Ferrer llega por su cuarta corona

Actualizado el 25 de febrero de 2013
ESPNtenis.com
Nadal se siente como en casa en Acapulco
El tenista español charló con ESPN sobre sus expectativas del Abierto Mexicano.Tags: los capitanes, tenis, abierto mexicano de tenis, rafael nadal, carolina padron

ACAPULCO -- Contento, aunque cauteloso, el tricampeón del Abierto Mexicano Telcel, David Ferrer, regresó a este puerto, listo para conquistar su cuarta corona y emparejar en títulos con el austriaco Thomas Muster.

Ferrer llegó a Acapulco procedente de Buenos Aires en donde se coronó el domingo pasado y es el gran favorito, por su calidad, aunque los reflectores apuntan al ex número uno del mundo Rafael Nadal.

Un tricampeón que alterna el tenis con su afición al Valencia de la Liga Española y estando en México una de las primera preguntas fue sobre Andrés Guardado.

"Lo he visto y está jugando más y es un buen jugador", comentó.

El español espera obtener la victoria en la última edición del Abierto Mexicano sobre canchas de polvo de ladrillo, ya que el comité organizador decidió renovar con pista rápida para el 2014.

"En cancha dura se juega bien, también me gusta jugar. He tenido buenos resultados en cancha rápida y si no puedo conseguir este año el título tal vez el año que viene lo buscaría igualmente", comentó Ferrer en entrevista con medios mexicanos.

Aunque aclaró que todavía no se ha garantizado su presencia en 2014. "No sé si estaré el próximo año, depende del calendario y de muchas cosas. No me gusta pensar mucho en el futuro, prefiero lo que viene ahora", añadió.

Aceptó que el cambió de superficie también provocará que vengan otros jugadores.

"No sé qué tipo de jugadores puedan venir, depende del cuadro y de muchas cosas, pero está bien. Pues luego vienen Indian Wells y Miami, también es cierto que se ha juntado Río de Janeiro, pero las dos opciones de cancha son buenas."

Conocido como "La Pared" porque regresa todas las pelotas, Ferrer dice que no es "nada maniático, la verdad es que nunca lo he sido y no lo pienso".

Ni tampoco tiene cábalas, pues antes de cada partido sólo "me ducho, caliento, hablo con mi entrenador sobre el partido en turno y solamente".

Aceptó que por sus condiciones físicas ha tenido que adaptar su estilo de juego.

"Al no medir 1.90 o dos metros no tengo un saque fuerte, me tengo que preocupar por mi consistencia. Tuve la suerte que nunca tuve una lesión grave y en general me gusta siempre hacer deporte, algo de atletismo, correr, hacer otro tipo de deporte. Me gusta el paddle, el ciclismo y el futbol, cuando tengo tiempo trato de hacer alguna de las tres cosas".