Hopkins se valió de sus reflejos

Actualizado el 9 de marzo de 2013
Por Sadiel Lebrón
Especial para ESPNDeportes.com

Cloud-Hopkins
Ed Mulholland/USA TODAY SportsBernard Hopkins tuvo mejor ataque y movimientos que el hoy ex campeón Tavoris Cloud
NUEVA YORK -- Las probabilidades de que Bernard Hopkins saliera airoso la noche del sábado en el Barclays Center eran de un 50-50, y todo por su edad.

Pero el veterano y consagrado peleador hizo que esa probabilidad se convirtiera en un 100 por ciento, gracias a su inapelable triunfo en 12 asaltos sobre Tavoris Cloud.

Hopkins, a sus 48 años, desafió la historia y a la Madre Naturaleza para ganar, otra vez, un cetro mundial a edad avanzada, esta vez el semipesado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante un rival 17 años menor que él.

Eso no se ve todos los días, pero el mundo de "El Verdugo" todo es posible.

Hopkins hizo de nueva cuenta de sus conocimientos y mañas en el ring, mismas que lo han llevado a 29 reyertas mundialistas, incluyendo ésta, para salir airoso ante un prometedor Cloud, a quien además lo dejó sin su invicto en 25 combates (24-1).

"Usé mi velocidad y reflejos para lograr el triunfo, a pesar de mi edad", dijo Hopkins sobre las claves de su nueva proeza en su impresionante carrera.

En los tres primeros asaltos el nuevo monarca semipesado no estuvo a tope, aunque sí lo suficiente despierto para utilizar su defensa a la perfección, especialmente utilizando sus hombros para zafarse de Cloud, quien buscaba siempre acorralarlo en las cuerdas.

"En un principio no estaba a tope. Comencé a entrar en ritmo a partir del cuarto round. De ahí en adelante hice mi tren de pelea y pude conseguir lastimarlo", indicó.

Sobre Cloud, Bernard dijo que tiene la posibilidad de llegar lejos, pero que esta vez no era su noche.

"Él tiene mucho futuro", señaló. "Pero yo tengo historia. Tengo historia y lo demostré. Todo el mundo vino a verme. Desde Pensilvania, de Washington D.C., de Maryland. Todos vinieron a verme", dijo un ovacionado Hopkins.