Una larga fecha

Pasó mucho pero cambió muy poco en la larga vigésimo sexta fecha de la Serie A

Actualizado el 27 de febrero de 2013
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Juventus se desquitó ante Siena
Por Lichtsteiner, Giovinco y Pogba, Juve se recuperó de la caída ante Roma, venció 3-0 a Siena y se afirma en la cima.Tags: serie a, juventus, siena
Lista de videos video

ROMA -- La larga vigésimosexta jornada de la "Cátedra de la Táctica", que terminó nada menos que el martes por el reenvío (causa "supuesta" nieve) de Bologna vs Fiorentina, fue apasionante e intensa y ofreció muchas emociones, como la remontada de Inter en el clásico ante Milan, la desesperación de Nápoli, el dominio de Lazio, la garra de Roma y sobre todo la fuga de la gran Vieja Señora.

Sin embargo, en fin de cuentas en la tabla no cambió casi nada: Juventus sigue siendo el mayor y prácticamente único candidato al título, Pescara y Palermo se ven cada día más condenados al descenso y todas las otras peleas siguen muy abiertas y emocionantes.

CATEGORÍA
Como hizo en más de una ocasión, el conjunto de Conte demostró por que sigue siendo el único, verdadero candidato a vencer el Scudetto, porque otra vez más los bianconeri ganaron con "la remera".

El partido ante Siena no fue particularmente brillante pero esa es la grandeza de este equipo, que como todos los mejores sabe vencer este tipo de partidos sin necesidad de inventar nada de particular. Esa capacidad, la de vencer de una manera o de otra, la de ser demasiado grandes para los equipos chicos, es la que se llama categoría. Y de eso Juventus tiene mucho para vender, como demostró condenando al equipo de Iachini a una derrota justa pero más pesada de lo que los toscanos merecían.

Esa categoría es la que le falta a Nápoli: en más de una ocasión subrayamos como a los celestes le falten esos jugadores de experiencia y de gran nivel internacional capaces de ponerse el equipo al hombro y de salir a ganar sea como sea. Esos jugadores como Pirlo, para entendernos, que mueven el balón hasta que se vuelve tan chico que encuentra pasadillos "secretos" para terminar en el fondo de la red.

Claro, el Burro lo tiene a Cavani, pero un sólo hombre no puede marcar siempre la diferencia. Además, en momentos de baja como este (el mes de febrero siempre fue el más difícil para los cuadros de Mazzarri) hacen falta volantes que inventen, empujen y den orden y calidad, capacidades de las que no disponen los "mediocampistas" a disposición del técnico celeste.

En parte es el mismo defecto con el que cuentan Milan e Inter: los dos milaneses, en efecto, tienen muchos jugadores de grande calidad, pero la mayor parte son algo inexpertos a ciertos niveles y no tienen en su palmarés muchos trofeos ganados, algunos por juventud y otros por cuestiones de "posibilidades". Por eso los nerazzurri sienten muchísimo la lesión de Milito, así como Allegri y sus muchachos lo extrañan a Ibrahimovic, el "hombre Scudetto".

El clásico, de todas maneras, mostró todo lo bueno que aún los dos equipos tienen, si bien dejó bastante claro que el Diávolo tiene algo más en este momento respecto a su primo, razón por la que luce tener más chances para clasificarse tercero.

Posición en la que se ubica Lazio, nuevamente en soledad. El Águila también demostró una pequeña carencia de nivel a lo largo de la temporada, fallando algunas ocasiones clave y ratificando así que aún no pudo cumplir el tanto anhelado "salto de calidad"; pero ante Pescara su "categoría" fue más que suficiente, por el simple motivo que el Delfino se pareció mucho más a un equipo de Serie B que de A, incapaz de tenerle frente a un cuadro que no por nada se para en zona Champions.

GARRA, SUEÑOS Y DESILUSIÓN
Roma le dio continuidad a al importante triunfo de la jornada pasada ante Juventus con una victoria de visita a Atalanta, en una Bérgamo totalmente blanqueada por la nieve del norte de Italia.

La Loba finalmente mostró los dientes y gracias a su garra logró sumar ese resultado, que le permite seguir en la pelea por un acceso a la Europa League y con el sueño, casi imposible, de terminar el campeonato entre los primeros tres.

Andreazzoli parece casi haberle encontrado la vuelta a su equipo, que en los últimos dos encuentros supo jugar con un "mix" de fuerza física, dinamismo, agresividad y calidad, una característica que claramente no le falta a jugadores exquisitos como Lamela, Pjanic y Osvaldo, entre otros.

De todas maneras si la verdadera Roma, la ciudad, no se hizo en dos días, como dice el refrán capitalino, tampoco esta puede hacerse en dos partidos. Veremos que pasará en el resto del campeonato.

Diferente la situación de Fiorentina, si bien en un cierto sentido muy parecida. Los violetas fallaron nuevamente, esta vez no sólo por no haber concretizado su mole de juego, sino por no haber sabido administrar la ventaja. Esa es otra cosa que este "joven equipo" (joven porque recién formado) debe aprender, puesto que raramente logró vencer un partido complicado congelando el trámite.

El Giglio es sin dudas una de las mayores desilusiones de este comienzo de 2013, puesto que parecía poder encantarnos por cuanto mostrado en los últimos meses del año pasado pero terminó por perderse "en un vaso de agua".

Todo lo contrario de lo que está haciendo haciendo Catania, que está haciendo literalmente soñar a una ciudad entera gracias a su rendimiento constante. Los sicilianos disponen de grande calidad y juegan bien al fútbol, pero son sobre todo un equipo bien italiano, capaz de emocionar sin olvidarse de cuidar la defensa.

En efecto, el secreto de los azulgrana en el último periodo está justamente atrás, puesto que sufrieron apenas cinco goles en 8 partidos, con un promedio excelente de apenas 0.625 por enfrentamiento. Con esos números los sicilianos pueden realmente soñar con un puesto en Europa League, en particular si los "grandes" siguen tropezando.

Sueñan también Genoa y Cagliari, que siguen de buena racha y así alargaron aún más sus distancias respecto a la zona descenso. Mérito de la garra y de la determinación con la que están jugando cada partido, casi como si cada vez fuera a matar o morir. Mucho se puede y se debe mejorar aún, especialmente para el Grifo, pero ambos están por el camino justo.

Todo lo contrario respecto a Pescara y Palermo, ambos cada vez más hundidos y desmoralizados. De los albicelestes ya hablamos antes, mientras que de los rosanegros alcance decir que Zamparini acaba de firmar su condena con el enésimo cambio de entrenador: esta vez el presidente lo echó al recién llegado Malesani para traerlo nuevamente al técnico que había sido sustituido apenas dos semanas atrás, Gasperini.

De los tres de la zona descenso el único que puede peleársela aún es Siena y, efectivamente, de no ser por la penalización de seis unidades los albinegros estarían en el umbral de la permanencia.

LOS NÚMEROS
Fueron 27 esta vez los goles anotados en la jornada, 17 locales y 10 visitantes, lo que nos deja con un buen promedio de 2.7 tantos por partido. Como se intuye claramente por las anotaciones, fue una fecha localista, con cinco triunfos internos a frente de 2 externos, mientras que en tres ocasiones los equipos compartieron el botín, dos de la cuales por 0 a 0 (Palermo vs. Genoa y Udinese vs. Nápoli).

No fue una jornada brillante para los hispanoamericanos y, al revés, fue algo negativa, considerando que se contaron apenas dos goles latinos de habla hispana, los de Mauricio Pinilla (de penal) y Ezequiel Schelotto, mientras que se contó únicamente una figura de la cancha, Pablo Armero en el desafío de Nápoli en Údine.

Respecto a la tabla de los goleadores, a pesar de su largo ayuno Edinson Cavani sigue primero, aún con 18 centros, mientras que Stephan El Shaarawy se arrimó un poco pero sigue segundo, ahora con 16 goles. Antonio Di Natale es todavía el tercero con 14, mientras que Marco Sau recupera posiciones y ahora se ubica en el largo grupo de cuartos, todos con 11 tantos cada uno, que comparte con Erik Lamela, Stevan Jovetic y Pablo Osvaldo.

LA PRÓXIMA FECHA
La vigésimo séptima jornada se abrirá pronto, ya el viernes 1º de marzo, con el partido más importante de la semana (y uno de los más importantes del entero campeonato), es decir Nápoli vs. Juventus, que se disputará a las 14:45 ET en el estadio San Paolo, quizás bajo los ojos de un hincha muy especial: Diego Armando Maradona.

El sábado no será tan para menos y, en efecto, 24 horas después del desafío para el título nos ofrecerá otro importante enfrentamiento directo, esta vez en San Siro, césped sobre el que Milan recibirá a Lazio.

El domingo se empezará a jugar a las 6:30 ET en el Olímpico de Turín, con Torino vs. Palermo, para seguir dos horas y media más tarde con el siguiente fíxture: Bologna vs. Cagliari (Dall'Ara), Catania vs. Inter (Massimino), Fiorentina vs. Chievo (Franchi), Sampdoria vs. Parma (Marassi), Siena vs. Atalanta (Franchi) y Pescara vs. Udinese (Adriático).

Interesante cierre el domingo por la noche italiana, es decir a las 14:45 del "East Time", cuando Roma se enfrentará en el Olímpico capitalino a Genoa.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.