Swansea negó dar orden al ball-boy

Actualizado el 24 de enero de 2013
EFE
La expulsión de Hazard en Swansea-Chelsea
El jugador belga protagonizó un acto violento contra un auxiliar galés y se retiró con tarjeta roja.Tags: futbol, hazard, expulsado, chelsea, swansea

LONDRES -- El vicepresidente del Swansea, Leigh Dineen, negó el jueves que el club ordenara a sus recogepelotas perder tiempo durante el encuentro de anoche ante el Chelsea, en el que el belga Eden Hazard propinó una patada a un chico de 17 años que se demoraba en entregarle el balón.

"No tenemos ese plan, por supuesto que no. No reunimos a los recogepelotas para pedirles que pierdan tiempo", señaló Dineen al diario británico The Guardian un día después de que el equipo galés eliminara a los "blues" de la Copa de la Liga (Capital One Cup) y se clasificara para la final, ante el Bradford, el 24 de febrero.

En el minuto 80 del encuentro de vuelta de la semifinal, cuando el Swansea mantenía un empate a cero que dejaba al Chelsea fuera del torneo, Hazard fue a buscar un balón para sacar un córner, pero se encontró con un recogepelotas que no tenía prisa por cederle el cuero y terminó expulsado por darle una patada.

El joven que recibió el puntapié es Charlie Morgan, hijo del director del club, Martin Morgan, que por la tarde había anunciado en Twitter que cubriría la baja de otro recogepelotas y señaló que durante el partido habría "necesidad de perder tiempo".

El jueves, un portavoz de la policía galesa explicó que "el chico ha sido entrevistado en la presencia de su padre y no se ha formulado ninguna denuncia".

El portavoz señaló además que Morgan no sufre ninguna herida a raíz del incidente y que Hazard, de 22 años, no se enfrenta a ninguna investigación policial por presunta agresión.

Según el vicepresidente del Swansea, el club quiere pasar página cuanto antes al asunto y no tiene intención de abrir una investigación interna sobre lo ocurrido.

"Hemos jugado dos partidos contra el ganador de la Champions League no nos ha marcado ni un gol. Creo que es triste que este incidente haya ensombrecido ese logro", afirmó Dineen.

Tras el encuentro, Morgan fue invitado al vestuario del Chelsea, donde se dio la mano con Hazard y ambos se disculparon por su papel en lo sucedido, según narran los medios británicos.

"El chico puso todo su cuerpo sobre el balón. Yo intentaba pegarle a la pelota, no al chico. Lo siento", se justificó el extremo belga tras el encuentro.