Aranguren: "Era ahora o nunca"

Actualizado el 16 de enero de 2013
Por Martín Ignacio Campana
Scrum.com

UAR
BUENOS AIRES -- El segunda línea de CUBA, Felipe Aranguren, emprendió su primera experiencia europea al embarcar con destino francés, más precisamente para incorporarse al colista del ProD2: Massy. El hombre de Villa de Mayo cumplirá el sueño de jugar en el rugby profesional a los 28 años, tras un 2012 excelente, tanto en su club como en los distintos seleccionados nacionales.

Felipe llega a Francia, hasta junio como joker médico por la lesión de César Delarue; al mismo tiempo que resigna participar con Pampas XV de la Vodacom Cup 2013. Sobre su baja del plantel Senior, de la UAR, que comanda Daniel Hourcade, el forward afirmó: "Es una pena no poder estar con los chicos y perderme esta pretemporada que comienza, pero tengo que aprovechar la oportunidad".

- ¿Cómo se dio tu incorporación a este club del ProD2 francés?
- Se dio todo muy rápido. Un amigo de Pueyrredón que está trabajando en Francia, me preguntó si estaba como para ir a jugar a este equipo, que precisaban gente y dije que sí.

- ¿Con qué objetivo vas?
- Voy con muchas expectativas, con ganas. Está muy bueno. Tal vez el equipo no está en la mejor posición de la tabla ya que se encuentra último, pero, me parece que la experiencia es positiva.

- ¿Qué sabés de tu nuevo club?
- Todavía no sé mucho con respecto al club, pero tengo muchas ganas de ir y jugar. Voy hasta el final de la temporada, ya que me desempeñaré como joker médico.

- Te costó tomar la decisión de abandonar los Seniors...
- La verdad es que sí. Fui al SIC a despedirme de los chicos en el entrenamiento, dudé mucho, lo pensé, pero siempre tuve ganas de ir a jugar afuera, de estar en el rugby profesional. Me parece que era ahora o nunca, y tuve que dejar de lado la Vodacom por esta oportunidad.

- ¿Pensás en poder quedarte en Europa cuando concluyan estos primeros seis meses?
- Todavía no arreglé nada, no tengo mucha idea de cómo se maneja este tema. Pienso apretar estos seis meses, lograr jugar y ganarme un lugar en el equipo. Tratar de no volverme loco, no mirar más allá de este semestre. Si me pongo a ver más adelante, por ahí no me puedo concentrar en los partidos.