Cuatro fantásticos en la Champions

En las semifinales estarán los mejores equipos de Europa... y los más ofensivos

Actualizado el 13 de abril de 2013
Carlos Bianchi Por Carlos Bianchi
ESPN.com
Archivo
Barcelona igualó y se metió en semis
PSG ganaba en Camp Nou, pero el 1-1 de Pedro le dio el pasaje al Barça en Champions League.Tags: ucl, barcelona, psg, pastore, pedro, goles
Lista de videos video

BUENOS AIRES -- Es algo poco habitual en estas competencias, en las que siempre se cuela alguna sorpresa o se cae algún favorito. Pero esta temporada, los cuatro semifinalistas de la UEFA Champions League son sin dudas los mejores del continente: Borussia Dortmund-Real Madrid y Bayern Munich-Barcelona serán cruces entre quienes demostraron con creces estar muy por encima de todos los demás.

No sólo eso: los cuatro también tienen propuestas ofensivas que nos hacen ilusionar con ver dos semifinales llenas de acción y de goles. Hilando más fino, sí es necesario distinguir la propuesta preferentemente vertical de los dos alemanes del fútbol horizontal del Barcelona (aunque vertical también en su obsesión por el arco rival) y del esquema más calculador del Real Madrid. Incluso entre los dos alemanes hay diferencias, ya que el Bayern tiene más tránsito y elaboración que el Borussia Dortmund.

Con tanta calidad y cantidad de jugadores de primer nivel, sobre todo atacantes, repartida entre los cuatro planteles, a priori no se distingue a ningún favorito. Y otro factor que ilusiona es que los cuatro pueden dedicarse prácticamente en exclusiva a Europa, ya que (otra particularidad) se enfrentarán un ya campeón con uno casi campeón y los dos escoltas por el otro lado, primero en Alemania, después en España. Es decir que podrán preservar a sus mejores hombres para estas fechas.

BORUSSIA DORTMUND VS. REAL MADRID
El Real Madrid se destaca entre los cuatro como el equipo más "cínico": su camino hacia el arco rival comienza con mucho realismo defensivo y con cinco mediocampistas que hacen que rara vez lo encuentren mal parado. Con esa base, apuesta a uncontraataque muy efectivo que suele ser letal.

Pero si hubo un equipo esta temporada que le tomó el tiempo esta temporada, ese fue el Borussia Dortmund. Esta serie será un déjà vu: ya se cruzaron dos veces en la fase de grupos con saldo a favor para los alemanes (victoria y empate), lo que les permitió quedarse con el primer lugar.

Borussia Dortmund festejo
EFEEl triunfo del Borussia Dortmund fue tan agónico como merecido

Si el estereotipo de los alemanes los pinta como poco expresivos y muy medidos, su fútbol en cambio desborda generosidad: el arco rival siempre es la meta, en lo posible por el camino más corto, y debe ser el que más cerca está de ese ideal moderno que representa el Barcelona.

Eso sí: es muy probable que los de Mourinho hayan aprendido la lección. En el grupo, hay tiempo y partidos de sobra para recuperarse de un tropezón, mientras que en las semifinales se juega a todo o nada. Borussia Dortmund tiene que saber que no podrá regalar nada y que cualquier ingenuidad la pagará muy caro, con lo cual tendrá que tomar muchos más recaudos para no quedar mano a mano atrás, como suele hacerlo.

La serie con el Málaga les debería servir de ejemplo, y delante tendrán a un equipo todavía más temible. Si llega a quedar en desventaja, no le será nada sencillo revertir la situación. Pero atención, que el hecho de que el gol decisivo haya sido luego de dos offsides no invalida lo que hizo el Borussia, además de que compensó que el gol anterior de los españoles fue también en posición ilegítima. Los alemanes fueron a buscar con todo su arsenal y tuvieron premio anotando dos veces en el descuento, para quedarse con una serie en la que sin dudas fueron más en los 180 minutos.

Con rivales que ya se conocen, las precauciones extras que seguramente tome el Borussia y el planteo conservador que seguramente repetirá el Madrid, no esperemos partidos muy líricos en el cruce de semis. Puede que, una vez más, la clave sea que haya un gol tempranero que obligue a uno de ellos a jugarse el todo por el todo.

BAYERN MUNICH VS. BARCELONA
De las cuatro series de cuatros, la que se veía como más cerrada fue finalmente más despareja: Bayern Munich ganó con claridad ante el rival más difícil, la Juventus.

Guardiola tiene suerte de vivir en España para evitar la pregunta que seguramente le harían aquí en Argentina: si prefiere una victoria del equipo al que ayudó a llevar hasta lo más alto o del club al que entrenará en la próxima temporada.

Es que además de no querer contestar, sería muy difícil hacerlo considerando que estarán frente a frente dos equipos que juegan a manejar el balón el mayor tiempo posible y a tomar el control de los partidos. Los dos tienen la mente en el arco de enfrente, saliendo con la pelota bien jugada desde atrás, para que luego se construya en el medio y que definan los muy buenos atacantes con que ambos cuentan.

Pedro Jordi Alba Barcelona festejo
EFEPedro anotó el gol de la clasificación y celebra con Jordi Alba

A ninguno le gusta mirar al contrario jugar. El Barcelona quizás está más acostumbrado a dominar la posesión, pero si hay un equipo que se la puede disputar porcentualmente, es el Bayern, que tiene los jugadores y el sistema para quitarle la pelota como nadie lo ha hecho en estos últimos años.

No tengo dudas de que vamos a ver dos partidos hermosos. Los bávaros tienen además la espina clavada del fracaso del año pasado, posiblemente el mayor de toda su historia, cuando el Chelsea les arrebató la copa de Europa en su propio estadio.

De aliciente puede servirles el antecedente de cuánto complicó el París Saint Germain a los de Vilanova. Los franceses fueron de los pocos que le jugaron de igual a igual, cerrándole el camino en el fondo y lastimándolo con atacantes de categoría. Hasta el último instante, Barcelona tuvo miedo de quedar afuera, y nunca los vi festejar tanto una clasificación.

Otro punto que no nos cansamos de remarcar es la inestabilidad de la última línea del Barcelona. Los marcadores centrales se siguen lesionando y no tienen reemplazos del mismo nivel. O juegan chicos con un puñado de partidos como Bartra o se improvisa con jugadores que no son "naturales", como Mascherano o Song.

Tanto el PSG como el Milan en su momento, con una contra que pegó en el palo, dejaron expuesta a la última línea catalana, que hasta ahora tuvo a la suerte de su lado, pero con los delanteros del Bayern habrá todavía menos margen de error.

Por último, habrá que estar atentos al factor Messi. El mejor jugador del mundo seguramente llegue recuperado a las semis y su equipo lo necesitará en su mejor versión. En la vuelta de cuartos, tuvo que entrar cuando el marcador se les puso en contra, y si bien trabajó en pocos metros y sin grandes corridas, aportó con la jugada que terminó en el gol y la clasificación.

Felicidades.


Carlos Bianchi es el 13º goleador de la historia del fútbol mundial y el técnico que más títulos ganó en el fútbol argentino. Surgió como jugador en Vélez Sarsfield de su país, donde fue campeón en 1968, para luego destacarse en distintos clubes de Francia. Allí inició su carrera como técnico, antes de volver a la Argentina para ganar 15 títulos locales e internacionales, seis con Vélez y nueve con Boca Juniors. También dirigió a la Roma de Italia y al Atlético de Madrid de España y es eterno candidato a conducir a la Selección Argentina. Ha escrito para diversos medios de prensa y también se ha desempeñado como comentarista televisivo en distintos canales de Latinoamérica y del mundo. Consulta su archivo de columnas.