Soriano apostó por ser cerrador

Actualizado el 25 de febrero de 2013
Por Billy Russo
ESPNDeportes.com

Rafael Soriano Debby Wong/US PresswireRafael Soriano quiere seguir probando que puede cerrar partidos con cualquier equipo de MLB
VIERA, Florida -- Quería ser cerrador. Rafael Soriano quería volver al rol que ejerció exitosamente en tres de los últimos cuatro años. No importaba con que equipo, siempre y cuando tuviera la seguridad de continuar con la función en la que ha brillado en Grandes Ligas.

Ante el básico requerimiento, Scott Boras, agente del lanzador, se movió y conversó con muchas novenas, incluyendo los Yankees de Nueva York, que querían de regreso a su representado. Pero no, para Soriano era punto de honor firmar con una organización que le asegurara su puesto como cerrador, de ahí que desechara a todas las que no lo hicieron y aceptara la oferta de los Nacionales de Washington.

Aunque quizás esa exigencia del dominicano pueda haber parecido un capricho, bien aprovechado por Boras, él tenía argumentos sólidos para sustentar su condición.

"Si salvé en Nueva York, por qué no voy a poder salvar en cualquier otro equipo, si Nueva York es una de las ciudades más difíciles para jugar y salvar juegos", dijo el apagafuegos, quien con los Yankees en el 2012, reemplazando al lesionado Mariano Rivero, salvó 42 de 46 encuentros posibles.

Una vez sellado el trato, que fue de 28 millones de dólares por dos temporadas, con opción de otros 14 millones por una tercera si el equipo lo desea, el dominicano se incorporó a los Nacionales, en su complejo primaveral de Viera, en Florida, y se encontró con que no solo será cerrador sino que también tendrá la oportunidad de guiar a los jóvenes miembros del bullpen de Washington.

Esa posibilidad de fungir como mentor le gusta a Soriano, quien a sus 33 años de edad tiene 11 campañas de experiencia en Grandes Ligas, donde debutó en el 2002, con los Marineros de Seattle.

"La mayoría de los muchachos en el bullpen son bastante jóvenes y quizás no tengan la experiencia que ya yo tengo. Siendo ya un veterano en este negocio puedo ayudar a uno que otro muchacho mentalmente y enseñarle cómo pueden desenvolverse mejor", dijo Soriano, en el clubhouse de los Nacionales, antes de la práctica del día, previa al encuentro.

"Siempre me ha gustado ayudar a los jóvenes. Eso viene desde Dominicana, donde siempre estuve ayudando a los muchachos que le gusta este deporte. Eso me hace sentir bien", agregó.

Al estar todavía en su proceso de adaptación a la novena de Washington, el dominicano no ha podido ver mucho el desenvolvimiento de sus compañeros, especialmente en juego, porque apenas están comenzando los encuentros de pretemporada. Pero igual está atento para comenzar a soltar recomendaciones una vez vea las fallas que puedan tener. Para él lo importante es ayudar a ser mejor al equipo.

"Vamos a ver, creo que vamos a tener buen momento aquí, en el spring training, y en la temporada. Cuando vea cualquier error ahí entraré yo y les diré como corregirlo diciéndoles las cosas", expresó.

Con la llegada de Soriano a los Nacionales, el bullpen de los campeones de la División Este de la Liga Nacional luce blindado, ya que junto a él estarán Tyler Clippard, Drew Storen y Henry Rodríguez, quienes en el pasado también han sellado encuentros con Washington. El dominicano no lo oculta la fortaleza que en la teoría exhibe su nueva novena.

"Claro que este equipo ahora es mejor conmigo, por eso me escogieron aquí. Voy a ser el hombre del noveno, que fue una de las debilidades que tuvieron el año pasado, por eso me eligieron a mí, porque saben que con la experiencia mía los puedo ayudar a ganar este año", soltó sin reparo.

En este spring training, el cerrador luce con menos peso que en el pasado, algo que le adjudica al entrenamiento realizado en el invierno.

"Al estar como agente libre le eché más ganas de seguir trabajando. Me preparé más temprano que el año anterior y trabajé mi rutina de siempre. Estaba supuesto a llegar aquí con 230 (libras) y llegué con 225. No me siento mal con eso, porque yo subo y bajo de peso, todo depende de cómo vaya el trabajo y eso. Pero me siento bien ahorita", dijo Soriano, quien ha salvado 116 juegos en 130 oportunidades desde el 2009.