"Nunca dejé de estar involucrado con el juego"

Actualizado el 10 de febrero de 2013
Por Mariano Arroquigaray
Scrum.com

Marcelo LoffredaGetty
BUENOS AIRES -- Como siempre muy sincero y directo, el ex entrenador de Los Pumas, habló con Scrum, sobre lo que será su nuevo rol al frente del Departamento de Selecciones de la URBA. El "Tano" habló de lo que propondrá, de las ideas que tiene y sobre todo la enorme satisfacción de volver a trabajar con chicos.

Devolver la identidad, crear un buen ambiente de trabajo y proponer la gente adecuada para cada seleccionado son los puntos en los que más hará hincapié en esta nueva etapa.

- ¿Cómo surgió la posibilidad de estar en la URBA?
- Esto surge hace un mes más o menos, donde "Lucho" Gradín, me llama y me pregunta si podía contar conmigo, para aportar en el ámbito del departamento de Selecciones de la URBA. En principio me sentí muy honrado por el llamado, y después lo que también creí, que sería muy interesante como desafío para tratar de poner a Buenos Aires, como protagonista del juego a nivel nacional.

- ¿Feliz de volver a trabajar?
- Yo nunca dejé de estar involucrado con el juego, más allá que dejé de estar en la UAR formalmente en 2011, después siempre estuve vinculado, a través de clínicas o charlas por el interior e inclusive también en Buenos Aires. Esto tiene sí un grado más profundo desde lo formal, por qué voy a colaborar de una forma mucho más abierta y honorifica, y siempre pensando en corto plazo, por qué no quiero asumir una responsabilidad que no pueda cumplir a largo plazo. Por eso con Lucho, lo hablamos bien, y está de acuerdo, por eso vamos a apuntar hasta mitad de año. Mi tarea a corto plazo será organizar la parte de juveniles, que es la de mayor necesidad se está buscando por que arranca en abril. Así que rápidamente pondremos todo en eso.

- ¿Sin dudas los cañones estarán puestos en devolver a Las Águilas a los primeros planos en juveniles?
- La URBA siempre ha tenido protagonismo y siempre se mantuvo dentro de los primeros lugares, eso siempre derivó de una tarea de tiempo y organización que termina siendo una consecuencia. Acá no vamos a buscar el campeonato o el resultado, sino trabajar desde las raíces, desde los jóvenes, desde la preparación, recrear y realimentar todo lo que ha quedado dormido en la URBA, que es el entusiasmo, o las ganas de representar a Buenos Aires o el deterioro que se ha producido de identidad de los distintos seleccionados y realmente tengo ganas de volver a jugar para los seleccionados de Buenos Aires, sé que eso no va a venir de un día para el otro, va a ser una tarea de juntar a los chicos, de hacer buenas prácticas, de hablarles, de juntarlos en otros ámbitos que no sean sólo de rugby, de volver a los valores del juego y ganar la identidad, que es la clave que hace de un equipo tenga como consecuencia los resultados.

- Y que sentimientos te dan a vos estar otra vez involucrado con chicos, que van a tener enfrente a uno de los máximos referentes del seleccionado de los últimos tiempos...
- Todavía no pude juntarme con ellos, recién será a mediados de mes, pero sin duda será muy lindo volver a estar con juveniles. Sí bien hice charlas con chicos últimamente en mi club o en el interior, volver a estar con planteles de jóvenes es muy atractivo, sobre todo por la atención que los chicos le ponen a las cosas, la naturalidad, no hay que estar permanentemente llamándole la atención, y creo que eso es una cuestión que da gusto para volver a entrenar. Sí bien mi papel no será estar al lado del campo, siempre voy a estar colaborando o me involucraré en alguna práctica.

- Es hasta julio, pero supongo que hablaste con Lucho para colaborar con la mayor en el Argentino que se disputará en la segunda mitad del año...
- Si mi tarea posteriormente de los Juveniles, post abril, será focalizarme de lleno en la mayor, donde habrá que pensar en un equipo de coaching, como estamos haciendo ahora con la de Juveniles, sino también establecer algunas pautas que sean realmente posibles de cumplir, pero también que marquen una plataforma para lo que es el comportamiento y las cuestiones técnicas, como por ejemplo elaborar un plan de juego. Creo que todas esas cosas van a conformar o son los factores que van a permitir que se empiece a conseguir mayor identidad, que es el objetivo mayor que se quiere conseguir y es lo que hablamos con Lucho, y es lo que vamos a buscar.

-¿Gradín te consultó a quienes poder poner de entrenadores?
- Eso lo hablamos y me dio la libertad y para ir charlándolo con distintos protagonistas del rugby de la URBA, y por supuesto al tener la gente me reuniré con él y con la Comisión de Selecciones donde está Osvaldo Ferrarás y otras personas muy ligadas al rugby de Buenos Aires. Yo voy a proponer nombres, ya lo estoy haciendo, si bien no puedo decir nombres, ya he trazado un mini plan primero para juveniles, y luego lo haré para la mayor.