Irregularidades en pases del Marsella

Actualizado el 22 de febrero de 2013
EFE

PARÍS -- La radio RMC develó el viernes conversaciones telefónicas captadas por la policía francesa que contribuyen a probar que hubo irregularidades en algunos traspasos de futbolistas en el Olympique de Marsella.

Las conversaciones fueron pinchadas al director deportivo del equipo, José Anigo, en el marco de la investigación judicial abierta hace dos años por las relaciones del club con grupos mafiosos de la ciudad y su posible financiación a través del fútbol.

En particular, el responsable del área deportiva del Marsella hace referencia al posible cobro de comisiones ilegales en dos traspasos, los de André-Pierre Gignac, comprado al Toulouse, y Samir Nasri, vendido al Arsenal.

En estas operaciones intervinieron agentes de jugadores sospechosos que pudieron cobrar comisiones ilegales, según se desprende de las conversaciones intervenidas.

Algunas de ellas se produjeron entre Anigo y figuras conocidas de la mafia local marsellesa, lo que puede incidir en el papel del club con esos medios.

Anigo también hace referencia a la posible venta del club, actualmente propiedad de la viuda de Robert Louis-Dreyfuss.