Bayern aumenta su ventaja

Actualizado el 27 de enero de 2013
EFE
Stuttgart 0-2 Bayern Munich (FINAL)
VIDEO ALERTA Bundesliga: FINAL, Stuttgart 0-2 Bayern MunichTags: espn deportes, bayern munich, stuttgart, thomas muller
Lista de videos video

BERLÍN -- Bayern Múnich derrotó a domicilio al Stuttgart (0-2) con lo que se afianza como líder de la Bundesliga y aumenta a once puntos su ventaja sobre el segundo clasificado, el Bayer Leverkusen.

Al comienzo, los bávaros tuvieron algunos problemas, al encontrarse con un Stuttgart que planteó una disposición ofensiva muy sólida que permitió pocas llegadas del equipo bávaro durante la primera parte.

Un remate de Franck Ribery que pegó en la pierna de un jugador del Stuttgart y se fue a tiro de esquina, un cabezazo desviado del brasileño Dante y una volea también desviada del croata Mario Mandzukic fueron todo lo que tuvo el Bayern en disparos a puerta.

El Stutttgart, en ataque, se concentraba en posibilidades de contragolpe pero las dos veces que llegó lo hizo con más claridad; primero, con un remate del japonés Okazaki desde fuera del área en el 27 y luego con un cabezazo del austriaco Martin Harnik, en el 36, que dio contra el poste.

La situación parecía favorable al Stuttgart pero una pifia del italiano Cristian Molinaro abrió el camino para la ventaja bávara. Molinaro intentó retornar la pelota a su meta Sven Ullreich pero Mandzukic se coló en el medio, robó la pelota y definió sin problemas dentro del área, en el minuto 50.

Tras el gol, el Bayern empezó a manejar con más claridad el partido y a llegar con mayor peligrosidad. En el 63, Ullrecih evitó el segundo con una buena parada ante un cabezazo de Mandzukic y en el 72 Thomas Müller hizo el segundo al definir dentro del área pequeña, aprovechando un centro del propio Mandzukic.

Con el gol de Müller, el partido quedó ya sentenciado. El Stuttgart en ningún momento dio la impresión de tener la actitud ni los argumentos adecuados para intentar la remontada ante un Bayern que estaba cada vez más cómodo en el campo a medida que pasaban los minutos.

Mandzukic, que había pasado desapercibido en el primer tiempo y se convirtió en el hombre decisivo en el segundo, dejó el campo para que entrara Mario Gómez. Ribery le hizo espacio al suizo Xerdhan Shaqiri. Cambios para reservar fuerzas de cara a las próximas tareas y para que los jugadores se llevaran sus aplausos.