Con Cellay, Fernández y Martínez

Actualizado el 7 de febrero de 2013
DYN

Guillermo Fernández
Fotobaires.comGuillermo "Pol" Fernández pasa a préstamo al Canalla

BUENOS AIRES -- El plantel de Boca Juniors volvió a cumplir este jueves con una práctica de fútbol en la que quedó casi confirmado el equipo para recibir el sábado a Quilmes por la primera fecha del torneo Final, con la presencia de Christian Cellay por el lesionado Franco Sosa.

La formación a disponer por el director técnico Carlos Bianchi sería la siguiente: Agustín Orion; Cellay, Matías Caruzzo, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Guillermo Fernández, Leandro Somoza, Walter Erviti; Leandro Paredes; Juan Manuel Martínez y Santiago Silva.

Sosa quedó descartado al confirmarse que presenta un desgarro de aductor derecho, sufrido en la práctica del miércoles, y Bianchi se decidió por Cellay para reemplazarlo.

Martínez, que no había participado de la práctica del día anterior por una fatiga en el glúteo derecho, se entrenó con normalidad y compondrá la dupla de ataque con Silva, en el que será su debut oficial en Boca.

Pablo Ledesma, recuperado de una sobrecarga en el isquiotibial izquierdo, y Ribair Rodríguez, restablecido de una fatiga en el isquiotibial derecho, formaron parte del equipo suplente, pero el primero de los nombrados debió retirarse a los pocos minutos porque volvió a sentir molestias.

Por lo observado, quedaron despejadas las dudas que se planteaban en cuanto al volante por derecha y el lugar será para Fernández, a quien eligió el entrenador por sobre los otros candidatos, Ledesma y el uruguayo Rodríguez.

La práctica se prolongó por 45 minutos y finalizó 1-1, con goles de Martínez y de Nicolás Colazo, anotándose además que Oscar Ustari detuvo un penal ejecutado por Silva.

El equipo de pecheras azules se alineó así: Ustari; Emiliano Albín, Lisandro Magallán, Alejandro Chaparro, Nahuel Zárate; Ledesma (Cristian Erbes), Ribair Rodríguez, Colazo; Lautaro Acosta, Lucas Viatri y Nicolás Blandi.

Claudio Pérez, recuperado del desgarro de recto anterior derecho sufrido el 13 de enero ante Racing, y Diego Rivero, restablecido de una distensión de gemelo derecho sufrida en los primeros días de pretemporada en Tandil, ya cuentan con el alta médica y seguramente a partir de la próxima semana se entrenarán en forma normal.