Familia Harbaugh será neutral

La alegría para la familia Harbaugh es que John y Jim llegaron al Super Bowl

Actualizado el 25 de enero de 2013
AP

SANTA CLARA -- Jackie Harbaugh usará un atuendo de color neutral aún por determinar. Su hija, Joani Crean, la hermana menor de los hermanos John y Jim Harbaugh, planea vestirse de negro en el Super Bowl para no mostrar ningún tipo de lealtad hacia un lado en específico.

Familia Harbaugh
APJack y Jackie Harbaugh serán simples espectadores

"Me pondré lo que sea que me quede ese día", sentenció Crean.

Toda la familia Harbaugh --un grupo muy unido, híper competitivo que también incluye al entrenador de baloncesto Tom Crean-- es consciente que ya ha ganado mucho. Tienen la victoria el domingo en el Super Bowl, luego que cada uno de los coaches hizo su parte para asegurar la reunión familiar en New Orleans la próxima semana, con los Baltimore Ravens de Jphn enfrentando a los San Francisco 49ers de Jim, en el primer Super Bowl con hermanos en las laterales opuestas.

Un Harbaugh se alzará con el Trofeo Lombardi desde el "Big Easy".

"Somo neutrales en el Super Bowl, y estamos emocionados con el simple hecho que llevaron a sus equipos al pináculo de los deportes", dijo Jackie Harbaugh el jueves. "El Super Bowl es el máximo logro para ellos y para sus equipos y para toda la familia de fútbol americano y los equipos en que han participado en este gran juego. Nos emociona ese tipo de cosa".

Sus hijos, todos con 15 meses de separación, han tratado de minimizar el choque desde el momento en que se supo su destino, con cada uno enfocándose en los jugadores, en el campo.

Los padres Harbaugh ya se habían enfrentado a una situación parecida, aunque el escenario era ligeramente más pequeño: horario estelar en la noche de Acción de Gracias de 2011. Los Ravens de John ganaron 16-6 en casa.

"Lo experimentamos el año pasado en Acción de Gracias", dijo Jack Harbaugh, "la emoción de la victoria y la agonía de la derrota".

Jack visitó cada vestidor tras ese partido y observó la "sonrisa en la cara de John", luego fue a ver a Jim.

"Estaba callado y sombrío, y finalmente vi a Jim, solo, sin nadie alrededor", dijo Jack. "Aún estaba en el rol de entrenador, tenía las manos en la cabeza, y nos dimos cuenta que allí era donde nos necesitaban. Y sabemos que nos pasará eso la próxima semana".

Para Jackie Harbaugh la verdadera celebración comenzó la semana pasada, cuando ambos entrenadores cimentaron su boleto a New Orleans.

"Sentí que fue un momento de alegría para ellos, para toda la familia, y para mi padre que tiene 97 años", dijo. "Seré neutral en el partido, y sé que una ganará y el otro perderá, pero realmente me gustaría que terminara en empate. ¿Puede hacer eso la NFL?".