Curry, una estrella en ascenso

Actualizado el 30 de abril de 2013
ESPN.com
Curry guía victoria de Warriors sobre Nuggets
Stephen Curry anotó 22 de sus 31 puntos en el tercer cuarto y los Golden State Warriors vencieron 115-101 a los Denver NuggetsTags: espn deportes, denver nuggets, golden state warriors, nba, stephen curry, basquet

OAKLAND, Calif. -- Al encabezar a los Golden State Warriors a una contundente victoria por 115-101 sobre los Denver Nuggets, Stephen Curry dejó a sus compañeros orgullosos y sorprendidos. El ambiente en el vestidor luego de los 31 puntos de Curry en 33 minutos fue algo entre gozo y algo difícil de entender.

Jarrett Jack batalló para describirlo, diciendo, "Lo sabes cuando no encuentras las palabras adecuadas..." antes de empezar con una serie de risillas. "Sólo me estaba riendo, hombre", finalmente pudo decir Jack.

Carl Landry tuvo una manera similar de resumir cualquier cosa que hubiera visto mientras Curry anotó 22 puntos en un periodo de 5 minutos y 12 segundos en el tercer periodo. Landry comenzó con, "Steph Curry..." antes de soltar la carcajada.

Esta reacción colectiva contrastó de forma extrema con la preocupación de los aficionados cuando Curry fue a la banca en el primer periodo. Los tobillos lo molestaban otra vez, ocasionando que la estrella de Golden State meneara su cabeza cubierta por una toalla.

Aunque los tobillos han sido una aflicción crónica para Curry, es algo que él ha manejado durante esta temporada y en su carrera. Quizá estos momentos de "Curry a la banca" ya no son un indicio de perdición, sino nada más una molestia, un inconveniente que debe ser superado. El sentimiento de "aquí vamos otra vez" es un lugar donde Curry ha estado antes, y donde ha brillado después.

"Aquí vamos otra vez" también puede describir la euforia en la Oracle Arena cada vez que Curry suelta esa ráfaga de triples que expanden la cancha hacia una nueva frontera. Es difícil decir que Stephen Curry se "enciende" de larga distancia, porque los disparos llegan tan fácilmente. No luce como un hombre canalizando una fuerza sobrenatural, sino que meramente accesa a un talento singular que encoje el de todos los demás.

Lidiando con el dolor en los tobillos, Stephen Curry redefine su juego, promediando dos intentos de triple más por partido tras la pausa por el Juego de Estrellas. Curry lanza 9.5 intentos de triple por partido en esta serie. El año pasado, apenas tenía 4.7 intentos de triple por desafío.

El domingo, cuando se le preguntó acerca de su selección de disparo expandida, Curry respondió, "Hay algunos tiros que quizá luzcan defectuosos para muchos críticos del baloncesto, pero me siento confiado, mi entrenador confía en mí, igual que mis compañeros".

Esa confianza se reflejó cuando Andrew Bogut intervino justo después de la explicación de Curry para decir, "Agregaré algo. Cada vez que él dribla el balón pasada la media cancha, está en rango. Si podemos encontrarlo desmarcado en cualquier parte de esa mitad de la cancha, yo voy a preparar la pantalla, porque él va a tirar el balón".

Bogut ha sido una fortaleza en la serie, con la presencia defensiva y de rebotes requerida para que Golden State juegue "pequeño" por la ausencia de David Lee. El australiano tuvo cierta revancha contra JaVale McGee --quien le clavó el balón a Bogut en el primer partido--, al pagarle con la misma moneda, clavando sobre la cabeza de McGee. El pívot de los Warriors fue crucial en mantener competitivo al equipo durante la ausencia de Curry.

Bogut no fue el único colaborador en la victoria de los Warriors. Incluso el novato Draymond Green encontró su lugar en el partido, anotando de forma habilidosa cuando Curry fue a la banca de nuevo, luego de que Corey Brewer le picara un ojo.

Los Warriors comparten el balón y prosperan por la nueve forma como amplían la cancha. Se requiere un esfuerzo colectivo para ponerse 3-1 en la serie contra un rival que es favorito. También ayuda tener a la más reciente estrella de la NBA, que no permite que sus viejos límites se interpongan en el más grande escenario.

Mark Jackson, entrenador en jefe de Golden State, no está de acuerdo con la idea de que Curry es repentinamente una superestrella. En la opinión de Jackson, estos playoffs apenas muestran lo que él ha sabido por un tiempo. Cuando se le cuestionó por la gente que designa el estrellato de Curry, contestó: "Esos hombres apenas vienen al hospital. El bebé ya había nacido".

Nacido hace tiempo o no, el juego de Stephen Curry modifica la manera en cómo es visto por otras estrellas. Después de las risas, después de los movimientos de cabeza, Jarrett Jack tuvo un pensamiento final acerca de Curry y la discusión acerca de quién es el mejor base: "No sé quién deba salir de la conversación para que él entre, pero definitivamente está derribando la puerta".

La puerta está derribada y los Nuggets están dos juegos abajo. Para levantarse, deben superar a un hombre cuyo disparo no conoce distancias.