Spurs dominan a Mavs en Dallas

Actualizado el 25 de enero de 2013
Por Carlos A. Nava
ESPNDeportes.com

Tony ParkerGlenn James/Getty ImagesTony Parker y los Spurs dominaron a los Mavericks, incluso sin Tim Duncan
DALLAS -- Cero y van tres que los Spurs ganan por nocaut contra los Mavericks.

Dallas sólo fue rival cuando quisieron los Spurs, que por tercera vez apabullaron esta temporada a sus rivales estales, quienes ni con cuatro días de descanso pudieron competir.

"Se me hace rarísimo", dijo el argentino Manu Ginobili. "Generalmente son muy buenos partidos y es difícil que les ganemos tres seguidos. Ahora para bien de nosotros así ha sido. Pero ellos son un gran equipo".

Los Spurs vencieron 113-107 a los Mavericks en otra demostración de poderío y eso que su entrenador en jefe, Gregg Popovich vio el partido en televisión desde su casa en San Antonio, igual que su eterno All-Star, Tim Duncan.

Incluso, Ginóbili ni siquiera tuvo que emplearse a fondo, en el segundo partido desde que regresó de su lesión en la pierna izquieda, que lo tuvo inactivo durante cuatro partidos.

El argentino había dicho en el entrenamiento matutino que pretendía jugar alrededor de 22 minutos, cinco más de los 17 que participó en la victoria del miércoles sobre los Hornets.

Pero sólo tuvo que jugar ocho minutos, en los que se fue en blanco en el marcador.

"Cuando íbamos ganando por 25, 26 puntos, tomamos la decisión de que me fuera a la banca porque mañana tenemos otro partido", explicó Ginóbili. "Pero estoy bien, me siento bien y poco a poco voy recuperando el ritmo".

Los Mavericks, que venían de su mejor racha esta temporada con cinco victorias en los anteriores seis partidos, se acercaron hasta por siete puntos en la primera mitad a los Spurs.

Sin embargo, en el tercer periodo, San Antonio piso el acelerador y jamás voltearon para atrás, con ventajas hasta de 26 puntos en ese penúltimo periodo.

Para el último cuarto, los Mavericks se acercaron ya contra unos muy relajados Spurs sobre la duela.

"Ellos jugaron a un más alto nivel que nosotros", reconoció el entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle. "Tuvimos algunos periodos en los que creo que estuvimos bien. Pero su carrera en el tercer periodo fue definitiva. Eso nos puso en un hoyo muy grande".

Sin Duncan y Ginobili en la duela, el movedor de bola de San Antonio Tony Parker se echó el equipo a hombros, a pesar de que participó la segunda mitad del partido con tres costuras cerca del ojo derecho, donde resultó herido en una jugada accidental.

"Creo que este grupo ha mostrado la habilidad de ajustarse cuando alguien cae", dijo el entrenador asistente Mike Budenholzer, quien reemplazó a Popovich como estratega de los Spurs. "Cuando Tony regresó de nuevo se hizo cargo de la situación".

"De hecho, cuando se acercaron a 10 u 11 en el último cuarto y ya nos estábamos poniendo nerviosos, de nuevo hizo un par de jugadas enormes que nos dieron la separación para sellar el triunfo".

Parker encabezó a siete Spurs en dobles dígitos ofensivos, con 23 puntos y completó su doble-doble con 10 asistencias; el brasileño Thiago Splitter hizo lo propio con 13 unidades y 12 rebotes.

Por Dallas, el también francés Rodrigue Beabuois fue el líder ofensivo con 19 puntos, seguido por Vince Carter (17) y Dirk Nowitzki (15).

"Dirk va recuperando de a poco su juego", consideró Budenholzer. "Pero al final, nos vamos a casa con el triunfo".

Fue el séptimo triunfo consecutivo para San Antonio (35-11), que recibirá tres juegos al hilo en casa, a partir de mañana contra Phoenix, seguido de Charlotte y Washington.

Los Mavericks (18-25) recibirán el domingo a los Suns, antes de comenzar una gira de cuatro partidos por Portland, Golden State, Phoenix y Oklahoma City.

"Hay que seguir trabajando, esto apenas va a la mitad y siempre hay tiempo para pensar en que las cosas van a mejorar", señaló el entrenador de los Mavericks. "Hoy hicimos muchas cosas buenas, pero ellos fueron mejores".

QUIERE CUBAN JUEGO DE ESTRELLAS

El dueño de los Dallas Mavericks, Mark Cuban, anticipó que solicitarán de nuevo la sede del Juego de Estrellas de la NBA. Pero que en esta ocasión será disputado en el American Airlines Center.

Los Mavericks albergaron el partido en el 2010, aunque fue en el Cowboys Stadium, donde implantaron marca de asistencia para un juego de la NBA, con 108,713 aficionados con boleto pagado.

"Es difícil de repetirlo por segunda vez", dijo Cuban. "La gente ya superó la emoción y sorpresa, sería difícil llenarlo otra vez. Las segundas partes nunca fueron mejores que las primeras".