Una movida arriesgada

¿Cómo resultará el cambio de Aroldis Chapman a la rotación de los Rojos?

Actualizado el 31 de enero de 2013
Jerry Crasnick Por Jerry Crasnick
ESPN.com
Archivo

Los Rojos de Cincinnati hicieron una de las movidas más provocativas de la temporada baja de Grandes Ligas sin gastar un solo centavo o sin romper la portada de la carpeta promocional de Scott Boras. Luego de una extenso debate interno en octubre, decretaron que Aroldis Chapman se movería de la parte trasera del bullpen a la rotación de abridores, donde esperan que se convierta en un element que hay que ver en apariciones de seis entradas o más.

Chapman mide unos 6 pies 4 pulgadas, pesa 200 libras, y alcanzó las 100 millas por hora en el radar de lanzamientos unas 242 veces la pasada temporada, la mayor cantidad en el béisbol de acuerdo con el Bill James Handbook, así que el mejor escenario para él sería unirse a sus compañeros zurdos CC Sabathia, David Price y Clayton Kershaw como un caballo de trabajo de 200 entradas y que se convierta en un perenne candidato al Cy Young. Y si quieren sonar realmente en grande, piensen en un lanzador que pasó dos décadas haciéndole la vida imposible a los bateadores zurdos cada vez que le tocaba lanzar.

Aroldis Chapman Rojos
Andy Lyons/Getty ImagesChapman fue unicamente cerrador en el 2012 y logró 122 ponches en 71 2/3 entradas lanzadas.

Sí, Randy Johnson.

Bryan Price, el coach de pitcheo de Cincinnati, sabe que es premature e injusto el categorizar a Chapman como la versión latina en progreso de la Gran Unidad. Pero si Chapman logra evolucionar como lanzador y alcanzar su máximo potencial, Price está convencido de que tendrá que venir a la rotación. Chapman cumplirá 25 años a finales de febrero, y si los Rojos lo encasillan ahora como cerrador, va a ser más difícil hacer ese cambio más tarde en su carrera.

"Yo escucho este argumento, '¿Para qué tratar de arreglar algo que no está dañado?'" dijo Price. "Yo entiendo eso. Tenemos un muy buen equipo y la ventana de oportunidad es ahora, y quizás estemos mejor con Aroldis como cerrador ya que tenemos una fuerte rotación de cinco abridores. Entiendo eso totalmente.

"Pero también siento en mi corazón que él no va a ser el mejor lanzador que puede ser hasta que lance la suficiente cantidad de entradas para mejorar su repertorio. Pienso que este chico tiene un gran potencial de mejorar, pero ese potencial no va a salir hasta que le demos la oportunidad de madurar como lanzador. ¿Tiene la oportunidad de ser uno de los mejores abridores de su generación? Mientras más esperemos, menos oportunidad tendremos de saberlo".

Hay mucho en juego aquí porque los Rojos del 2013 tienen en mente ganar la División Central de la Liga Nacional y llegar lejos en octubre. Los fanáticos de los Rojos tienen razones para preguntarse si Shin-Soo Choo puede jugar un adecuado jardín central o si la rodilla de Joey Votto le permitirá volver a su forma de juego de JMV, pero la historia de Chapman es más atractiva en términos del riesgo vs. la recompensa: ¿Acaso el potencial beneficio a largo plazo de mover a Chapman a la rotación es mayor que los problemas que podrían encontrar los Rojos a corto plazo?

Chapman lució como de otro planeta en el 2012, cuando se ubicó justo al lado de Craig Kimbrel de Atlanta y Fernando Rodney de Tampa Bay en la santísima trinidad de cerradores dominantes. Salvó 38 partidos y promedió 15.32 ponches por cada nueve entradas, con un WHIP de 0.81. Cuando comienza a golpear el guante del receptor en el bullpen, los contrarios comenzaban a bajar sus cabezas a todo lo largo y ancho de la Liga Nacional.

Ahora el plan establece que Jonathan Broxton entre en el puesto de Chapman y que Sean Marshall sea el principal preparador, y cerrador en caso de necesitarse un Plan B. El éxito del experimento dependerá casi tanto de ellos como del propio Chapman.

¡Qué comience el debate!

El rol del cerrador ha sido tan mitificado en años recientes y se considera parte tan integral del éxito de un equipo contendor, que no tenemos que buscar mucho para encontrar un escucha o algún ejecutivo competidor que cuestione la decisión de los Rojos. El bullpen de Cincinnati lideró las mayores con efectividad de 2.65 la pasada temporada, y se ubicó tercero con promedio de los contrarios de .219, y los Rojos han debilitado una de las fortalezas obvias de su equipo.

"Va a ser algo fascinante de ver", dijo un evaluador de talento de la Liga Americana, "pero pienso que están locos al hacer lo que hacen. Ellos acaban de ganar 97 partidos, y no creo que sea sabio meterse con la fórmula que te llevó a eso. ¿Cuántas entradas le vas a sacar este año -- 130 o 140? Ellos necesitan cerrar los partidos que se supone que ganan, y eso era algo casi automático cuando él entraba a juego. Yo ni lo pensaba, ni mucho menos lo intentaría".

Algunos de los compañeros de Chapman tienen dudas similares. En diciembre, el abridor Bronson Arroyo predijo que sería "muy difícil" para Chapman moverse a la rotación, donde él tendrá que utilizar su recta por periodos más extensos mientras intentar sortear las alineaciones contrarias. El intermedista Brandon Phillips concurrió con dicho argumento en una entrevista la semana pasada.

"Si queremos salir y ganar ahora mismo, quiero decir, yo lo dejaría como cerrador ahora mismo", dijo Phillips a SiriusXM Sports. "Esa es mi opinion. Pero hey, yo no soy el gerente".

Pienso que están locos al hacer lo que hacen. Ellos acaban de ganar 97 partidos, y no creo que sea sabio meterse con la fórmula que te llevó a eso

-- Evaluador de talento de la LA sobre la decisión de los Rojos de mover a Chapman a la rotación

Walt Jocketty, quien es el gerente, cree en la libertad de expression. Pero él no depende exactamente de lo que piensen los jugadores de Cincinnati.

"Está bien", dijo Jocketty sobre las opiniones dispares expresadas. "No es que nos sentemos a hablar con los jugadores sobre ello para buscar su aprobación. Todo lo que veo es un tipo que era un cerrador dominante. Ellos no ven el escenario completo".

La realidad es que Jocketty y otros en la jerarquía de Cincinnati siempre vieron a Chapman como abridor desde el momento que salió de su natal Cuba para firmar un contrato de seis años y $30.25 millones en enero del 2010. Chapman estaba listo para unirse a la rotación de los Rojos la primavera pasada hasta que las lesiones de Ryan Madson, Nick Masset y Bill Bray provocaron que el manager Dusty Baker lo moviera de vuelta al bullpen antes del Día Inaugural.

A pesar del éxito de Chapman en la novena entrada el año pasado, los Rojos quedaron impresionados al verlo como abridor en la Liga del Cactus. Generalmente las estadísticas de los entrenamientos primaverales no tienen valor alguno, pero Chapman dejó una impresión duradera al lograr record de 2-0 con efectividad de 2.12, 18 ponches y dos boletos en 17 entradas en Arizona.

"Fue por mucho nuestro mejor abridor en la primavera", dijo Jocketty.

Cualquiera que vea a Chapman como tirador en vez de lanzadora quizás haya recibido un duro despertar luego de verlo controlar su recta a ambos lados del plato y haciendo uso de su slider y su recta de dedos separados en Arizona. Entonces comenzó la temporada regular, y Chapman se convirtió de nuevo en un pitcher de un solo lanzamiento. De acuerdo con FanGraphs, Chapman utilizó la recta en el 88 por ciento del tiempo, mientras que el slider lo usó en el 12 por ciento del tiempo en la temporada regular, y se olvidó de la recta de dedos separados.

Como abridor, Chapman se verá forzado a lidiar con situaciones de juego que generalmente no tiene que enfrentar. Tendrá que batear varias veces en un juego, colocar toques de sacrificio y correr las bases (asumiendo que llegue a base ocasionalmente) sin que se lastime. Además tendrá que volverse más diestro al fildear su posición y mantener a raya a los corredores. Los bateadores contrarios promediaron .149 ante Chapman en sus 137 apariciones en relevo, así que necesitará aprender una movida para sorprender a los corredores tanto como Raúl Ibáñez necesita gel para el pelo.

La historia reciente muestra que la movida de Chapman a la rotación podría irse de cualquier lado. Joba Chamberlain, Neftalí Féliz y Daniel Bard tuvieron problemas con la transición o sufrieron lesiones en el proceso. Pero naturalmente, Jocketty prefiere citar los ejemplos de Adam Wainwright y Chris Sale, quienes emergieron como abridores Todos Estrellas luego de pasantías en el bullpen.

Los Rojos están dejando espacio para la duda. Chapman llegará a Goodyear, Ariz., y se le ampliará su regimen de lanzamientos. Pero si el experimento no funciona como esperan, los Rojos siempre podrían enviarlo de vuelta al bullpen. Como dice el propio Price, el equipo no tiene que tomar ninguna decisión concreta para el 1 de febrero o ni siquiera el 1 de marzo.

"Podemos decidirlo el 1 de abril", dijo Price, "pero podemos prepararlo para que inicie. Si resulta ser que estamos mejor preparados para ganar la Serie Mundial con Aroldis en nuestro bullpen, entonces así será. Creeme, no voy a pararme allá afuera haciendo un bloqueo"

Contando las entradas

Si los Rojos se mantienen apegados al plan, entonces tendrán que vigilar cuidadosamente la carga de trabajo de Chapman. El año pasado, Chapman lanzó 71 2/3 entradas. Los Rojos no han querido establecer públicamente un límite u objetivo de entradas, porque ellos vieron el circo que se formó con la historia de Stephen Strasburg el año pasado. Pero la lógica y los precedentes históricos recientes sugieren que no debemos esperar que Chapman sobrepase las 150 entradas en el 2013.

"Eso es algo que tenemos planificado para discutir en los entrenamientos primaverales", dijo Jocketty. "Tenemos algunas ideas. Si él comienza la temporada como abridor, tendremos que vigilar sus entradas y aumentarle la carga de trabajo lentamente. O posiblemente lo pongamos en el bullpen por un tiempo, y luego lo movamos a la rotación cuando sea el momento adecuado. En cuanto a la cantidad de entradas, no estoy seguro que hayamos decidido eso todavía".

A pesar que Chapman generó una buena cantidad de noticias extrañas fuera del terreno la temporada pasada, los Rojos dicen que él es un trabajador consicente que presta mucha atención a sus programas de correr, levantamiento de pesas y lanzamientos. El coach de acondicionamiento físico y fuerza Matt Krause y el asistente del entrenador Tomás Vera lo han revisado en su hogar en el Sur de la Florida durante la temporada baja y reportaron que todo está bien.

Chapman está de acuerdo con su mudanza a la rotación, y ahora queda de su parte el demostrar que fue una movida inteligente de parte de los Rojos. No hay que decir que la prensa nacional que estén presentes en Goodyear estarán monitoreando su progreso, y el debate aumentará en abril si Broxton comienza a dejar perder ventajas en la novena entrada.

"Es una línea muy fina", dijo el jardinero Jay Bruce. "Uno tiene que considerar los mejores intereses de tu equipo y pensar en los mejores intereses del jugador también, porque ellos han invertido una gran cantidad de dinero en Aroldis y él es una gran parte de nuestro futuro. Es una decisión difícil. Estoy contento de no ser quien tenga que tomarla".

Si la movida se concreta, Chapman se unirá a una rotación que incluye a Johnny Cueto, Mat Latos, Homer Bailey y Arroyo, con Mike Leake en la ecuación como posible sexto abridor. Cueto terminó cuarto en la votación del Cy Young de la Liga Nacional la temporada pasada. Latos se ubicó séptimo entre los lanzadores de la Liga Nacional con un WAR de 4.2. Bailey lanzó el total más alto de su carrera con 208 entradas y concretó un partido sin hits en septiembre, y Arroyo provee estabilidad y entradas como el más veterano del grupo.

"Uno solo puede soñar con una rotación como esa", dijo Jocketty.

Antes de que el sueño comience a tomar forma, el trabajo duro y el borrador para el próximo capítulo de la carrera de Aroldis Chapman comenzará en una lomita de bullpen en Arizona. Si los Roos piensan que el escrutinio ha sido intenso en el invierno, no han visto nada todavía.


Jerry Crasnick cubre béisbol para ESPN.com Consulta su archivo de columnas.