Raíces gitanas de Tyson Fury

Actualizado el 10 de enero de 2013
Por Nigel Collins
ESPN.com

Tyson FuryChristopher Lee/Getty ImagesEl británico Fury Tyson tiene sangre gitana y no ha dudado nunca en presumir de ello
Recuerdo cuando era niño haber visto los carros de los gitanos tirados por caballos rodando por las carreteras del país mientras crecía en la Inglaterra rural. Estos medios de transporte coloridos y las personas que viajaban en ellos me fascinaban. Su estilo de vida seminómada parecía terriblemente romántico -- una percepción que compartí con mi padre, quien siempre hablaba bien de ellos.

Una tarde soleada, me llevaron a un campamento gitano, donde una anciana nos invitó a su remolque ricamente decorado y nos hizo té. Cuando llegamos a casa, no le dijimos nada a mi madre sobre el asunto. Ella creía que los gitanos eran ladrones de ropa tendida y que se robaban los niños. Lamentablemente, esta actitud de mente estrecha era la que prevalecía en ese momento y, en un grado significativo, sigue presente hoy.

Un informe del 2011 emitido por Amnistía Internacional, el organismo de control de derechos humanos, dijo que "se lleva a cabo una discriminación sistemática en contra de hasta 10 millones de gitanos en Europa". Ha sido así durante mucho tiempo: A partir de la Enclosure Act de 1857, que impidió a los gitanos acampar en pueblo verdes, Gran Bretaña ha aprobado muchas leyes adicionales que han hecho prácticamente imposible el viejo camino de la vida de gitano. Por tanto, no debe haber sido una sorpresa cuando el contendiente de peso pesado invicto Tyson Fury arremetiera contra la discriminación que tanto él como su pueblo han sufrido.

"No somos nada en esta sociedad", declaró Fury a Boxing News. "Se nos considera peor que la tierra en los zapatos de la gente. Podemos ser empujados por ahí debido a esos puntos de vista. Podemos ser abusados porque no tenemos ningún derecho. Esa es la forma en que ha sido siempre y así es como será siempre. "

Hay dos grupos de "gitanos" en el Reino Unido -- los romaníes y los nómadas irlandeses. Se cree que los romaníes salieron del subcontinente indio en algún momento durante el siglo 13 y emigraron al oeste de Europa. Los nómadas irlandeses son una clara minoría étnica irlandesa que se separó de la comunidad establecida de Irlanda hace por lo menos 1,000 años atrás. Fury es un miembro orgulloso de los nómadas irlandeses.

Los romaníes y los nómadas irlandeses comparten culturas similares, incluida una rica tradición de boxeo a puño limpio. A pesar de que de vez en cuando hay grandes sumas de dinero en juego, estas peleas ilegales generalmente se realizan para resolver enemistades y otras disputas. Esto es algo vicioso y produce hombres hechos a la medida para el cuadrilátero.

El boxeo siempre ha acogido forajidos carismáticos, y desde el principio los gitanos se sentían que estaban en casa. No sólo podían pelear, los gitanos tienen una figura elegante y llevaban una vida audaz y libre que el resto de nosotros sólo podíamos imaginar -- los cuales le ayudan a destacarse en un campo lleno de casos difíciles.

El más famoso fue "Gypsy" Jem Mace, un campeón del mundo y superestrella de la época victoriana. A pesar de su violenta y áspera profesión, el trotamundos Mace era un hombre del Renacimiento que, además de ser un boxeador talentoso, también era un consumado violinista, custodio, hotelero y tanto artista de circo como propietario. Era un conocido de Charles Dickens, visitó a la reina Victoria y es ampliamente reconocido como "el padre del boxeo moderno" debido a las avanzadas técnicas de combate que utilizó. Hay, sin embargo, una advertencia inconveniente: Mace podría no haber sido un gitano.

La afirmación, tantas veces repetida, de "que tengo sangre gitana en mis venas, es completamente falsa", escribió Mace en su autobiografía, "50 años de un boxeador". Esta posición se ve reforzada por Graham Gordon en su biografía completa del 2008, "Maestro del Cuadrilátero: La vida de Jem Mace, el padre del boxeo y la primera estrella deportiva global". Tanto Gordon como Mace y atribuyen la denominación de "gitano" al hecho de que el primo de Jem y amigo de por vida, Pooley Mace, era medio romaní. Aun así, la duda permanece.

En su biografía, "Gypsy Jem Mace: primer campeón mundial de peso pesado", escribió el tataranieto de Mace, Jeremy Poolman, "Fue su gitana necesidad por la libertad que le hizo caminar a la edad de seis meses" y lo que "le hizo vagar por calles de tierra durante horas como un niño". Por otra parte, la solapa del libro de Poolman Jem plantea que era "el hijo de un ebanista Norfolk y un gitano húngaro". También es posible que Jem haya negado su herencia gitana, simplemente por el estigma social asociado. Nosotros probablemente nunca sabremos con certeza, pero ¿importa tanto? Buscó y batalló su rol. En el mundo del deporte y el entretenimiento, la imagen es a menudo más importante que la realidad.

Uno de los boxeadores gitanos más antiguos e intrigantes fue Benjamin Boswell, quien llevaba una doble vida como un salteador de caminos y pugilista profesional. Durante la primera mitad del siglo XVIII era un participante regular en el "Great Booth at Tottenham-Court," donde los clientes pagaban hasta tres chelines para verlo pelear. De acuerdo a la "Historia del Premio del Anillo" de Pugnus, Boswell utilizó su carrera "como una cobertura para sus actividades de más dudosa reputación". Nada se sabe sobre la vida de Boswell después que terminó sus días de combates, pero en su libro "A la altura", el historiador Tony Gee especuló que es "altamente probable que recurriera a la profesión de salteador de caminos de forma más regular".

El pase de lista de los boxeadores gitanos exitosos desde los tiempos de Boswell es largo, pero hombres como George "Digger" Stanley (se dice que fue el nieto de la reina gitana Alice Stanley); Johnny Frankham (quien peleó dos combates épicos con Chris Finnegan, ganando el título británico en la primera y perdiéndolo en la revancha); Francie Barrett (un miembro del equipo olímpico irlandés de 1996), y Michael Gomez (a veces llamado "el mexicano irlandés") integrarían cualquier lista. Además de Furia, el boxeador gitano más destacado de hoy día es Billy Joe Saunders -- un romaní de Hertfordshire que representó al Reino Unido en los Juegos Olímpicos del 2008. En la actualidad tiene 16-0 (10 nocaut) como profesional y es el actual campeón de peso mediano de Inglaterra y el Commonwealth.

Es Fury, sin embargo, de 6-pies-9 pulgadas, quien tiene la mejor oportunidad de eclipsar a Mace como el boxeador gitano más famoso de todos los tiempos.

"Es importante recordar que Fury cuenta apenas con 24 años. Es alguien que no puede alcanzar la plena madurez física, emocional o psicológica por otros 10 años", dijo Tris Dixon, editor de Boxing News. "Mis puntos sobre Tyson eran siempre los mismos: demasiados cambios en los entrenadores, no asentarse en sus golpes y el no pegar según su peso. Sentí que un entrenador de alto perfil lo inspiraría, y aprendió mucho sobre cómo lo hacían los hombres grandes, cuando estaba trabajando (como sparring) con Emanuel Steward y Wladimir Klitschko. Pero bajo su tío Peter parece haber mejorado su condición física y la disciplina en la pelea, y ambas cosas son la claves. Fury tiene muchas herramientas a su disposición  siendo la altura y el alcance los más obvios -- pero lanza buenas combinaciones para ser un hombre grande y también trabaja el cuerpo. Puede pelear, pero puede boxear, también, y no hay necesidad de apresurarlo, con los Klitschko entrado en años".

Fury, 20-0 (14 nocauts), está envuelto en una rivalidad con David Price de Liverpool, ganador de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos del 2008 y 15-0 (13 nocauts) como un profesional. Es evidente que Fury no trata de ser políticamente correcto y ha dirigido una andanada de insultos homofóbicos a Price en un intento de provocarlo a un enfrentamiento. Ese tipo de táctica pudo haber alienado algunos aficionados pero ni de lejos tanto como los que atrajo. La creciente legión de seguidores de Fury parece deleitarse en sus comentarios escandalosos y tweets, y una pelea con Price sería una atracción del tamaño de un estadio de fútbol en el Reino Unido. Si la pelea se celebrará mañana, Price, un boxeador más pulido y más difícil de golpear, sería el favorito. Pero eso es lo que dijeron cuando Mace combatió con Tom Allen en 1870.

Mace había estado ocupado haciendo giras de dinero fácil y exhibiciones de boxeo, y no había participado en una pelea seria en casi cuatro años. También era más pequeño y nueve años mayor que Allen. Aun así, una superior habilidad de Jem lo llevó a la victoria en 10 asaltos y un premio de $ 2,500. Hoy en día, hay una estatua de tamaño natural de Mace y Allen cerca del lugar donde pelearon en el LaSalle's Landing, en lo que hoy es la ciudad de Kenner, Louisiana.

Si alguna vez se erige una estatua de Fury, lo mejor de todo será que sabemos con seguridad que el peleador inmortalizado en bronce es un verdadero gitano.