Pocos cambios

Casi todos empataron en la cima de la tabla, excepto Juventus y Milan que treparon

Actualizado el 21 de enero de 2013
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Juventus goleó 4-0 a Udinese
La Vecchia Signora aplastó a Udinese 4-0 y suma 5 puntos por encima de Lazio.Tags: serie a, juventus, udinese
Lista de videos video

ROMA -- Hace una semana hablábamos de cómo la Cátedra de la Táctica se ponía emocionante, reñida y equilibrada. Superada otra fecha, la 21ª, el discurso no cambia mucho: en efecto, Juventus con su triunfo aumentó la distancia, pero dos puntos más no cambian demasiado la historia, especialmente considerando que la Vieja Señora no dejó nunca de ser el único verdadero candidato al título.

Milan, con su éxito, logró treparse rebasando a Roma, pero la zona Champions luce estar demasiado lejos y difícilmente logrará meterse nuevamente en ese pelea, así como Roma, única verdadera novedad de esta jornada, que parado por un empate local ante Inter puede decirle adiós a su sueño de terminar el campeonato entre los primeros tres de la clasificación.

Los nerazzurri, por su parte, no perdieron ni ganaron nada, puesto que también Lazio, Nápoli y Fiorentina igualaron (los dos últimos entre ellos) y así la pelea ahí arriba sigue abierta y muy pareja, si bien el Águila y el Burro lucen tener algo más respecto a milaneses y florentinos.

En zona descenso, todo se complica aún más para Palermo y Genoa, mientras que Siena dio señales de estar aún vivo y de querérsela jugar con todos, aún con la esperanza de poderse salvar (cosa que es aún plausible a pesar de la pesada penalización de seis puntos sufrida).

APPogba ya da que hablar en Juventus

EL ÚNICO CANDIDATO
El campeonato sigue interesante y reñido, y los dos puntos que le devolvieron a Nápoli (los que injustamente le habían sacado) le pusieron a los bianconeri otro rival más. Sin embargo, como venimos diciendo hace tiempo, Juventus no tiene rivales este año y sólo un error proprio puede hacerle perder el título.

Claro, las dificultades no serán pocas: como se vio en las dos primeras jornadas del campeonato, no es fácil mantener el paso sin perder algo en enero cuando se pelea en tres frentes, con la obligación de hacer "turn-over" y de plantear una preparación navideña que previera tener brillantez física desde febrero hasta mayo (en previsión de la Champions).

En ese contexto, el peor momento de la Vieja Señora tiene que llegar, porque aún cuenta algunos ausentes importantes, como Chiellini, Asamoah, Pepe y Pirlo, pero en las dos próximas semanas deberá jugar a cada tres días, enfrentándose en dos ocasiones a Lazio, de ida y vuelta, en la semifinal de Copa Italia.

De todas maneras, el equipo de Conte ante Udinese demostró todo su poder, aún con unos cuantos titulares no disponibles, superando a un rival de todo respeto con una clamorosa goleada. Además, algunas de las "segundas líneas" tienen todo lo necesario parar jugar con la misma categoría y nivel de los titulares: es el caso de Pogbá, un muchacho que si sabe abandonar las actitudes a lo "Balotelli" podrá ser ya desde el futuro próximo uno de los mejores volantes del mundo.

A pesar de todas estas consideraciones, Nápoli y Lazio siguen ahí, un poco porque apuntarle al Sol es la mejor manera para atrapar las nubes, como dice el refrán, pero también porque ambos sueñan con un tropezón inesperado de Juventus que le permita superar sus expectativas y concretizar un sueño.

En fin de cuentas, en la pasada campaña Milan era el favorito y terminó regalando el título. Claro, Burro y Águila tienen que jugar en Europa League, mientras que la Juve, en la campaña anterior, se dedicó sólo a campeonato y copa nacional. Pero sobre todo el equipo de Mazzarri cree aún en el milagro, sobre todo porque cuenta con Cavani, el mejor delantero de la Serie A.

El Matador alcanzó los 100 goles en Serie A anotando el 1 a 1 en Florencia, en un partido en el que los celestes merecían algo más de lo que cosecharon, en una cancha en la que sufrieron todos los que jugaron. Los violetas tenían la coartada de los 120 minutos de copa jugados ante Roma el miércoles, lo que sin dudas le sacó energías. Pero a pesar de todo supieron jugar con calidad y atención y es algo que le va reconocido a este grupo realmente maravilloso y sorpresivo.

Al final, ambos tuvieron que conformarse con un empate, que lo deja a Nápoli aún segundo, gracias a esos dos puntos que le devolvieron durante la semana. A tal propósito, hay que preguntarse quien le devolverá al Burro la fatiga, la presión y la eliminación de Coppa Italia sufridos durante el periodo en el que sumaba dos unidades menos y no podía contar con su capitán, Cannavaro. Algo que la misma ley ratificó injusto anulando la sentencia anterior.

OTRO CANDIDATO MENOS
Segundo, junto a Nápoli, está Lazio. El equipo de Petkovic, que venía de haber favorecido de un yerro del referí, esta vez pagó un error del juez de línea, quien le anuló un gol regular para el 2 a 0.

De todas maneras, a pesar de haber condimentado ese episodio con "regalitos" propios, los capitalinos supieron reaccionar y lograron cuanto menos evitar la derrota, poniendo así su 15° resultado útil consecutivo.

APTodavía falta el acuerdo entre los clubes

El empate en Palermo explica por qué Lazio no puede considerarse candidato al título, pero su excelente marca, de contra, argumenta lo contrario. Sin duda alguna los albicelestes son grandes candidatos para clasificar a Champions, especialmente ahora que la pelea parece jugarse entre cuatro equipos.

En efecto, a parte Nápoli y el Águila, Inter y Fiorentina aún están en juego para ese objetivo. Los violetas están en un mal momento, pero ahora que deberán concentrarse exclusivamente en el campeonato, puesto que no juegan competiciones continentales y que fueron eliminados de la Copa Italia, tendrán la chance de recuperarse y así remontar alguna posición.

Siete puntos no son pocos para recuperar, pero el equipo de Montella tiene la calidad necesaria para intentarlo, como demostró ante Nápoli (como decíamos anteriormente), a pesar de todas las dificultades de ese desafío, disputado ante un equipazo. Además, los tres cuadros de arriba deberán perder energías, porque todos están en juego en Europa League y Lazio e Inter también en la copa nacional.

Respecto a los nerazzurri, no dejaron seguramente una buena impresión de visita a Roma. El hecho es que los capitalinos, también ellos cansados por el partido intrasemanal de 120 minuto, fueron muy superiores en cuanto a juego, dominio y ocasiones.

Hay que admitir que el cuadro de Stramaccioni está en dificultad y le faltan hombres clave y que, en esa condición, sumar ante un rival peligroso y de gran nivel es sin dudas positivo. Pero el cuadro debe mejorar mucho, si quiere recuperar los cuatro puntos que lo separan desde la tercera plaza.

La Loba, por su parte, ya está afuera de cada discurso, parada a 10 unidades desde la pareja Lazio-Nápoli. Esta vez, la "mala suerte" no puede ser una justificación, porque so se juegan cuatro partidos consecutivos creando muchísimas ocasiones y anotando poco o nada, ya no se puede hablar de fato y se tiene que admitir que el equipo tiene un problema.

Luce evidente a esta altura que los giallorossi están en un momento de baja física, pero obligados a correr a toda velocidad y por toda la cancha, para jugar tal y como le gusta a su entrenador, llegan adelante del arco totalmente confundidos y sin oxígeno, fallando así hasta las más fáciles de las ocasiones.

Una lástima que la filosofía de Zeman se esté transformando en un fundamentalismo: su juego es el mejor, cuando las condiciones le son favorables. Pero hay momentos en los que hay que encontrar soluciones alternativas y por ahora el "Bohemio" no parece ni buscarlas.

Por último está Milan: el Diávolo rebasó a Roma gracias a un triunfo algo gris pero sin dudas merecido ante Bologna. Gris porque el juego de equipo y la personalidad carecen; merecido porque los jugadores supieron lucirse y las performances individuales fueron de nivel. Es muy raro ver un partido en el que los miembros de un cuadro muestran categoría pero el equipo juega lo mismo sin ideas.

Es por eso, y por el hecho de tener que preparar los octavos de Champions nada menos que ante Barcelona, que los rossoneri no nos parecen tener lo necesario para recuperar los nueve puntos que los separan desde la zona Champions, objetivo para el cual deberían rebasar cuanto menos a tres de los cuatro rivales que están arriba, excluso el líder.

ATRAPADOS
Siena reaccionó, finalmente, y logró superar de local a un directo rival en la lucha contra el descenso. Sin embargo, sigue último con 14 puntos, a 6 desde el umbral de la permanencia. Una distancia igual a la penalización sufrida, que a esta altura parece representar un escollo demasiado grande para un equipo "chico" como el albinegro.

No es tan grave la situación de Palermo y Genoa, respectivamente anteúltimo con 16 unidades y antepenúltimo con 17. Sin embargo, ambos equipos siguen siendo incapaces de sumar con constancia y así, de una manera o de otra, se ven atrapados en la zona roja. Curioso que el que está algo más arriba, el Grifo, se haya finalmente decidido a cambiar técnico (nunca hubiese debido echarlo a De Canio, así como nos quedan muchas dudas respecto a la elección de Ballardini como sustituto de Delneri), mientras que los rosanegros, después de la prisa con la que lo cambiaron a Sannino, no se decidan a sacarle el mando a Gasperini.

El consuelo para ambos equipos es que poco más arriba, ahí a 20 puntos, están Cagliari y Pescara. El primer equipo cuenta con lo necesario para salvarse, pero los problemas del estadio y algunas bajas del plantel lo ponen en serio peligro y, en efecto, los sardos aún no han demostrado su potencial, con la duda de que quizás no logren hacerlo por el resto de la temporada.

Pero sobre todo la corrida va planteada para remontar sobre Pescara: el Delfino es, números a la mano, el peor equipo de la Serie A, puesto que tiene el peor ataque y la peor defensa.

El fútbol es raro y por ahora, con algo de suerte y aprovechando algunos episodios casi milagrosos, los albicelestes lograron cosechar más de lo merecido. Sin embargo, de una manera o de otra están ahí y tres puntos de ventaja pueden ser un botín precioso, especialmente ante equipos que rinden tan por debajo de sus posibilidades como Palermo y Genoa.

LOS NÚMEROS
Se anotaron 24 goles en esta jornada, 13 por parte de los locales y 11 de los visitantes, lo que nos deja con un promedio casi perfecto de 2.4 tantos por match.

Fue una fecha de empates, considerando que se contaron nada menos que 4, curiosamente todos con idéntico resultado: 1 a 1. Por el resto, fueron 4 los éxitos internos y 2 los externos.

Excelente el aporte hispanoamericano: en efecto, en cuatro de esos enfrentamientos hubo una figura latina hispanohablante, a saber: Pablo Barrientos en Genoa vs. Catania, Edinson Cavani en Fiorentina vs. Nápoli, Paulo Dybala en Palermo vs. Lazio y Fredy Guarín en Roma vs. Inter.

De ellos, Dybala, Cavani y Barrientos anotaron y a esos goles se sumaron los de Egidio Arévalo Ríos, Gonzalo Bergessio, Rodrigo Palacio, Facundo Roncaglia y Mario Santana, por un total de ocho anotaciones hispánicas.

Respecto a la tabla de los Capocannonieri, el Matador alarga la ventaja en la cima, puesto que sigue siendo líder pero ahora con 17, tres de ventaja respecto a la pareja de escoltas, Antonio Di Natale y Stephan El Shaarawy.

LA PRÓXIMA JORNADA
La fecha 22 de la Serie A se abrirá el sábado 26 de enero en el Olímpico capitalino con el match entre Lazio y Chievo, a las 12 ET, para seguir a las 14:45 con Juventus vs. Genoa, en programa, claramente, en el Juventus Stadium de Turín.

El domingo futbolero en Italia se abrirá en el Dall'Ara a las 6:30 Et con Bologna vs. Roma, para seguir dos horas y media más tarde con el siguiente fíxture: Atalante vs. Milan (Atleti Azzurri d'Italia), Cagliari vs. Palermo (Is Arena), Catania vs. Fiorentina (Massimino), Parma vs. Nápoli (Tardini), Sampdoria vs. Pescara (Marassi) y Udinese vs. Siena (Friuli).

En el final, a las 14:45 ET del domingo, Inter recibirá en San Siro a Torino, para cerrar así la vigésimo segunda jornada de la Cátedra de la Táctica.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.