Piqué criticó el trato a Mourinho

Actualizado el 14 de enero de 2013
EFE

BARCELONA -- El central barcelonista Gerard Piqué ha criticado hoy el tono de la prensa deportiva, tanto de Madrid como de Barcelona, y ha comentado que a Mourinho "se le permitía todo cuando ganaba" y ahora ya no, algo que no le parece "correcto" al defensa azulgrana.

Piqué
Getty Images El defensor dijo que a Mou le "permitían todo"

"Cuando el Real Madrid ganaba, a Mourinho se le permitía todo. Vino aquí al Camp Nou, le puso el dedo a Tito y ¿cuántos partidos le pusieron? Cero", ha recordado Piqué.

El barcelonista pide coherencia a los medios: "Entonces, ahora que el Real Madrid pierde, que Mou se carga a Iker, que encierra a un compañero vuestro en una habitación ¿lo criticáis? A mí no me parece correcto. Mou siempre ha sido así, desde el primer día que llegó, el problema es cuando ganaba se le permitía todo y ahora no".

Piqué considera que la prensa no tiene que ser así. "Lo digo también por la prensa de Barcelona. El Barça no lo hace todo bien, lees las portadas de Mundo Deportivo y Sport y parece que siempre el Barcelona lo hace todo bien y el Real Madrid todo mal", ha insistido.

Cree el defensa barcelonista que cuando un periodista "pierde la imparcialidad" es cuando se hacen las cosas mal. "Hay que tratar las cosas con más imparcialidad y lo digo por los dos bandos, por Madrid y por Barcelona, no quiero que suene solo a crítica hacia Madrid", ha insistido.

A pesar de la diferencia de dieciocho puntos sobre el Real Madrid, Piqué no descarta al equipo blanco hasta que "matemáticamente no esté muerto" y no tenga opciones para ganar el campeonato.

"Siempre lo consideraría (al Real Madrid), por su historia, por su grandeza... El Real Madrid tiene algo diferente, pero nosotros tenemos que seguir a lo nuestro, ganando nuestros partidos", ha comentado.

Piqué no considera que el Real Madrid tirara el partido que empató el sábado en Pamplona (0-0). "Es un escenario complicado y jugaron sin cuatro o cinco grandes jugadores. La actitud (del equipo) fue buena. El Real Madrid no se ha basado en su buen fútbol, gana porque se come al rival. Nosotros fuimos a Pamplona y ganamos de milagro", ha recordado.

"EL VESTUARIO NO SE SIENTE INVENCIBLE"
Gerard Piqué no considera que el equipo de Tito Vilanova se sienta invencible y ha recordado que cuando se tiene esta sensación es cuando se está "más cerca de perder".

En una rueda de prensa en la ciudad deportiva barcelonista, Piqué considera que el equipo está capacitad para superar los elogios que "hacen más mal que bien" y ha recordado que después de cerrar una primera vuelta casi perfecta (55 puntos sobre 57 posibles), el Barça ha dado "un paso en la Liga", aunque "aún queda mucho".

"Si tienes la sensación de ser invencible, podrían entrar en el campo sin ganas de ganar, sin intensidad. Tenemos que salir con la misma dinámica que nos está dando mucha confianza en los partido", ha insistido.

Piqué no es capaz de opinar sobre si este equipo juega mejor que el que dirigió Pep Guardiola. "Es algo intangible y habrá opiniones para todos, pero estamos haciendo un gran juego, pero lo que cuentan son los títulos, llegar a mayo con opciones a los tres títulos. Eso es lo que hicimos con Pep y lo que esperamos hacer con Tito", ha recalcado.

Sí tiene claro que existe margen de mejora y que "tocar techo" en el juego "no se toca nunca". Recuerda Piqué que cuando el Barça conquistó el triplete parecía que era el mejor equipo azulgrana de la historia, pero después llegó el mismo Barça y mejoró su juego, como lo demostró en la final de la Champions que derrotó al United en 2011.

"Tenemos la misma base, hemos fichado a jugadores, pero te tienes que ir mejorando y encontrar nuevos retos. Estamos a un nivel muy bueno", ha insistido Piqué, quien insiste en que "los elogios siempre debilitan", pero que el equipo está preparado para todo.

El central barcelonista ha comentado que el equipo aprendió del juego del año pasado, cuando no estuvo tan bien. "El año pasado fue un toque de atención para todos, pero no es lo mismo estar siete puntos por detrás, que ir delante en la clasificación. El año pasado fuimos por detrás y cuesta mucho jugar yendo por detrás", ha opinado.

Para aguantar el ritmo competitivo, el Barça tiene, además de la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones, competiciones que le van a venir bien al equipo para "mantener el tono".

"Será un no parar, pero a nosotros nos va mejor jugar cada tres días que solo los fines de semana. Eso permite que juguemos todos y eso va muy bien para la competitividad del equipo", ha insistido.

No tiene la sensación de que Vilanova disponga de un equipo base y, como ejemplo, ha recordado el juego que realizó ayer Thiago, quien saliendo desde el banquillo marcó un gran gol.

Pero quien está por encima de todos es, según Piqué, Sergio Busquets. "Siempre lo comentamos con Mascherano o con Puyol. Jugar con Busquets nos da mucho atrás para los centrales, porque tácticamente es un diez, pero también lo es en ataque. Lee muy bien los aspectos del juego, nos deleita en cada partido. Lo que más da es sentido táctico", ha indicado.