Jets empiezan a realizar cortes

Actualizado el 19 de febrero de 2013
Por Rich Cimini
ESPNNewYork.com

FLORHAM PARK -- Los financieramente limitados New York Jets iniciaron su purga de nómina este martes, cortando al apoyador Bart Scott junto con otros tres veteranos.

Eric Smith

Smith

Calvin Pace

Pace

Bart Scott

Scott

En otros movimientos que ya se anticipaban, los Jets también se desprendieron del apoyador Calvin Pace, el profundo Eric Smith, y el tackle Jason Smith. Con ello, los Jets crearon unos 30.7 millones de dólares de espacio bajo el tope salarial, quedando a unos 5.7 millones por debajo del límite máximo.

Es el inicio de lo que se supone será una temporada baja tumultuosa bajo el nuevo gerente general John Idzik, aunque su predecesor, Mike Tannenbaum, planeaba realizar los mismos cuatro cortes.

Lo anterior no impactará la situación de Darrelle Revis. Los Jets debían realizar estas transacciones simplemente para ponerse por debajo del tope antes del inicio del año de la liga, el 12 de marzo. También cortaron al ala cerrada Josh Baker.

"Todos y cada uno de esos jugadores fue un contribuyente para el equipo", declaró el entrenador en jefe Rex Ryan este martes. "Estuve muy impresionado con Jason en la temporada pasada mientras que Bart, Calvin y Eric han sido instrumentales en nuestra defensiva por los últimos cuatro años".

Scott no fue incluido en la lista original de cortes de los Jets, generando especulación de que podría seguir en el club con un salario reducido. Su agente, Harold Lewis, dijo que esperaba reunirse con oficiales del equipo más tarde en la semana en el Combinado de Talento de la NFL en Indianapolis para discutir el futuro de Scott.

Los Jets aparentemente no pudieron esperar, anunciando una hora después que Scott --mejor conocido por su declaración de "Can't Wait!" (¡No puedo esperar!) por ESPN luego de que los Jets derrotaran a los New England Patriots en los playoffs divisionales del 2010-- también iba de salida.

"La puerta no está cerrada con los Jets, y realmente nos permite trabajar el mercado como agente libre mientras estemos en Indy", dijo más tarde Lewis en correo electrónico para ESPNNewYork.com.

Scott estaba programado para impactar la nómina con 8.7 millones de dólares. Al cortarlo, los Jets serán golpeados con 1.5 millones en "dinero muerto", significando que habrá una ganancia en contra del tope por 7.2 millones. Posiblemente será reemplazado por el apoyador de segundo año Demario Davis, quien se convirtió en el heredero aparente de Scott el año pasado cuando fue reclutado en la tercera ronda del draft.

Scott fue la primera gran adquisición de la administración Ryan, siguiendo a su ex coordinador defensivo hasta New York procedente de los Baltimore Ravens.

Los Jets lo convencieron gracias a un contrato de 48 millones de dólares en el 2009, convirtiéndolo en el pilar de la defensiva. Ryan y dos entrenadores asistentes realizaron un famoso viaje de reclutamiento a la casa de Scott en Maryland, apareciéndose a media noche en su casa al inicio de la agencia libre.

Scott aportó dureza y actitud a la unidad, que se elevó hasta ser la Nº 1 de la liga en el 2009. En cuatro campañas con los Jets, Scott registró 8.5 capturas, dos balones sueltos forzados y únicamente una intercepción.

Scott se mostró insatisfecho en el 2011, quejándose por su rol reducido, y también protagonizó varios choques con los medios, incurriendo en una ocasión en una multa por 10,000 dólares por un gesto obsceno hacia un reportero gráfico.

Scott esperaba una temporada de rebote, pero sufrió una lesión en el pie en la Semana 3. Intentó jugar pese al dolor, pero eventualmente se ausentó de un juego, cortando su racha de 119 juegos consecutivos.

Scott, Pace y Eric Smith podrían generar interés de los Buffalo Bills, donde se reunirían con el ex coordinador defensivo de los Jets, Mike Pettine.

Pace era un apoyador de tres intentos, pero su cifra en contra del tope salarial era prohibitiva: estaba por impactar al tope por 11.6 millones. Al desprenderse del apoyador, los Jets recibirán un golpe de 3.0 millones en "dinero muerto", pero se ahorrarán unos 8.6 millones bajo el tope.

Los Jets firmaron a Pace por seis campañas y 42 millones de dólares en la agencia libre del 2008, una de varias adiciones claves en una temporada baja que acaparó los titulares. De todas las adquisiciones de gran cartel --Alan Faneca, Kris Jenkins, Damien Woody y, más tarde, Brett Favre-- Pace duró más con la franquicia.

Pace no se convirtió en el cazamariscales que imaginaron los Jets, y nunca pudo eclipsar la marca de ocho capturas por temporada. En el 2012, jugó en el 94 por ciento de las jugadas defensivas, registrando apenas tres capturas y 42 tacleadas en solitario.

En cinco temporadas con los Jets, Pace registró 28 capturas y 11 balones sueltos forzados. Los Jets no cuentan con un reemplazo obvio para él, pero podrían reclutar a un apoyador externo con la novena selección global.

La salida de Jason Smith no sorprende a nadie, considerando su total en contra del tope salarial de 12 millones de dólares, que incluía un bono de plantilla de 11.25 millones. Los Jets heredaron el contrato en agosto pasado de lo s St. Louis Rams, quienes previamente habían reestructurado el contrato para incluir el enorme bono, asegurando virtualmente la agencia libre para Smith en el 2013.

La totalidad del cargo de 12 millones de dólares desaparece de los libros de los Jets, una ganancia que les permitirá operar en el mercado de la agencia libre.

Smith fue adquirido en agosto pasado en un canje con los Rams, un intercambio por Wayne Hunter, otro tackle derecho que decepcionó. Smith, segundo recluta global del 2009, fue utilizado exclusivamente como suplente. Jugó en el 24 por ciento de las jugadas ofensivas como bloqueador adicional en el paquete "jumbo".

Eric Smith fue un suplente valioso que contribuyó en equipos especiales. Fue un jugador situacional la temporada pasada a la defensiva, pero ha iniciado 36 juegos en su carrera. Estaba programado para cobrar 3 millones de dólares en su año final de contrato, todo el cual desaparece también de los libros de los Jets.