Gorosito no piensa dejar ir a Botta

Actualizado el 5 de febrero de 2013
Télam

BUENOS AIRES -- El entrenador de Tigre, Néstor Gorosito, se refirió a la situación del mediocampista del equipo de Victoria, Rubén Botta, como "usual en los clubes. Si el jugador no arregla su contrato, el club está en condiciones de no permitirle jugar".

Ruben Botta
EFEBotta sufrió rotura de ligamentos y menisco

"Yo traté de mediar en el tema, pero hasta aquí llegué. Si esa situación se produce, hablaré con los dirigentes para resolver el tema, ya que es un jugador importante para el equipo", alertó.

Respecto de la aparentemente quimérica llegada de Juan Romén Riquelme a Tigre, Pipo precisó que el martes "venció el plazo que se puso para arreglar la llegada de Román".

"Si Riquelme venía a Tigre iba a tener las puertas abiertas. Pero allí hay un problema que tiene con los dirigentes de Boca y debe resolver", amplió.

"Por lo pronto nosotros estamos trabajando para ir con lo mejor que tenemos en todos los frentes, porque apostar a uno por encima de otro puede llevar al fracaso. A diferencia de otros deportes, el fútbol no garantiza que con los titulares se puedan conseguir los objetivos y con otros jugadores no", apreció.

La escandalosa final de la Copa Sudamericana frente a San Pablo (se interrumpió al cabo del primer tiempo por agresiones a los jugadores de Tigre en el vestuario del estadio Morumbí) todavía sigue dando vueltas por Victoria, pero Gorosito quiere ponerle un punto.

"Martín Galmarini se quejó los otros días porque la gente le reprochaba que el equipo tendría que haber salido a jugar el segundo tiempo de ese partido. Yo digo que acá hay que tener memoria y el hincha debe estarle plenamente agradecido a este plantel", argumentó.

"El principal responsable de todo es el cuerpo técnico, después vienen los jugadores más grandes y finalmente están los pibes"

"Es que estamos atravesando instancias internacionales inéditas para el club. Pasó una final de Sudamericana y ya estamos metidos en la fase de grupos de la Libertadores. La verdad que llegué a esta institución a la que quiero tanto en un momento único de su historia", reconoció.

Gorosito sostuvo que en este proceso "el principal responsable de todo es el cuerpo técnico, después vienen los jugadores más grandes y finalmente están los pibes".

"De mi antecesor (Rodolfo Arruabarrena) rescato que dejó a un plantel impecable en el aspecto físico. Después nosotros, en estos tres meses y medio que estamos, le cambiamos varias cosas tácticas, pusimos a Botta que no venía jugando, trajimos refuerzos importantes como Gabriel Peñalba, además de Sebastián Rusculleda, Mauro Fernández y Mariano González", describió.

"Estamos esperando un refuerzo más y esperamos concretarlo en las próximas horas. Pero estamos muy orgullosos con lo que tenemos. En estos días apareció un ranking mundial de clubes en el que Tigre está en el puesto 38", enfatizó.

En cuanto a los candidatos para el próximo Torneo Final, el ex técnico de River y San Lorenzo tuvo una visión muy particular, ya que apuntó a un Racing "que va a sentir la ausencia de Rucardo Centurión", mientras que Vèlez "será el máximo aspirante, ya que es el club más sólido del fútbol argentino".

"Y entre tantas cosas buenas que tiene Vélez está la gestión de Cristian Bassedas como director deportivo, que es extraordinaria", remarcó finalmente Gorosito, quien entre tantas definiciones curiosas aceptó que el primer partido del repechaje de Libertadores con el venezolano Anzoátegui (2-1) "fue tomado como parte de la preparación del equipo para lo que venía".