Marlins están listos para el 2013

Actualizado el 9 de febrero de 2013
AP

Giancarlo StantonJason Arnold/Getty ImagesGiancarlo Stanton se ausentó de un evento para los aficionados en el estadio de los Marlins
MIAMI -- Cuando el presidente de operaciones de béisbol de los Marlins de Miami cita a sus subalternos para la primera reunión de los entrenamientos de primavera, suele empezar con un repaso de la temporada previa. Este domingo por la mañana, la reunión arrancará con un plan diferente.

Larry Beinfest asegura que no hay necesidad de recapitular lo que ocurrió con los Marlins en 2012.

Un nuevo parque, una elevada nómina, elevadas expectativas y un nombre importante como piloto del equipo fueron los ingredientes para las que fue, quizá, la temporada más decepcionante del equipo en la historia, con 69 victorias en la temporada que los dejaron en el último puesto en el Este de la Liga Nacional, a 29 partidos del primero,

"Es hora de voltear la página", dijo Beinfest. "Lo hicimos como organización. Mi mensaje a los empleados no incluye nada sobre la pasada temporada. Usualmente, cuando empiezo la presentación, hablamos un poco sobre la temporada previa, qué se hizo en el invierno y mi idea es no decir nada al respecto. Ya se hablado demasiado. Creo que debemos hablar de nuestros jóvenes talentos, hablar sobre los Marlins 2013 y seguir adelante".

La verdad es que no tenían otra opción.

Comienzan de cero en muchos aspectos, con Mike Redmond como el nuevo piloto, con tantas caras nuevas que un veterano como Juan Pierr, de vuelta para un segundo ciclo con la franquicia, reconoció el sábado que debió tomarse cierto tiempo para fijarse bien en los nombres en las camisetas de sus nuevos compañeros al conocerles por primera vez.

"La pretemporada es una época para un renacimiento", dijo el presidente de los Marlins David Samson. "Lo nuestro es borrón y cuenta nueva. Aprendimos de nuestros errores y ahora estamos contentos de empezar".

La renovación de los Marlins realmente comenzó a mitad de la pasada campaña, cuando traspasaron a Hanley Ramírez a los Marlins de Miami. Fue el primer paso en un drástico recorte de gastos de la nómina. Culminada la temporada, transfirieron a José Reyes, Josh Johnson y Mark Buehrle a los Azulejos de Toronto.

Su nómina de salarios al inicio de 2012 era de 112 millones de dólares. Este año se ha reducido drásticamente, casi dos quintos.

El sábado, Samson conversó con fanáticos durante casi una hora sobre varios temas refiriéndose a imprecisiones de la prensa y percepciones sobre la financiación del estadio que costó 515 millones de dólares.

Consideró como positiva la jornada. "Una fanático a la vez. Es lo que estamos haciendo. Eso es lo que le decimos a todos, comprendemos la frustración. Es algo muy duro".

Los jugadores están al tanto de la frustración. Varios, como fue el caso de Giancarlo Stanton  quien no estuvo en el acto con los fanáticos este sábado en el estadio pero debe presentarse a tiempo para la primera práctica el próximo sábado expresaron su malestar a través de Twitter tras el canje con Toronto.

Logan Morrison, uno de los jugadores del equipo más activo en Twitter y nuevo primera base, dijo que no tiene sentido guardar resentimientos.

"Mi punto de vista es que me importa un bledo, porque es algo que no puedo controlar", dijo Morrison, quien busca estar listo para el inicio de la campaña tras operarse la rodilla.

Redmond, quien reemplazó a Ozzie Guillén como manager en octubre, se mostró alegre este sábado. Dice que estos entrenamientos de primavera le entusiasman de la misma manera que cuando era un jugador.

"Los últimos meses han sido una tortura, con el nombramiento y tener que esperar tanto para poder estar en un terreno de juego", dijo Redmond.