River: Ramón habló con Ponzio

Actualizado el 12 de febrero de 2013
Télam

BUENOS AIRES -- El entrenador de River, Ramón Díaz, conversó un buen rato con el volante central, Leonado Ponzio, que el domingo pasado vio la tarjeta roja en el partido con Belgrano de Córdoba (2-1), lo que representó que su equipo jugara casi todo el segundo tiempo con un hombre menos.

Cirigliano v Ponzio
Fotobaires.comCirigliano y Ponzio durante el entrenamiento

El propio protagonista confirmó en el mediodía del martes haber "pedido disculpas" a sus compañeros, por la expulsión que determinó el árbitro Germán Delfino, argumentando que se trató de "un momento de calentura".

"No puedo hacer lo que hice. Estoy arrepentido. Dejé a mi equipo con 10 hombres y eso no puede pasar. Soy de los más grandes del plantel y eso fue una tontería", confesó el mediocampista.

Con relación a la charla que mantuvo con el técnico, el volante explicó: "Estuvimos hablando de la expulsión y de lo que pasó. Pero también del funcionamiento del equipo", dijo sin entrar en mayores detalles.

Ponzio vio la tarjeta roja por una agresión a César Pereyra, que previamente le había tirado un manotazo al jugador millonario.

Antes de empezar el entrenamiento, aún en la zona de vestuarios, el técnico Ramón Díaz se tomó su tiempo para charlar con Ponzio, conversación en la que, se supone, le habría sugerido "no repetir" tales comportamientos.

Ya en la cancha, mientras los jugadores trotaban y ejecutaban movimientos livianos, el `Pelado` Díaz siguió conversando con Ponzio, tarea que también reiteró Emiliano, el hijo del entrenador y uno de los ayudantes de campo.

A todo esto, el técnico todavía no resolvió quien será el sustituto del caudillo riverplatense en la zona central. Las mayores posibilidades consisten en incluir a Ezequiel Cirigliano. Pero también es una alternativa la entrada de

Alrededor de 200 personas observaron la práctica en las inmediaciones del predio, a través de los alambrados. Muchos de ellos, inclusive, estacionaron sus vehículos y aprovecharon el día soleado, para tomar mate en familia o bien con amigos.