Diego Maradona habló desde Dubai

Actualizado el 19 de febrero de 2013
DYN

Maradona
EFEDiego Maradona, picante, como siempre

BUENOS AIRES -- El ex astro Diego Maradona aseguró este martes que confía "más que nunca" en el entrenador Carlos Bianchi y en Juan Román Riquelme, a quien consideró "un jugador fantástico", para revertir el presente de Boca, que sólo sumó cuatro de los nueve puntos que disputó en los últimos días.

"Bianchi es un hombre preparado, yo creo más que nunca en Bianchi y estoy totalmente tranquilo porque el fútbol se lleva en la sangre y no en dos o tres resultados", dijo Maradona en una entrevista con radio La Red.

El ex técnico del seleccionado se refirió así al sufrido triunfo frente a Quilmes, luego de estar 2-0 abajo, la derrota ante Toluca en el debut en la Copa Libertadores, y el flojo desempeño del equipo en el empate sin goles con Tigre.

Desde Dubai, donde se desempeña como embajador deportivo de ese Emirato, Maradona envió su apoyo a Bianchi, luego de los muy flojos rendimientos del equipo tanto en el Torneo Final como en la Copa Libertadores.

Además, y pese a las diferencias públicas entre ambos, Maradona señaló que "Riquelme es un jugador fantástico" y que "si se pone bien físicamente es el conductor de Boca, sin dudas".

"Riquelme es un jugador fantástico, pero él tendrá de decidir si sigue jugando o no, él ya es grandecito. Pero si se pone bien físicamente es el conductor de Boca sin ninguna duda, además Bianchi lo conoce mejor que nadie", remarcó el ex futbolista campeón del mundo en México 1986.

Diego Maradona también deslizó que ningún club del fútbol argentino se anima a contratarlo por temor a eventuales represalias del presidente de la AFA, Julio Grondona. "Voy a morir de pie y en una cancha argentina. Soy un exiliado pero no por los jugadores, sino por el presidente de la AFA y por el gagá de (Carlos) Bilardo y por los dirigentes, que están todo el día chupándole las medias a Grondona", disparó Maradona en declaraciones a radio La Red.

Maradona consideró que su situación podría cambiar "cuando (los clubes) se decidan a contratarme o haga una reunión con Grondona o que no esté más".

"Lo mío lo comparo con lo del 'Flaco' (César Luis) Menotti (ex entrenador del seleccionado), que se peleó contra el sistema y contra Grondona", dijo Maradona.

Ya más distendido, y sobre el reciente nacimiento de Diego Fernando, el hijo que tuvo con su ex pareja Verónica Ojeda, Maradona se entusiasmó con la posibilidad de que en un futuro pueda conformar un tridente ofensivo con Thiago Messi, hijo de Lionel, y con su nieto Benjamín Agüero, hijo de Sergio.

"¿Sabés lo que sería? Thiago se tiraría un poquito más atrás y Benjamín y Dieguito Fernando irían más de punta", bromeó Maradona, al tiempo que contó que su hijo es igual a él.