñada por el mejor golfista del mundo, Jack Nicklaus, tomó correctamente un hierro, con golpe fallido.

Ante ello y alguna sonrisa del dueño del palo, le largó el desafío "te juego una casa".

El segundo tiro ya fue otra cosa. Largaron como al vuelo encontrarse el domingo.