Bianchi, conforme tras el Superclásico

Actualizado el 30 de enero de 2013
Télam

Carlos Bianchi
Fotobaires.comEl DT quedó conformes con los jóvenes
MENDOZA -- El entrenador de Boca Juniors resaltó la victoria y recalcó "no estar en la cabeza del adversario como para hablar", cuando se le comentó que, tal vez, el elenco millonario habría subestimado el hecho de que el xeneize mostró un conjunto alternativo.

Carlos Bianchi, entrenador de Boca Juniors, resaltó en la noche del martes que su equipo "terminó ganando la Copa" que estuvo en juego, al vencer en la tanda de los penales a River Plate (5-4), en el segundo Superclásico del verano, disputado en la ciudad de Mendoza.

"Terminamos ganando la Copa (Ciudad de Mendoza). Era lo que veníamos a hacer", sostuvo el entrenador xeneize, una vez concluido el pálido encuentro que finalizó sin goles.

El mismo DT que advirtió, días atrás, que animar tres clásicos en la pretemporada "es una estupidez", recalcó "no estar en la cabeza del adversario como para hablar", cuando se le comentó que, tal vez, el elenco `millonario` habría subestimado el hecho de que el xeneize mostró un conjunto alternativo.

"Estoy satisfecho con los chicos porque estuvieron a la altura", expresó Bianchi, que calificó como "parejo" el desarrollo de los 90 minutos.

"Los arqueros trabajaron bastante poco", manifestó el técnico auriazul, que también ironizó y dijo: "Es lindo jugar un partido por semana", en referencia a que River solamente te ndrá competencia local con el torneo Final.

Bianchi, luego, se refirió al partido que hizo el delantero Nicolás Blandi, que tiene un ofrecimiento para seguir su carrera en Newell`s.

"(Nicolás) Blandi demostró que merece quedarse con nosotros. Hizo un muy buen primer tiempo", resaltó.

"Con las tres competencias que tenemos (Final, Copa Libertadores y Copa América) habrá necesidades para todos los jugadores", concluyó el técnico.

El plantel se entrenará el miércoles en Casa Amarilla y empezará a preparar el tercer y último clásico de la pretemporada, previsto para el sábado, en el estadio Mario Kempes, de Córdoba.