Buenos Aires está feliz

El River de Ramón le cambió la cara a una ciudad que parecía triste

Actualizado el 26 de febrero de 2013
Washington Cucurto Por Washington Cucurto
ESPN.com
Archivo

Tigre v RiverFotobaires.com

BUENOS AIRES -- Queridos lectores, ¡no se puede esconder más esta felicidad increíble! Sí, increíble, dije. Porque la verdad debe ser dicha de una vez. Se viene el otoño y la ciudad se transforma, está mas alegre. La gente en la calle te sonríe, te dice hola, ¿como estás? Y no es para menos, hace tres partidos que River Plate no pierde, por lo menos en este torneo Final.

Sin ir mas lejos, el lunes vi un trapo gigantesco cortando la cara de Carlos Gardel en el Shopping Abasto.

"¿Qué pasó?", le pregunté al colectivero.

"Son los hinchas de River -me respondió-. Quieren quieren pintar todo el Abasto de rojo y blanco. Están locos".

Por la avenida Corrienes, los balcones están llenos de banderas de River, cornetas blancas y rojas, gorros blancos y rojos.

En Once, ya aparecieron los primeros vendedores con las camisetas de Ramón campeón y la cara de Ramón Diaz mezclada con la cara de Ramón Valdez, el personaje del Chavo del 8.

La llegada de Ramón Díaz le cambió la cara a todo el mundo. Y la primera en cambiar es Buenos Aires y el segundo es el equipo que, junto a Independiente, deben ser la gran sorpresa de este campeonato que recién empieza, hay que ser pacientes, ir con cuidado y toda esa cantinela...

Pero nadie nos puede prohibir que los hinchas de River ya, ya, comencemos a soñar con todo. ¡La esperanza se viene con pitos y matracas para los riverplatenses!

Y no es para menos, queridos lectores, River gana partidos espectaculares, la ciudad se transforma, se llena de alegría. Buenos Aires no es la misma de hace seis meses cuando River, recién ascendido, daba lástima.

Este River es la Máquina, cada vez juega mejor y muchos ya no soportan esperar la hora de enfrentar a sus primos boquenses.

Nadie puede impedir a los gallinas que sueñen, que se llenen de alegría el corazón y se ilusionen con el equipo de Ramón.

Ante Tigre jugó un partidazo con toda la tónica, con toda la mística riverplatense y ganó con autoridad a un rival que peleó mucho, pero que no pudo hacer nada ante un equipo con historia.

¿Qué les habrá hecho Ramón a estos jugadores que son los mismos que jugaban con Almeyda? ¿Les habrá prometido otra 4x4? ¿Les habrá inyectado un poco de su sangre ganadora?

Nadie puede impedir en este país que se sueñe libremente, y los hinchas del Millo con ven la hora de que llegue el próximo domingo para sentirse otra vez ganadores, para estar cada minuto mas cerca del título que seguro es de River. ¡Porque ya lo ganó! Con este cambio y sin miedo a exagerar, tengo que decir que River ya es campeón. No hay un equipo argentino que pueda ganarle al equipo de Ramón. No existe. El Boca del Virrey Bianchi no le llega a los talones a este River demoledor, ganador, que olvidó los últimos tres años definitivamente y para siempre.

Me cuentan mis espías especiales que ya se agotan las entradas para el próximo partido de Ramón, hay mucha expectativa; muchos sueños en juego dispuestos a hacerse realidad.

River mejoró mucho y esa es una alegría para toda la ciudad y para todo el fútbol argentino.


Washington Cucurto es escritor y poeta. Aunque su nombre real es Santiago Vega, él prefiere que lo llamen simplemente \"Cucu\". Su obra siempre recurre a las minorías y a los marginales y entre sus publicaciones se destacan Cosa de negros (2003) y Las aventuras del señor maíz (2005). Además creó Eloisa Cartonera, una editorial que publica libros de autores inéditos latinoamericanos, realizados con cartón. Actualmente está terminando una biografía de Don Ramón, personaje del Chavo del 8. Consulta su archivo de columnas.