Yaquis celebró el tricampeonato

Actualizado el 28 de enero de 2013
Servicios de ESPNdeportes.com

Desfile de YaquisYaquis de Ciudad ObregónLos aficionados salieron a las calles para celebrar con Yaquis el tricampeonato en LMP
CIUDAD OBREGÓN -- La celebración de un hecho histórico dentro de la Liga Mexicana del Pacífico continuó en el Valle del Yaqui, un tricampeonato es algo que da para ello.

Los Yaquis de Ciudad Obregón, los únicos tricampeones de la LMP, pudieron festejar ante su gente. La fiel afición cajemense pudo estar con su equipo, los pudo vitorear, apapachar, celebrar en grande.

De nuevo, la gloria llegó rápido, fueron cuatro encuentros los que la "tribu" necesitó para hacer historia, y sobre todo, en el último partido, con una crónica anunciada de lo que sería la reafirmación de los Yaquis en el trono de la pelota invernal, pasando por encima de unos Águilas de Mexicali que sólo intentaron, sin sacar nada a cambio.

En Ciudad Obregón, los seguidores de los Yaquis festejaban en las calles, junto a los héroes del diamante, Cajeme están con ellos, ya con el mote de Tricampeones.

A pesar del evidente cansancio por el esfuerzo entregado, pero con la emoción de ser parte de una dinastía, los elementos de la "tribu" pasearon por las calles de Obregón agradeciendo el apoyo fiel de su afición.

La llegada al estadio fue en grande, con música de banda recibiendo a los bicampeones, esos guerreros que entregan todo partido a partido, que ensucian el uniforme con el objetivo de ser los mejores, y el esfuerzo les ha dado otra corona.

Uno a uno, directivos, cuerpo técnico y jugadores saludaron y dieron palabras de agradecimiento a la afición que se dio cita al estadio Tomás Oroz Gaytán con el deseo de aplaudir y ovacionar a sus tricampeones.

La nueva meta está a la vuelta de la esquina, en unos días más, los Yaquis vestirán los colores de México en la Serie del Caribe 2013, ahora la misión de la "tribu" será ser profetas en su tierra.

La "tribu" va con todas las armas listas a Hermosillo, con la meta muy clara, defender el terreno nacional con todo empeño, y volver ante su gente con un trofeo más.