Siete cambios que deberían darse

Cercana la fecha límite, aquí hay siete tratos que nos gustarían ver

Actualizado el 20 de febrero de 2013
Por Tom Haberstroh
ESPN Insider

Si las investigaciones del departamento ESPN Stats & Information sirven de algo, entonces estamos encaminados a muchos cambios de camiseta esta semana. En los últimos cinco períodos de intercambios, hemos visto alrededor de siete tratos (7.2 para ser exactos) en el día del intercambio. Coincidentemente, ese el mismo número de intercambios que el vicepresidente de operaciones de básquetbol de Memphis, John Hollinger, predijo que sucederían en toda la liga llegado el jueves.

Si ese es el caso, aquí hay siete tratos que me gustaría que se diesen, dadas las fortalezas y debilidades de cada equipo, además de su situación con el tope salarial.

1. Eric Bledsoe al Jazz

Utah Jazz recibe a: Eric Bledsoe, Caron Butler y Ronny Turiaf. Los Angeles Clippers recibe a: Paul Millsap y Alec Burks.

Los Utah Jazz tienen uno de esos "buenos problemas" en sus manos: ellos tienen demasiados jugadores grandes de calidad listos para ser titulares en su plantel. Esto los pone en una posición muy deseable en la fecha de cierre de intercambios porque tienen un excedente que puede ser usado para cumplir con alguna necesidad (ayuda en el fondo de cancha, por ejemplo).

Ahí entra Eric Bledsoe. El intercambio que se rumorea (detallado en profundidad aquí por nuestro reportero Bradford Doolittle) tiene sentido en casi todos los niveles para el Jazz. Ellos tienen una estrella potencial en Bledsoe al tiempo que estarán abandonando a Millsap, quien podría ser poco más que un reemplazante temporal de Derrick Favors o Enes Kanter en el frente de cancha de Utah. Bledsoe está promediando 15.9 puntos, 5.5 asistencias y 5.2 rebotes cada 36 minutos esta temporada, y Utah tendrá muchas razones para darle esa cantidad de tiempo de juego.

¿Y los Clippers? Millsap ayudaría a levantar el puesto 21 del ranking del equipo en tasa de rebotes defensivos y darles algo de empuje muy necesitado en anotaciones. Se suponía que Lamar Odom iba a ser ese jugador, pero anotó en dobles dígitos apenas una vez en esta temporada. Los Clippers podrían buscar algo más grande y poner a Millsap, de 6'8'', en el 3, lo cual le daría uno de los frentes de cancha más formidables de la liga. ¿Eso garantizaría una mejor oportunidad de ganar el título? Ciertamente es una apuesta más segura que pensar que Odom se transformará nuevamente en un jugador confiable en la NBA.

2. Kevin Garnett al Thunder

Kevin Garnett
Jared Wickerham/Getty Images
Boston Celtics recibe a: primera elección del draft de Toronto, Kendrick Perkins, Eric Maynor y Perry Jones.Oklahoma City Thunder recibe a: Kevin Garnett, Chris Wilcox y Jason Collins.

¿Vamos a caer en esto nuevamente? Poca gente recuerda esto, pero Garnett le dijo a todos en junio del 2007 que no aceptaría un intercambio con Boston. Y luego, claro, lo hizo. Por eso la reciente insistencia de Garnett de que no relegaría su cláusula de no intercambio debe ser tomada con soda. Tal como lo dijera el mismo Garnett alguna vez, todo es posible.

Garnett en OKC tiene casi demasiado sentido en la cancha. Algo me dice que Garnett quiere ganar un título por encima de todo, y que Boston probablemente ya no pueda hacer eso por él. Al menos no sin Rondo en el equipo. Ahora que Lakers y Grizzlies han caído fuera del círculo de retadores, Perkins no tiene sentido de estar en el plantel. Garnett, como maestro defensivo y líder, sí lo tiene.

Pero claro, Boston ni siquiera piensa en este trato a menos que ellos estén comprometidos con reconstruir, reconstruir y reconstruir. Esa elección de Toronto podría terminar fácilmente entre los mejores siete una vez que Rudy Gay decida dejar de hacer esos tiros a matar o morir justo en la chicharra. Y si está saludable, Perry Jones tiene un techo tan alto como el de cualquier jugador del draft (reiteramos: si está saludable). Boston probablemente evite este trato aún con esos jugadores tan jóvenes y con tanto potencial, pero es demasiado atractivo para OKC como para no mencionarlo.

3. J.J. Redick a los Denver Nuggets

Denver Nuggets recibe a: J.J. Redick. Orlando Magic recibe a: Timofey Mozgov, primera elección del draft 2016 de los Knicks.

Miren lo que pasa en la liga, y verán que es difícil encontrar a un equipo que no pueda encontrar a un jugador como Redick, quien está tirando y pasando (cinco asistencias cada 36 minutos) como una versión menor de Stephen Curry esta temporada. Pero los Denver Nuggets se destacan porque clasifican sextos desde abajo en la lista de porcentaje de triples y tienen una enorme excepción de intercambios de $13 millones gracias al intercambio de Nené la temporada pasada.

Luego de un comienzo candente, Corey Brewer tiene un porcentaje de tiro horrible de 23 por ciento desde la línea de triples desde el 1ro de enero, lo cual no sería tan malo si él no pensara que es Steve Kerr ahí afuera. Brewer está probablemente mejor equipado para ser un especialista defensivo que un jugador de 3 y defensa, y Redick podría darle a los Nuggets el espacio que tanto necesitan.

El Magic no dejará ir a Redick a cambio de nada, por lo cual los Nuggets podrían agregar una elección de primera ronda en 2016 de parte de los Knicks, junto a un jugador grande y útil como Mozgov, quien probablemente se merece más tiempo de juego del que ha recibido en Denver. Semejante trato debería (y seamos honestos) permitirle al Magic buscar una elección del draft entre las tres mejores en el draft de la próxima temporada y lograr otra elección más adelante. Redick tiene mucho más sentido para un equipo con chances de campeonato, de otro modo su talento será echado a perder en un equipo perdedor.

4. Steve Nash a los Indiana Pacers

Steve Nash
Evan Gole/NBAE/Getty Images
Indiana Pacers recibe a: Steve Nash, Metta World Peace, Jordan Hill y Steve Blake. Los Angeles Lakers recibe a: Danny Granger, George Hill, Lance Stephenson y Ben Hansbrough.

Es demasiado doloroso ver el talento de Nash echándose a perder en el circo actual de Laker Land. Dwight Howard parece ser alérgico al pick-and-roll con Nash, lo cual es un crimen basquetbolístico de alto vuelo. Para no mencionar que Kobe Bryant está ahora dividiendo sus tareas de manejo de balón, lo cual priva a Nash de exhibir sus talentos de brujo con el esférico.

Indiana sería un brillante lugar de aterrizaje para el dos veces JMV, aún más allá del obvio hecho de que Nash luce como si pudiera participar enseguida de una nueva versión de la película "Hoosiers". Los Pacers clasifican 24 en ofensiva y necesitan una inyección de creatividad ofensiva. Nash no ha penetrado la pintura tanto como en el pasado, pero podría necesitar apenas un cambio de escenografía para hacerlo. Y Granger pasa a ser un poco superfluo con el ascenso de Paul George.

Tal como pasa en el escenario de Boston más arriba, los Lakers estarían de acuerdo con la idea de que construir para el futuro es más valioso que una pequeña chance de terminar eliminados temprano esta temporada. En el corto plazo, Hill podría darle a los Lakers una presencia defensiva mucho más fuerte sobre el balón, y Granger (si es que está en buena salud) podría ayudar a mejorar la defensa sin Nash. Una arremetida hacia los playoffs del 2013 no debe ser descartada, y Granger se transforma en agente libre justo a tiempo para el reparto de agentes libres del 2014. Este es un trato que probablemente nunca suceda, pero Nash liderando nuevamente a los Pacers ante el Heat sería un escenario fantástico de postemporada.

5. Josh Smith a los Spurs

San Antonio Spurs recibe a: Josh Smith, Zaza Pachulia, Ivan Johnson. Atlanta Hawks recibe a: Tiago Splitter, Stephen Jackson, Boris Diaw, futura elección de primera ronda.

¿En qué podría transformarse una maravilla atlética como Josh Smith bajo el mando de Gregg Popovich? Los Spurs podrían apostarle a la fecha de cierre de intercambios y así tratar de ganar las finales de la Conferencia Oeste por primera vez desde 2008. Pero con OKC y los Clippers luciendo tan fuertes como siempre, los Spurs podrían querer entrar con todo mientras pueden todavía.

Smith llegaría con las obvias advertencias: tremenda selección de tiros, apatía defensiva ocasional, y un nivel de madurez que ha llegado a suspensiones administradas por el equipo. Pero Popovich ha hecho maravillas antes (no hay que buscar más allá de esta nueva versión de Boris Diaw) y los Spurs podrían usar una inyección de juventud para este tramo tan exigente, especialmente si Manu Ginóbili con sus 35 años de edad continúa limitado por esa molestia en la pierna.

Idealmente, los Hawks podrían sacarle a Kawhi Leonard a los Spurs, pero la posibilidad de conseguir a Tiago Splitter ya debería ser suficiente. Por segunda temporada consecutiva, Splitter tiene una tasa de eficiencia de 20-plus y números por minuto que nos señalan a un titular que está por encima del promedio. Como presencia eficiente en el poste, entraría muy bien junto a un talento como el de Al Horford, quizás más que Smith. Jackson es mayormente un salario que hay que quitarse de encima, y el futuro elegido de primera ronda compensaría el hecho de tener que adquirir a Diaw. En general, los Hawks se mantienen flexibles a largo plazo sin perder a Smith a cambio de nada.

6. Tyreke Evans a los 76ers

Tyreke Evans
Rocky Widner/Getty Images
Philadelphia 76ers recibe a: Tyreke Evans. Sacramento Kings recibe a: Evan Turner y Arnett Moultrie.

Éste es el mayor intercambio posible en el horizonte. Con los Kings en medio de una posible venta, es altamente improbable que ellos dejen pasar un trato sobre la fecha de cierre de intercambios que involucre a Evans, quien alguna vez fue considerado como el futuro de la franquicia. Pero aún así, está claro que la sociedad con DeMarcus Cousins y Evans no está funcionando. Los Kings han perdido por 7.8 puntos por cada 48 minutos con ese dúo en la cancha, que de alguna manera es peor que el promedio de anotaciones general del equipo. Los Kings y 76ers se encuentran en problemas similares con Evans y Turner. Al igual que Evans, Turner no ha encontrado su ritmo desde que fuera un elegido entre los cinco mejores, y la organización de Filadelfia claramente (y justificablemente) favoreció a otro joven (Jrue Holiday). Más allá de un tiro de triple mejorado, Turner ha quedado estancado en terreno neutral desde su temporada debut, y con un PER de 12.7 PER sigue siendo una de las peores decisiones de los mejores drafts. Los Kings probablemente necesiten otra adquisición además de Turner porque Evans es el jugador superior. Moultrie podría no ser suficiente como para que valga la pena, pero Lavoy Allen no está exactamente encendiendo la NBA con su talento, tampoco. Aún así, todo parece estar bien encaminado con un intercambio centrado alrededor de Turner y Evans. Ambas franquicias podrían usar algunos rostros frescos en la cancha.

7. Al Jefferson a los Phoenix Suns

Phoenix Suns recibe a Al Jefferson, Mo Williams y Earl Watson. Utah Jazz recibe a Goran Dragic, Marcin Gortat, Channing Frye y Wesley Johnson.

Esto es una mera manera de eliminar un salario alto para una franquicia de los Suns que está totalmente desorientada. Al igual que los Dallas Mavericks, los Utah Jazz tienen una gran cantidad de contratos a punto de expirar que podrían ser atractivos para equipos que busquen bajar su plantilla de salarios a largo plazo. Al despedir al entrenador Al Gentry a comienzos de esta temporada, los Suns claramente han izado la bandera blanca en 2012-13, y comenzar de la nada parece ser la prioridad número uno antes de seguir adelante. Si es que hay una lista de prioridades.

En este momento, los Suns deberán dedicarse a perder todos los partidos a fin de quedar bien posicionados para elegir alto en el draft, aún cuando el estelar de la University of Kentucky Nerlens Noel recientemente sufrió un desgarro. Intercambiar a Dragic y Gortat ahora probablemente les asegurará una elección del draft entre los primeros tres, especialmente con un John Wall en buena salud conduciendo a los Wizards fuera del sótano.

Si el Jazz no puede obtener a Bledsoe, ellos deberían dirigir su atención a Dragic, quien está aportando otra sólida campaña a sus 26 años de edad. Es lo suficientemente joven como para crecer junto a Favors y Kanter, pero lo suficientemente inteligente como para hacer algo de ruido en los playoffs con este equipo del Jazz. El contrato de Gortat expira después de la temporada 2013-14 y podría ser el anzuelo de intercambios a finales de la temporada, si es que no entra en los planes del equipo a largo plazo.