Hernández reporta con Marineros

Actualizado el 15 de febrero de 2013
AP

Félix Hernández
APFélix Hernández llegó firmando autógrafos al campo de entrenamiento de los Marineros
PEORIA, Arizona -- Lo que sea que digan las críticas en su país natal sobre Felix Hernandez, parecían ya muy lejanas el viernes cuando el lanzador estrella se reportó al campamento de primavera de los Marineros de Seattle.

En los vestuarios y en el campo, Hernández no parecía escuchar o ver la reacción de los aficionados en su natal Venezuela, quienes están decepcionados que haya optado por perderse el Mundial de Béisbol para quedarse con su equipo.

Hernández estaba feliz y contento como siempre, en el vestuario en la mañana, sonriendo y saludando a sus compañeros y entrenadores ante una pequeña horda de aficionados en el complejo de los Mariners una vez que empezaron a trabajar.

Con su contrato de siete años por 175 millones de dólares recién firmado el miércoles, que lo convirtió en el lanzador mejor pagado de las Grandes Ligas, Hernández dijo que se sentía bien en el campo con el equipo. Sus compañeros lo inundaron con peticiones de préstamos y le hicieron bromas sobre cómo lloró al firmar su contrato en televisión nacional.

"Estaba jugando. Ellos son grandioso", dijo Hernández.

El venezolano dijo que la recepción de su nuevo contrato ha generado sentimientos encontrados en su país. Estaba en la rotación del equipo nacional para el Clásico Mundial de Béisbol, pero la semana pasada decidió no jugar mientras las negociaciones del contrato estaban en progreso.

El anuncio enfureció a muchos venezolanos que sienten que jugar para el país es más importante que el equipo de las Grandes Ligas.

"Algunos dicen cosas buenas de mí, y otros no", dijo Hernández. "Es una decisión personal y simplemente quiero estar aquí con mis compañeros y espero que lo entiendan".

Su compañero de equipo y compatriota Franklin Gutiérrez, dijo que Hernández era causa de gran orgullo en su país y una persona que trabaja duro. "Se merece ese contrato porque lo aman en Seattle y es una persona que nunca se cansa de trabajar duro y lo ha demostrado a través de su trabajo", dijo Gutiérrez.

Gutiérrez defendió la decisión de su compañero sobre el Clásico Mundial de Béisbol.

"Es una decisión difícil pero tenía que hacerla. Pensó en el futuro de su familia", dijo Gutiérrez. "Yo hubiera hecho lo mismo. Habrá otras oportunidades de que pueda representar a Venezuela".

El entrenador de pitcheo Carl Willis dijo que Hernández entiende su lugar como cara de la organización y líder del equipo de lanzadores a sus 26 años.

"Sabe que es un lanzador de élite. Pero no lo da por sentado", dijo Willis. "Creo que en parte esa es la razón por la que no le dio la vuelta a eso, porque entiende lo que es y lo que puede hacer y no deja que eso lo cambie como persona".

Hernández no lanzará una sesión de bullpen sino hasta la semana entrante. Los Mariners lo tendrán atrapando y repasando jugadas en tanto.