La clave para Monte Kiffin

Robar balones ha sido un problema para Dallas y es algo que Kiffin debe arreglar

Actualizado el 16 de febrero de 2013
Por Todd Archer
ESPNDallas.com

IRVING -- A medida que los Dallas Cowboys presentaban su recién formado cuerpo de entrenadores, quizás fue sólo una coincidencia que Monte Kiffin fuera el primero en hablar.

Monte Kiffin
APKiffin promedió 31 robos de balón por año en Tampa

Quizás fue algo de la edad, y el coordinador defensivo de 72 años de edad tuvo la primera ronda de preguntas de los reporteros en las instalaciones de entrenamiento del equipo, en Valley Ranch.

"No soy tan importante", declaró Kiffin. "En verdad no lo soy".

Disculpe entrenador, usted es importante. Tiene que ser importante. Mejor que lo sea.

Entrenador, a usted y al entrenador de línea defensiva, Rod Marinelli, se les ha pedido que hagan un trabajo de reconstrucción importante. Tendrán algo de talento a la defensiva, pero no tanto como su predecesor, Rob Ryan, siempre decía. Y podrían perder al mejor defensivo de los Cowboys de la temporada del 2012, Anthony Spencer, quien será un agente libre sin restricciones.

El cambio actual de un sistema 3-4 a uno 4-3 será la parte más fácil.

"Quiero decir, un [sistema] 3-4, uno 4-3, no importa", señaló Kiffin. "La última vez que vi, había 11 chicos en el campo, ¿verdad? No ocho, no nueve, no 10. Esto no está bien. ¿Teníamos 12? Eso tampoco es bueno. Vamos a ser castigados".

Eso no era problema para las defensivas de Rob Ryan, así que ahí tendrá una ventaja. No Monte, la parte más difícil será convertir a jugadores que no han mostrado la capacidad de generar balones perdidos durante los últimos años en una unidad como aquellas que lo hicieron regularmente para ti con los Tampa Bay Buccaneers.

En la estancia de Kiffin como coordinador de los Buccaneers de 1996 al 2008, Tampa Bay promedió 19 intercepciones, 12 balones sueltos recuperados y 39 capturas por temporada.

Únicamente tres veces, desde que Jerry Jones compró a los Cowboys en 1989, una defensiva de Dallas ha tenido más de 19 intercepciones. Los Cowboys interceptaron siete pases la temporada pasada, liderados por las tres que consiguió Brandon Carr.

Sólo en cinco ocasiones en la era Jones, los Cowboys han tenido más de 12 balones sueltos en una temporada. El año pasado tuvieron nueve.

Sólo seis veces desde 1989 los Cowboys han conseguido más de 39 capturas en una temporada, y cuatro se produjeron desde que se mudaron al esquema 3-4. Los Cowboys tuvieron 34 capturas la temporada pasada.

Quizás la principal razón por la que Jason Garrett quería mudarse a un esquema 4-3 y contratar a Kiffin --y por extensión a Marinelli-- es la capacidad para generar robos de balón. La defensiva de Marinelli con los Chicago Bears tuvo 44 robos de balón en el 2012, la cantidad más alta de la liga, incluyendo cinco en contra de los Cowboys.

"Hemos hecho muchas cosas buenas a la defensiva aquí en los últimos seis años, pero lo que probablemente no hemos hecho tan bien es robar balones", sentenció Garrett. "Y los robos de balón y forzar los balones perdidos probablemente es la estadística más importante en el fútbol americano".

En Tampa Bay, Kiffin tenía jugadores talentosos en los tres niveles de la defensiva con Warren Sapp, Simeon Rice, Derrick Brooks, Ronde Barber y John Lynch.

En Chicago, Marinelli tenía jugadores talentosos en los tres niveles con Julius Peppers, Henry Melton, Lance Briggs, Brian Urlacher, Charles Tillman y Tim Jennings. En el 2012, Tillman lideró a la NFL con 10 balones sueltos forzados, y Jennings lideró a la liga con nueve intercepciones.

¿Tienen los Cowboys esa clase de jugadores?

Carr nunca ha tenido más de cuatro intercepciones en una temporada durante su carrera. La selección de primera ronda del draft del año pasado, Morris Claiborne, consiguió una el año pasado. Pese a todo lo que se habla acerca de sus habilidades con el balón, apenas mostró la capacidad para robar el balón como novato. Orlando Scandrick tiene tres intercepciones en cinco temporadas. El profundo, Gerald Sensabaugh, ha interceptado un balón en sus últimos 28 partidos.

DeMarcus Ware tiene la habilidad para despojar del balón a los mariscales de campo cuando dobla la esquina, sin embargo los Cowboys recuperaron sólo dos de los cinco balones sueltos forzados por Ware en el 2005.

El mejor jugador talentoso puro a la defensiva es el apoyador, Sean Lee. Tiene siete intercepciones durante sus últimas tres temporadas. Tiene un olfato para el balón que no tienen otros jugadores a la defensiva.

"Creo que el secreto es que cualquier cosa que quieras lograr, tienen que insistir en ella", sentenció Marinelli. "Y se habla de ello todos los días en las prácticas y mentalmente. Si un balón está ahí, lo tomamos. Jugamos duro. Jugamos inteligente. Y tienes que conseguir el balón. Es un tema y uno tiene que hablar constantemente de él".

Ryan lo destacaba y hablaba de ello. Incluso recurrió a llamarlos "ladrones" en el 2012 como una especie de último recurso. Wade Phillips insistió en ello. También Bill Parcells.

No funcionó para ellos.

Ya descubriremos este año si es el esquema o el personal, y, Monte, es por eso que eres tan importante.