Peralta busca mejorar con el guante

Actualizado el 23 de febrero de 2013
Por Billy Russo
Especial para ESPNDeportes.com

LAKELAND -- La defensa nunca ha sido un aspecto por el que Jhonny Peralta reciba elogios. Todo lo contrario, es la faceta de su juego que más se le ha cuestionado, por quizás no contar con refinados movimientos ni tener un alcance excepcional o promedio.

Jhonny Peralta Tigres entrenamientos primavera
Getty ImagesPeralta sabe que la defensiva es una de sus debilidades.
Esa situación ya le hizo perder la titularidad del campocorto entre el 2008 y el 2010, cuando formaba parte de los Indios de Cleveland; y lo ha hecho objeto de innumerables rumores de cambio, por parte de los Tigres de Detroit, en busca de un mejor defensor de la posición seis. Incluso durante el receso de esta temporada, el gerente general de los bengalíes, Dave Dombrowski, le pidió que bajara de peso para que fuera más atlético y eficiente.

Las palabras y la petición del mandamás de los Tigres retumbaron en Peralta, quien pese a sus limitaciones con el guante es un campocorto que poco falla las jugadas de rutinas, de allí que en los dos últimos años haya estado entre los tres mejores torpederos de las mayores en porcentaje de fildeo.

El dominicano, sin embargo, aceptó de buena manera la sugerencia de Dombrowski y trabajó en ella durante el receso invernal, en el que perdió 20 libras y mejoró su agilidad.

"La gente nunca está conforme con lo que uno hace, uno siempre tiene algo que trabajar. Yo siento que he hecho el trabajo bastante bien en el campocorto, soy uno de los torpederos que menos errores ha cometido en las últimas temporadas, pero siempre hay algo en lo que uno tiene que trabajar", dijo Peralta, tras escuchar las mofas de Miguel Cabrera en el camerino del complejo primaveral de los Tigres, en el Joker Marchant Stadium de Lakeland, Florida.

"Ellos (los Tigres) tienen razón en cuanto a lo de la agilidad y eso, pero creo que he hecho el trabajo como he tenido que hacerlo. De todas manera creo que siempre hay oportunidad de mejorar y por eso trabajé con un entrenador en la República Dominicana y estuve también en un programa de nutrición. Nos enfocamos en la agilidad y en los movimientos laterales, que era lo que el equipo quería que hiciera", agregó.

Peralta confía en que su esfuerzo pagará dividendos durante esta temporada, pero no se arriesga a lanzar una sentencia fulminante respecto a ello. Pero lo principal para el campocorto, de 30 años de edad, seguirá siendo elevar el nivel de su defensa.

"No te voy a decir que voy a ser mejor defensivamente, porque uno no sabe lo que viene en la temporada, a veces hay años mejores que otros. Pero si trabajé como tenía que trabajar y esperemos que este sea mejor que los años pasados, a ver si un Guante de Oro puede venir por ahí", expresó el dominicano.

En su carrera, Peralta ha recibido consejos de Omar Vizquel, a quien le tocó reemplazar en Cleveland. Esas recomendaciones, según asegura, siempre las ha tomado en consideración, pero hace la salvedad de que no todo el mundo es Vizquel.

"Aprendí mucho de él (de Vizquel), pero a él las cosas le salían naturales. No es fácil para todos controlar el juego de los pies, el ubicarlos bien y todas esas cosas. Yo he aprendido a moverme según los bateadores y eso me ha ayudado un poco. Lo he hecho en los últimos dos años, antes no sé por qué no lo hacía", dijo Peralta contrariado consigo mismo.

El dominicano no solo cree que su buena condición física, así como los trabajos de agilidad que realizó en el receso, le servirán para mejorar a la defensa, sino que también le pudieran servir para ser más agresivo en las bases.

"Eso es parte del equipo, el equipo es el que manda cuando uno tiene que robar y eso. Si fuera de mi parte me fuera más para segunda, pero el equipo tiene a sus jugadores para robar bases y yo no estoy entre esos", expresó Peralta, quien en el 2012 estafó su primera almohadilla desde el 2010.