Knicks y Celtics se ven las caras

Actualizado el 24 de enero de 2013
Por Adry Torres
Especial para ESPNDeportes.com

Lee-Pierce-TerryDebby Wong/USA TODAY Sports Los Celtics recibirán un poco de jarabe mandibular de Spike Lee y los Knicks

NUEVA YORK -- La antigua rivalidad entre los New York Knicks y Boston Celtics se reanudará este jueves por la noche, luego de que su más reciente capítulo se produjera hace apenas un par de semanas, el pasado 7 de enero.

En esa fecha, el alero estrella de los Knicks, Carmelo Anthony, furioso por unas palabras que supuestamente Kevin Garnett le había dicho, se dirigió al vestuario de los visitantes en busca de Garnett y luego lo esperó en los alrededores del autobús de los Celtics a las afueras del Madison Square Garden.

Los Celtics ganaron esa cita entre los eternos rivales 102-96. Además, Anthony fue suspendido por un juego y perdió $176,700 de su salario por sus acciones luego del partido.

Apenas han transcurrido dos semanas y media desde que Garnett y Anthony por poco se fueron a los puños y el enfoque estará hoy en ellos. Sin embargo, Anthony cree que lo que sucedió dentro y afuera de la cancha es algo del olvido.

"Yo no puedo estar viviendo de excusas. No lo puedo hacer. Lo que pasó, pasó", sentenció Anthony, líder en anotaciones del conjunto neoyorquino con 29.2 puntos por juego y empatado con Kobe Bryant de los Lakers en el segundo puesto de la liga detrás de Kevin Durant.

Ha habido muchos rumores de lo que Garnett supuestamente le dijo a Anthony. Quizás nunca se sepa la verdad.

"No hay nada que nosotros podamos hacer sobre eso a esta altura. Es asunto del pasado. Ya lo dejé atrás. Estoy marchando hacia adelante", dijo Anthony luego de una práctica.

Tambien agregó que no guarda "rencor" hacia Garnett, quien será su compañero en el Juego de Estrellas el próximo 17 de febrero en Houston.

El entrenador en jefe Mike Woodson anticipa que los Knicks (25-14) entrarán a un TD Bank Garden muy hostil, especialmente con el apoyo de una afición que la convertido en una de las arenas mas difíciles para los clubes visitantes.

Nueva York ha perdido los últimos 13 encuentros en Boston. La última vez que los Knicks salieron victoriosos de la cancha de los Celtics fue el 24 de noviembre del 2006.

"Tienes problemas en cualquier momento que Garnett y Paul Pierce y (Rajon) Rondo están en uniforme. Esos chicos son ganadores", afirmó Woodson.

"Como vemos hoy, ellos han ayudado a construir lo que se está viviendo en Boston. Ellos tienen orgullo y juegan muy bien en su casa. Cada juego en la ruta es duro. Es difícil salir y ganar en la ruta".

Los Knicks mantienen una ventaja de medio juego por encima de los Brooklyn Nets en la División del Atlántico y estan a seis juegos de los Celtics pero han perdido seis de sus últimos 10 partidos.

New York perdió la tarde del lunes 88-85 ante los Nets.

Woodson dijo que es dudoso que el argentino y suplente base Pablo Prigioni vea tiempo en la cancha debido a un dolor en el dedo gordo del pie izquierdo. El base armador titular Raymond Felton está cerca de regresar al conjunto pero lo más probable es que regrese este fin de semana.

Mientras tanto, a los Celtics (20-21) últimamente no les ha ido tan bien.

Después de haber disfrutado de seis victorias al hilo, Boston ahora se encuentra en el medio de una racha perdedora de cuatro partidos.

Tras la derrota en Cleveland en la cual Kyrie Irving anotó 40 puntos para vencer a los Celtics 95-90, el entrenador de Boston, Doc Rivers opinó que su quinteto pudiera ser mejor de lo que indica el balance de partidos ganados y perdidos.

"Creo que deberíamos ser mejor que eso y no lo somos. Es difícil."