Entubado y sedado Gómez

Actualizado el 27 de marzo de 2013
Por Carlos Narváez Rosario
Especial para ESPNDeportes.com

SAN JUAN -- La condición de Wilfredo Gómez es crítica, pero estable.

El extriple campeón del mundo, que fuera ingresado el pasado sábado en el hospital Auxilio Mutuo de San Juan, Puerto Rico, lucha contra una severa infección que se prolongó hasta sus pulmones, razón por la que fue entubado preventivamente en la noche del martes.

Hoy, miércoles, Gómez permanecía sedado en la Unidad de Cuidados Intensivos de dicha institución hospitalaria.

Su padecimiento de apnea obstructiva del sueño también complicó el cuadro clínico del boxeador de 56 años, quien es una de las máximas figuras que se haya producido en el boxeo profesional hispano.

"Estamos en una etapa crítica", dijo el doctor Roberto 'Bobby' Muñoz Zayas, quien fuera médico de cabecera en los últimos años de Gómez en el boxeo, y quien además estuvo al lado de otro estelar peleador puertorriqueño, el extriple campeón Félix 'Tito' Trinidad.

"Las próximas 48 a 72 horas serán muy importantes. Yo estuve en el hospital y Gómez tiene una infección en los pulmones. No saben aún la extensión de la situación a la fecha, por eso está entubado y sedado. Le están dando oxígeno y se espera que con esto mejore en las próximas 48 a 72 horas. Pero es una infección severa. No he hablado con el médico que lo atiende en este momento, pero ya lo haré mañana (jueves)", indicó el galeno.

El excampeón, que desde hace unos meses vive en la Isla luego de varios años de residencia en Orlando, Florida, comenzó a confrontar problemas respiratorios desde hace unas semanas. Gómez es también paciente de asma.

Pero fue el pasado sábado cuando se agravó su cuadro de salud, por lo que fue llevado al hospital por Sonia Hernández, madre del único hijo varón de Gómez y que lleva su mismo nombre.

"Había que entubarlo porque él tiene el problema de apnea. Sabemos que su condición es muy delicada, pero tenemos la esperanza de que se recupere. Como mencioné, las próximas horas son muy importantes", reiteró Zayas.

Wilfredo Gómez Jr., único hijo varón del exmonarca, arribó el miércoles a la Isla tras ser alertado de la condición de su padre. Gómez tiene otras tres hijas: Jennifer, María Helena y Linselina.

El joven se encontraba de vacaciones fuera de Puerto Rico.

Su madre, Sonia Hernández, fue quien se encargó de llevar al hospital al exmonarca.

"Fue sedado preventivamente para evitar cualquier complicación", explico Hernández. "Lo llevamos al hospital hace una semana y luego tuvimos que traerlo de vuelta porque se empeoró su condición. Pero su condición es estable. Hubo que entubarlo por precaución ya que el padece de apnea destructiva del sueño", añadió.

Gómez es junto a Trinidad, Wilfredo 'El Radar' Benítez y el fenecido Héctor 'Macho' Camacho, una de las principales figuras del boxeo en Puerto Rico.

Cerró su carrera profesional con récord de 44-3-1 y 42 nocáuts. Ganó 32 combates por la vía rápida de forma seguida, y logró un total de 17 defensas de título mundial de igual manera.

Fue campeón súpergallo, pluma y súper pluma.

Como amateur, el también apodado "Niño de las Monjas", fue campeón en el Mundial de boxeo aficionado celebrado en La Habana, Cuba en 1974. En 1972 representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972 con apenas 15 años. Una de sus más sensacionales victorias fue en el Coliseo Roberto Clemente en 1978, cuando venció por nocaut en el quinto asalto al campeón mexicano Carlos Zárate, quien llegaba con récord invicto de 55-0 y 54 nocáuts.

Su primera derrota fue a manos del llamado 'Mister Pulmones', el mexicano Salvador Sánchez, quien lo venció por nocaut en el octavo asalto de un épico pleito celebrado en agosto de 1981 en el Caesars Palace de Las Vegas.

Sus años en el pugilismo dejaron imborrables huellas en Gómez, quien desde su pelea con el panameño Alfredo Layne,ya a finales de su carrera, sufre de problemas en las cuerdas vocales.

El peleador siempre acusó haber recibido un golpe que le afectó esa zona, pero reputados médicos, como el propio Muñoz Zayas, quien atendió a Gómez en sus últimos años de carrera, han asegurado que el problema se origina en el sistema que controla esa zona en el cerebro.

"Es un daño funcional, no es que haya una lesión. El sistema que controla las cuerdas vocales está dañado. Wilfredo era un fajón y cogió muchos golpes en sus peleas", recordó Zayas en una reciente entrevista.