El momento de brillar

Michael Turner deberá volver a cargar con el juego terrestre de los Falcons

Actualizado el 17 de enero de 2013
Pat Yasinskas Por Pat Yasinskas
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

Michael TurnerUSA TODAY SportsMichael Turner deberá volver a asumir un papel protagónica en la ofensiva de los Atlanta Falcons.

FLOWERY BRANCH -- Los Atlanta Falcons necesitan de Michael Turner, por ahora.

Quizás no sea por más de dos encuentros, pero los Falcons necesitan que Turner sea el corredor que fue el domingo pasado ante los Seattle Seahawks, y el jugador que había sido en las cuatro campañas previas.

Si van a tener una oportunidad de derrotar a los San Francisco 49ers en el Juego de Campeonato de la NFC el próximo domingo en el Georgia Dome, los Falcons necesitan que Turner les brinde al menos algo que se parezca a un juego terrestre.

Turner no necesita ser el estelar que fue en el 2008, cuando acumuló 1,699 yardas y 17 touchdowns, porque los Falcons han hecho la transición para convertirse en un equipo primordialmente aéreo, con Matt Ryan, Roddy White y Julio Jones en los roles protagonistas. Pero ante una defensiva de San Francisco que es talentosa como cualquiera que haya enfrentado los Falcons, Turner necesita ser más que un jugador de reparto, como lo fue en la campaña regular.

Pero, por trillado que suene, quizás el plan siempre fue conservar al corredor de 30 años de edad durante la temporada regular, para soltarle las riendas en la postemporada. El entrenador en jefe de Atlanta, Mike Smith, es tan franco como cualquiera en la liga, y lo recuerdo diciéndome desde la reunión de propietarios de la NFL en marzo pasado, que deseaba limitar los acarreos de Turner. Smith repitió esa frase a lo largo de toda la pretemporada.

"Es algo de lo que hemos hablado por varios años", explicó Turner en entrevista telefónica el miércoles. "El coach Smith me dijo varias veces que deseaba disminuir mi número de acarreos. Pero simplemente nunca aconteció porque no era lo correcto. Luego, este año, fue verdad".

Turner acarreó el ovoide solamente 222 veces para 800 yardas. Siguió siendo el titular, pero compartió minutos con el jugador de segundo año Jacquizz Rodgers, y la repartición fue tan pareja como jamás se podrá ver. De acuerdo a ESPN Stats & Information, Turner estuvo sobre el campo en 503 jugadas, y Rodgers participó en 502 jugadas.

Cuando Turner estuvo sobre el campo, no parecía el jugador que solía ser el punto focal de la ofensiva, como en las campañas previas. A menudo lucía lento, y solamente promedió 3.6 yardas por acarreo, casi una yarda completa por debajo de su promedio del 2011. Su promedio por acarreo lo colocó Nº 39 entre corredores de la NFL con acarreos significativos. Turner registró apenas dos encuentros de 100 yardas terrestres: 103 ante los Carolina Panthers, y 102 ante los Dallas Cowboys.

A lo largo de la campaña, Turner jugó el rol de hombre de confianza, y dijo estar a gusto con un papel reducido. Pero Turner ahora admite que no siempre estuvo feliz.

"Me guardé mis emociones, pero sí, fue duro para mí", declaró Turner. "Fue duro. Hubo partidos en que estaba recibiendo de 10 a 14 acarreos y no estaba contento con ello. Siempre me he acostumbrado a obtener un ritmo durante el partido, y no estaba recibiendo la oportunidad de establecer ese ritmo. Diría que me tomó probablemente la primera mitad de la campaña acostumbrarme a este nuevo rol''.

Turner todavía finalizó con 10 touchdowns terrestres, uno recibiendo pase, y se encargó de la mayoría de situaciones de corto yardaje. Conforme avanzó la temporada, los Falcons parecían confiar más y más en Rodgers.

Los Falcons estaban ganando, y eso ayudó a que Turner aceptara su rol disminuido.

"Con Jacquizz y Jason Snelling [otro corredor reserva], todo funcionaba y finalmente fuimos capaces de hacer lo que decía el coach Smith", admitió Turner. "La fórmula funcionó y estábamos ganando. No se puede discutir en contra de las victorias".

Y quizás no hay que discutir con Smith. Toda la temporada, siempre que se le preguntaba al entrenador en jefe sobre cómo lucía de inefectivo Turner o sus pocos acarreos, Smith siguió insistiendo en que llegaría el momento en que los Falcons necesitarían un partido grande de su corredor.

Ese día arribó en la Ronda Divisional ante los Seahawks. En un día en que la defensva de Seattle estaba enfocada en frenar el juego por aire de Atlanta, Turner lució joven nuevamente. Acarreó el ovoide en 14 ocasiones para 98 yardas. El otro lado de la moneda es que la amenaza del juego terrestre permitió a Ryan completar ocho de 12 pases con engaño de carrera para 87 yardas y tres touchdowns.

Turner aportó balance a la ofensiva, y eso es algo que serviría a los Falcons en contra de una defensiva de San Francisco que cuenta con seis jugadores de Pro Bowl.

"Es el mejor 7-frontal que hemos enfrentado todo el año, probablemente la mejor defensiva que hemos enfrentado en todo el año", explicó Turner.

La otra cosa que repitió Smith al hablar de Turner fue que el objetivo de limitar los acarreos del corredor de 30 años de edad era para mantenerlo fresco, y por motivos de salud en la postemporada.

"Es aparte funcionó", aceptó Turner. "Tuve como 100 acarreos menos de lo que acostumbro. Si te deshaces de todos esos golpes, te vas a sentir muy bien".

Pero la realidad es que Turner cumplirá 31 en menos de un mes, y está cargando con una cifra en contra del tope salarial de 5.5 millones de dólares para el 2013. Rodgers ha seguido mostrando señales de que puede asumir un rol mayor.

Todo eso ha generado especulación de que los Falcons podrían sumar a un corredor vía draft o agencia libre para emparejar con Rodgers, y soltar a Turner.

"Siento que aún puedo dar algunos años más", explicó Turner. "La gente olvida que no jugué demasiado en mis primeros cuatro años [en San Diego]. No pienso que mi cuerpo se esté desgastando".

Los Falcons pueden sentarse y ponderar el futuro de Turner en la temporada baja. Pero eso puede esperar.

Por ahora, los Falcons simplemente esperan que un Turner descansado les pueda aportar dos juegos grandes más.


Pat Yasinskas se unió a ESPN.com en enero del 2008 después de cubrir a los Carolina Panthers para The Charlotte Observer por nueve temporadas. Inició su carrera periodística en The Tampa Tribune en 1990. Consulta su archivo de columnas.