Pardo soñaba con su retiro

Actualizado el 21 de enero de 2013
ESPN.com
Pável Pardo planeó su retiro
El jugador mexicano disfrutó cada momento dentro de las canchas y se va como lo había soñado.Tags: radio fórmula, pável pardo, futbol, chicago fire, mls, espn radio fórmula

CHICAGO -- Con 20 años de una exitosa carrera en México y en el fútbol internacional, Pavel Pardo dice adiós al fútbol como jugador, en la forma en la que asegura haberlo soñado.

"Siempre quise retirarme de esta manera y Dios me puso las cosas en la mesa. Al ver que todo se presentó así, tuve el valor para decir que hasta aquí llegaba mi carrera", comentó.

Y es que el Chicago Fire de la MLS, último equipo del volante mexicano, ya no pudo pagarle al que fuera uno de sus jugadores franquicia y por eso se adelantó el adiós del dos veces mundialista: "A principios de este año sabía que me quedaba poco tiempo, pero las cosas se dieron en la manera de que Chicago Fire ya no podía pagar mi salario y ese fue el momento que dije que debía retirarme, sobre todo estando en un buen momento".

En entrevista con ESPN Radio Fórmula, Pardo, de 36 años de edad, explicó que conforme la idea del retiro crecía, también pensaba en lo que haría después de colgar los botines: "Siempre voy más adelante, entonces algo que descubrí en el año y medio que estuve en Chicago, y más atrás desde que estuve en Alemania, ya veía las cosas desde el punto de vista del aficionado, como el entrenador, como el dirigente; entonces ya me estaba inclinando para lo que vendrá en el futuro".

Y es que el jugador surgido en Atlas sabe que no podrá alejarse del balompié y por ello el banquillo como estratega o la oficina como directivo lo espera: "Me gustaría ser entrenador, esa es mi pasión y otro de mis sueños, pero el aspecto asesor o manager deportivo también me encanta, entonces quiero viajar y prepararme para poder hacerlo. Ya Chicago Fire me ha ofrecido poder seguir con ellos trabajando, pero no acepté porque quiero hacer otras cosas y darme ese descanso para estar con mi familia".

Campeón con el Stuttgart alemán en el 2006-2007, siendo catalogado como uno de los mejores jugadores de la Bundesliga en esa temporada, Pavel tiene abiertas las puertas del club alemán e incluso pudo despedirse con el club bávaro: "Honestamente nadie sabía lo de mi retiro, yo ya lo tenía pensado. Hablé con la gente de Stuttgart, con el director deportivo, le comenté que me gustaría retirarme en Alemania y me ofrecieron que me fuera los últimos seis meses a jugar y a poder seguir ligado al club para empezar mi carrera como entrenador o en el aspecto de manager, pero mi decisión ya estaba tomada".

Pavel también asegura que pudo regresar a México a jugar antes del retiro, pero decidió seguir en Estados Unidos, en donde hay un mercado en crecimiento: "No recibí un oferta real de algún equipo mexicano, pero mi agente me lo preguntó y me hizo saber varias veces que podía jugar en México en los periodos de descanso de la MLS, pero mi intensión siempre fue quedarme en Estados Unidos. Descubrí que al venir a Estados Unidos abrí un mercado más, no sólo en México, y tengo también una puerta abierta en Stuttgart, equipo al que sigo ligado, me siguen consultando sobre jugadores, y eso es para mí muy importante".

Al hacer un balance de lo que fue su brillante carrera, Pavel destaca el momento en el que tuvo que decidirse por el fútbol o por continuar sus estudios: "Uno de los momentos importantes fue cuando tenía 16 años, mis padres me inculcaron que tenía que estudiar y no podía dejar la escuela por el fútbol. Llegó el momento cuando Marcelo Bielsa estuvo en el Atlas y empecé a tener más entrenamiento y a trabajar con él. Ahí les pedí a mis papás un año de oportunidad para dedicarme cien por ciento al fútbol. Yo sabía que esta era mi carrera".

Finalmente, Pavel Pardo recalca que se va satisfecho y muy tranquilo del fútbol profesional: "Fui cien por ciento profesional, disfruté viajes, conocí, aprendí idiomas, otras culturas; me encanta viajar, entonces el conocer gente. El fútbol es mi pasión, me encanta y realmente disfruté cada momento que estuve. También tuve compañeros como Chepo, que era auxiliar en América y me decía que disfrutara al máximo para que cuando me retirara me fuera satisfecho y tranquilo. Realmente disfruté cada momento que estuve jugando", concluyó.