Bears se desprenden de Johnny Knox

Actualizado el 12 de febrero de 2013
Por Michael C. Wright
ESPNChicago.com

LAKE FOREST -- Los Chicago Bears anunciaron este miércoles la terminación del contrato del receptor abierto Johnny Knox, quien se perdiera la totalidad de la temporada del 2012 tras sufrir una lesión en la espalda en el 2011, requiriendo una cirugía para estabilizar una vértebra fracturada.

Johnny Knox
APKnox trabajó con sus compañeros el verano pasado

El ala abierta veterano había iniciado en 27 de 45 juegos del 2009-11 con los Bears, atrapando 133 pases para 2,214 yardas y 12 touchdowns. Knox estaba en el año final de su contrato y recibió 1.26 millones de dólares pese a pasar la temporada del 2012 en la lista de los imposibilitados para participar por problemas físicos.

Pese a trabajar diligentemente en si rehabilitación, Knox nunca se recuperó lo suficiente como para regresar al club. Fuentes múltiples han expresado dudas de que Knox regrese, dada la severidad de su lesión.

Knox se sometió a una cirugía de fusión en la espina para estabilizar una vértebra fracturada el 19 de diciembre del 2011, y el pronóstico inicial era que le tomaría unos seis meses para que se recuperara lo suficiente como para pensar en volver al emparrillado. La lesión fue, sin embargo, más severa de lo que se anticipó en un principio, y se descubrió más tarde que Knox había sufrido daño nervioso.

Cuando los Bears se reunieron en en Halas Hall para las sesiones de trabajo de primavera, se hizo evidente que Knox enfrentaría una recuperación complicada. Knox admitió haber perdido unas 30 libras de músculo, y el daño nervioso obligaba al receptor caminar con dificultades. A lo largo de la temporada del 2012, Knox parecía haber recuperado algo del músculo perdido, pero aún no era capaz de caminar con normalidad, lo que originó dudas acerca de un regreso eventual al club.

En julio, Knox declaró que "realmente no existe una fecha fija" para una rehabilitación total, añadiendo, "sigo trabajando. No tengo la misma explosividad que solía tener, pero es algo que se esperaba por la lesión. Estoy trotando y ya me muevo bien".

Knox sufrió la lesión durante la derrota de los Bears del 18 de diciembre del 2011 ante los Seattle Seahawks en Soldier Field tras un golpe devastador del ala defensiva Anthony Hargrove que dobló al receptor hacia atrás en un ángulo extraño.

Atrapando un pase por el medio del campo, Knox intentó obtener yardas campo abajo, pero el profundo Kam Chancellor había zafado el ovoide del receptor.

Cuando Knox intentó recuperar el balón, Hargrove también se lanzó por el ovoide, causando una colisión violenta que dejó al receptor inmóvil sobre el césped de Soldier Field, soportando mucho dolor por varios minutos.

Knox recordó la experiencia como "un gran susto" en julio pasado, pero expresó optimismo sobre un eventual regreso a los Bears.

"Ahora, empiezo con metas pequeñas, tomando todo de poco en poco a la vez", dijo en su momento Knox. "Al principio, sabía que iba a ser difícil correr. Pero ahora, estoy corriendo mejor de lo que pensé que lo haría, recuperando mi peso, trabajando con mayor peso en el gimnasio. Estoy bien. Honestamente, ha habido días en que he estado abajo, pero en general, me mantengo positivo, me mantengo motivado. Por eso estoy aquí afuera mejorando. Significa mucho para mí [estar con mis compañeros]. Aunque estoy lesionado, me emociona estar alrededor de todos los chicos, todo el día, todos los días, y simplemente enfocarme en mi rehabilitación".

Se le preguntó recientemente al ex entrenador de receptores abiertos de los Bears, Darryl Drake --quien ahora está con los Arizona Cardinals-- si pensaba que Knox volvería a jugar.

"No lo sé", expresó Drake en "The Waddle & Silvy Show". "Sé que trabaja extremadamente duro. Creo que está en manos de Dios. Nunca hay que decir nunca, nunca se sabe. ¿Llegará? Simplemente no lo sé. Espero que sí, porque creo que es un talento especial".

Knox promedió 16.6 yardas por atrapada durante las tres temporadas que jugó con los Bears, que lo ranquearon como el séptimo mejor promedio en la NFL durante ese lapso.

Knox ganó honores de Pro Bowl como novato devolviendo patadas en el 2009, y a lo largo de su carrera regresó 55 patadas de salida para 1,506 yardas.