Mikey García y su gran oportunidad

Actualizado el 17 de enero de 2013
Por Sadiel Lebrón
Especial para ESPNDeportes.com

NUEVA YORK -- Mientras observaba a su hermano Roberto entrenar y pelear en eventos de boxeo importantes, Miguel Ángel García, a quien cariñosamente se le conoce como Mikey, ansiaba algún día llegar a ser llamado "campeón mundial" como se le conoce a "Robert".

Por eso a los 14 años se inició en el boxeo de la mano de su padre Eduardo y del mayor de sus hermanos, Daniel. Pero esto requería un balance con los estudios o una carrera profesional y por eso decidió ingresar a la Academia de Policía del Condado de Ventura, en California, en donde se graduó como Oficial.

Sus inicios fueron buenos. Derrotó, incluso como amateur, al ahora invicto campeón Danny García, quien mandó al retiro al gran Érick "El Terrible" Morales, el pasado mes de noviembre, en Brooklyn. Pero 'Mikey' quería tener ese balance, estudios y el deporte, por lo que la Academia era su principal preocupación.

Pero su amor al boxeo lo llevó a meterse de lleno al profesionalismo, haciendo su debut en 2006, de la mano de Bob Arum y su Top Rank, su actual promotor. De inmediato causó sensación ganado títulos regionales de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en el peso súper gallo.

Ahora, siete años después, con 25 años encima y una marca de 30-0, 26 KOs, tiene la oportunidad de pelear por primera vez por un título mundial cuando enfrente el sábado 19 en el Madison Square Garden al experimentado Orlando Salido, para decidir el campeonato súper gallo de la OMB.

"Esta es la gran oportunidad que he estado esperando. He entrenado duro para este momento", dijo un emocionado Garcia a ESPNDeportes.

Sin embargo, sus detractores comentan que su foja invicta ha llegado ante rivales sin brillo y que la pelea de Salido será su verdadera prueba de fuego y mostrará su verdadero valor en el cuadrilátero.

Para su padre, el Sr. Eduardo, sin embargo, Mikey ya ha probado que merecía esa oportunidad elusiva de fajarse en el ring por un cinturón, y echa por tierra algunos comentarios que se han hecho sobre su hijo respecto a su capacidad y edad, y de que los rivales ante los que ha obtenido sus triunfos no son de primer orden.

"Él está listo. Muchos comentarios se han dicho sobre su experiencia. Yo no tengo problemas con eso, no estoy pendiente de la experiencia, porque la experiencia se transmite. Un jovencito de 22 0 23 años ya puede tener bastante experiencia por lo que le enseñan. Así que no tenemos muchos problemas con eso. Mikey está listo; llegó su momento, y yo creo que lo va a aprovechar", dijo el patriarca de la familia de boxeadores, quien es también su entrenador.

Esto es obviamente un reto doble. Darle la razon a su padre y vencer a Salido.

El campeón, de Sonora, México, con marca de 39-11-2 con 27 por la vía rápida, a parte de ser un boxeador incómodo por su estilo. Es un veterano de mil batallas, de 16 años de experiencia, que no está dispuesto a dejarse vencer por un boxeador que ha peleado menos que él y que es siete años más joven. También está el Madison, una arena donde han peleado grandes como Muhamad Alí, Miguel Cotto, Shame Mosley, entre otros.

"Yo no siento presión por el Madison Square Garden, o del público o de la función. Yo más bien siento mucha ambición y estoy contento de estar en donde estoy. Quiero dar al público una gran pelea para ser mencionado en esas grandes peleas que se han hecho en este lugar, el Madison Square Garden. Entonces, dar una buena pelea y coronarme campeón mundial en este lugar significará más que una pelea de campeonato mundial que se hiciera en cualquier otro lugar", expresó Miguel Ángel.

El nativo de Moreno Valley, California, tiene a su favor varios puntos. Entre ellos que es entrenado por Robert García, que a su vez es el entrenador de los actuales campeones mundiales Nonito Donaire, Brando Ríos y Marco Maidana. De hecho, Ríos ha servido de sparring en sus entrenamientos para la pelea. También su pegada. Viene de vencer en ocho asaltos a Jonathan Barros el pasado 2 de noviembre, sumando así su nocaut 13 en 14 peleas.

Esto es un buen indicativo de su potencial, pero García no se duerme en sus laureles y sabe que Salido también tiene lo suyo, y que por algo es el monarca y el hombre a vencer.

"Hemos mirado videos de él, pero ya lo conocemos desde antes. Sabemos que es muy peligroso, que tiene mucha resistencia. Su determinación por la victoria nunca lo hace quebrarse mentalmente, no se da por vencido", dijo Mikey. "Aunque lo tumben él se para con las mismas ganas de ganar, y lo ha hecho, lo ha demostrado en sus peleas. Eso es lo más fuerte de él. Más fuerte que su pegada, más fuerte que los guantes, más fuerte que su rapidez. Su determinación, el corazón que tiene, como un campeón que es. Pero hemos mirado sus peleas y estoy seguro que lo puedo vencer", aseveró el retador.

De ganar, García se sumaría a la larga lista de campeones méxico-estadounidenses y de otros que han salido del gimnasio familiar La Colonia, y otro más para su hermano, además de su consagración total en el boxeo rentado. De perder, la posibilidad de otro reyerta mundialista se esfumaría y que tal vez no le vuelva a ocurrir.