Scola sufre por las derrotas

Actualizado el 13 de febrero de 2013
EFE

Luis Scola
Getty ImagesScola no atraviesa un momento positivo

LOS ANGELES -- El ala-pivote argentino de los Phoenix Suns, Luis Scola, habló acerca de la temporada de su equipo y la dura posición en la que se encuentra -último de la Conferencia Oeste-, una situación en la que, admite, se han metido ellos mismos y a la que tratan de dar la vuelta en la segunda mitad de la campaña.

"Nadie nos puso aquí injustamente. Nuestros propios errores nos trajeron acá. Hay que asumir la responsabilidad, eso es lo primero que debemos hacer. Es muy fácil decir que el equipo es malo, que los jugadores son malos o que la franquicia es mala. No es verdad", explicó el internacional argentino antes del encuentro frente a los Lakers.

"Si el equipo estuviera ganando, me gustaría que me dieran el crédito que me corresponde. Pero estamos perdiendo. Todos los jugadores, en especial los importantes, debemos sentirnos culpables y trabajar para salir de esta situación", añadió.

Con la derrota de este martes por la noche los Suns se quedan con un registro de 17 victorias y 36 derrotas. Scola promedia 12,8 puntos y 6,3 rebotes por partido, los peores números en su carrera dentro de la NBA desde su llegada en la campaña 2007-08.

"Evidentemente, no está siendo una buena temporada, ni individual ni colectivamente. Los playoffs quizá estén imposibles, matemáticamente no lo sé, pero sí muy, muy difíciles. Nuestra meta no tiene que ser ganar un número determinado de partidos o alcanzar cierta posición, sino jugar mejor, ganar partidos y comenzar a construir un equipo ganador para el año que viene", declaró.

El exjugador del Caja Laboral admitió que le cuesta acostumbrarse a sufrir tantas derrotas porque se considera un ganador.

"Es difícil. No estoy acostumbrado a perder. Es antinatural acostumbrarse. Hay muchísimos jugadores, incluso de los mejores de la historia, que han pasado por esta situación y han sabido sacarle provecho. Ahora me toca a mí junto al resto de los chicos. Queremos terminar el año fuertes. Evidentemente no vamos a terminar como pensábamos antes de disputar el primer partido de la temporada, pero al menos debemos tratar de conseguirlo", manifestó.

Asimismo, admitió que le "encantaría estar en la situación" de su compatriota Manu Ginobili o la de su excompañero en el Caja Laboral Tiago Splitter, ambos miembros del mejor equipo de la Liga, San Antonio Spurs.

"No es envidia. Siento una admiración y un respeto muy grande por lo que consiguen. Es muy difícil conseguirlo a nivel de organización y ellos son parte de esa cultura", manifestó el argentino, a quien le gustaría formar parte de la "reconstrucción" de los Suns puesto que le encanta la ciudad de Phoenix.

"Nadie sabe nada con certeza en la NBA acerca de su futuro, pero Phoenix es un lugar genial. Ojalá cuenten conmigo para el futuro y llevemos el equipo a buen puerto", indicó.