Ofensiva en serie

Anotaciones de temporada baja, tras la conclusión del Draft 2013 de la NFL

Actualizado el 7 de mayo de 2013
Raúl Allegre Por Raúl Allegre
ESPN.com
Archivo

Dion JordanGetty ImagesDion Jordan no fue necesariamente el jugador más productivo en su paso por Oregon.

BRISTOL -- Si algo tiene la oficina de la NFL en Nueva York, es la imaginación para crear situaciones y eventos para mantener el interés de su afición durante el ayuno de partidos entre febrero y agosto. La agencia libre es interesante, seguida por el anuncio de la temporada regular y después el drama del draft.

Tristemente, entramos a un periodo de inactividad. Entre mayo y junio, los equipos tienen lo que se llaman "OTAs" (Organized Team Activities). Estas actividades "organizadas" consisten de un programa gradual pero intenso de acondicionamiento físico y de prácticas diseñadas para empezar a instalar los sistemas ofensivos y defensivos que se usarán durante la siguiente campaña.

Para un jugador, es una etapa muy agradable porque permite el convivio con sus compañeros, antiguos y nuevos, a través de sesiones intensas pero con poco riesgo de lesión, y abre la oportunidad de otras actividades divertidas. En esta época es común ver equipos de baloncesto formados por jugadores de la NFL participando en juegos de beneficencia en sus respectivas comunidades. Después de entrenar, muchos jugadores se reúnen también en campos de golf para hacer convivios y competencias amistosas.

Por inverosímil que parezca, jugué con el equipo de baloncesto de los Potros de Indianápolis antes de la temporada 1985, y ese año aprendí a jugar golf. Obviamente era el único jugador de baja estatura y con facultades limitadas, pero a pesar de mi escaso talento veía acción como ocho minutos por partido.

Mientras los jugadores disfrutan de la inactividad en los emparrillados, los fans no tienen otra opción que resignarse a esperar, forjar esperanzas para la temporada en turno, y leer una que otra columna, como ésta, que empiezan a verter opiniones sobre lo acontecido entre marzo y abril.

El draft fue hace dos semanas, pero todavía tengo en la mente el sentimiento de incredulidad después de haber visto la faramalla que ahora hace la NFL en este evento. La liga, y muchos aficionados, seguido critican la actitud de vedettes que tienen los jugadores, pero ¿cómo no van a empezar a desarrollar esta mentalidad cuando en el draft los tratan como estrellas de cine? Vimos la alfombra roja, las entrevistas como si se tratara de Harrison Ford, Robert de Niro, Hugh Jackman y compañía. Después siguieron los abrazos campaneados con Roger Goodell. Quiero ver si lo tratan con el mismo cariño la primera vez que los suspenda por uso de substancias prohibidas o los multe por golpes que ÉL considere ilegales.

La primera "sorpresa" del draft, que en realidad no lo fue tanto, fue la selección de Eric Fisher por Kansas City como el primer jugador elegido sobre Luke Joeckel. Como mencioné en mi nota anterior, vi jugar a Joeckel y en mis años de fan del fútbol americano colegial, es el mejor tackle izquierdo que he visto a ESTE NIVEL. De acuerdo a los expertos que narraron el draft, Fisher tenía más potencial que Joeckel. La mentalidad de los Jefes fue apostar por el desarrollo de Fisher en lugar de tomar la realidad que representa Joeckel. En pocas palabras, Fisher impresionó más que Joeckel, en calzones, que en el terreno de juego. Joeckel jugó dos años en el Big 12 y uno en el SEC, sin duda las dos mejores conferencias del fútbol americano universitario. Salvo dos o tres partidos por año contra equipos débiles, jugó semana tras semana contra los jugadores que va a enfrentar en la NFL. Sin demeritar a la conferencia MAC en la que jugó Fisher, la cual ha aportado buenos jugadores a la NFL (como Ben Roethlisberger), el nivel de competencia e intensidad no es el mismo. Será interesante seguir las carreras de Fisher y Joeckel, como también la de Lane Johnson de Oklahoma. Tres tackles ofensivos en las cuatro primeras selecciones es algo sin precedentes.

Seguido por Twitter, y en la sección de comentarios de esta nota, fans de Miami reclaman que hablo poco de este equipo. Es probable que no lean esta columna seguido. Mi opinión sobre Ryan Tannehill después del draft de 2012, reflejó su actuación de la temporada pasada. Mantengo mi punto de vista que puede llegar a ser un QB sólido, en ocasiones brillante, pero dudo que lleve a los Delfines a un título de la NFL. NUNCA lo he visto tomar el control de su equipo y sacarlo adelante en momentos apremiantes. Esto no quiere decir que no lo vaya a hacer, pero como dice el dicho, "El perro que es bravo hasta de cachorro muerde". No sólo no he visto a Tannehill jugar a un nivel estelar, tampoco veo que en este momento tenga el apoyo ofensivo necesario. Su directiva le dio a Mike Wallace, quien tuvo un año mediocre en Pittsburgh, pero que tiene gran velocidad. Optaron también por designar a Daniel Thomas como el corredor principal. En dos años, Thomas nunca ha sido titular y promedia sólo 3.5 yardas por acarreo.

Siguiendo con Miami, optaron antes del draft por no firmar a Jake Long. Tuvieron la oportunidad de seleccionar a Lane Johnson, o de hacer un traspaso por Branden Albert de Kansas City. En cambio, optaron por seleccionar a Dion Jordan de Oregon, un ala defensiva del Pac 12 en 2012. Vi jugar al tercer mejor equipo del Pac 12, Oregon State, en el Álamo Bowl. Si su línea ofensiva fue reflejo del nivel del Pac 12, tengo entonces dudas sobre Dion Jordan. Miami lo seleccionó para presionar al QB. Contra Oregon State, Jordan no tuvo una sola captura. Alex Okafor de Texas tuvo 4.5 en ese tazón. En general, Texas tuvo diez capturas en ese partido. Como punto de comparación, Jordan también se fue en blanco contra Stanford y USC. Otra vez, un equipo optó por potencial sobre realidad. Miami acaba de firmar a Tyson Clabo, tackle ofensivo que estuvo en Atlanta, pero lo proyectan por el lado derecho. Por el lado izquierdo, Jonathan Martin, segunda selección en el draft de 2012, se perfila como titular. Pago por ver.

Tengo muchos amigos que son fans de los Jets, y la verdad fue triste verlos sufrir en el 2012. Todo parece indicar que el 2013 será igual o peor. Los Jets terminaron la temporada y en poco tiempo hicieron limpia de personal. Ni la agencia libre, ni el draft parecen haber resuelto deficiencias en la línea ofensiva, receptor, corredor, presionador y safety. No incluyo QB porque estoy entre los pocos que piensan que Mark Sánchez puede ser efectivo. Sólo falta rodearlo no necesariamente de estrellas, sino de jugadores sólidos que jueguen con consistencia. Desafortunadamente la directiva no lo hizo.

La línea ofensiva cuenta con dos jugadores de primer nivel en D'Brickashaw Ferguson y Nick Mangold. Tenían dos guardias cumplidores en Matt Slauson y Brandon Moore, pero ninguno está ya en el equipo. Sus lugares los ocupan Willie Colon, quien ha tenido buenos momentos en su carrera, y Stephen Peterman, quien nunca ha pasado de mediocre. Un jugador que puede ser interesante es el corredor Chris Ivory, quien llegó de Nueva Orleans por traspaso. Cuando ha estado en buen estado físico, Ivory ha sido impresionante. Es una versión más joven de Marshawn Lynch. Su problema es que seguido se lesiona.

La selección de Geno Smith en la segunda ronda fue también sorprendente. Smith tiene talento de tercera o cuarta ronda y con protección dudosa, un juego por tierra mediocre, y sin receptores de gran calidad (sólo Santonio Holmes es de primer nivel y viene de una lesión seria), sus perspectivas y las de Sánchez son limitadas.

Travis Frederick
APFrederick se fue más alto de lo que proyectaban los analistas

En comentarios generales, Buffalo se precipitó en seleccionar a E.J. Manuel en la primera ronda y a Marquise Goodwin en la tercera. Ambos jugadores pertenecen por lo menos a dos rondas más tarde. Quizás con Manuel veamos a los Bills usar más la optativa de las formaciones Pistola y Escopeta como lo hicieron San Francisco y Seattle en 2012.

Dallas buscaba un centro desesperadamente y a un ala cerrada. Llenaron ambos huecos, pero una vez más se precipitaron. Dallas, como es su costumbre bajo Jerry Jones, bajó de posición a través de un canje y seleccionó a Travis Frederick con la selección Nº 31 global. Mejor opción pudo haber sido seleccionar a Tyler Eiffert, considerado el mejor ala cerrada del draft y quien terminó en Cincinnati, y haber esperado a Frederickson en la segunda ronda en lugar de Gavin Escobar. Con el traspaso, Dallas obtuvo una selección en la tercera ronda que fue Terrance Williams. Si este jugador cumple con las expectativas, el canje será justificado. Nota interesante: durante el gestado de Jerry Jones, Dallas ha hecho 139 canjes.

Aparentemente Nueva Orleans firmó a José Carlos Maltos, quien jugó con los Auténticos Tigres. No hay confirmación oficial por parte de los Santos. Aunque no lo he conocido en persona, José y yo hemos hablado un par de veces por teléfono y nos hemos comunicado por e-mail en muchas ocasiones. Me confirmó por e-mail que lo firmaron, pero que todo depende de que le den la visa de trabajo. No lo he visto patear en persona, sólo por video. Parece tener gran talento y temple para soportar la presión. Espero se confirme la transacción. De ser así, José tendrá una gran oportunidad con los Santos de quitarle el puesto a Garrett Hartley quien ha sido inconsistente las últimas tres temporadas. Suerte José.

Finalmente, las "calificaciones" de muchos expertos del draft le dan a Minnesota una A+ y a Nueva Inglaterra, Indianápolis y Carolina una C+. Recuerden esto para el próximo año.


Raúl Allegre es analista del programa NFL Semanal y colaborador de ESPNdeportes.com, jugó 11 años en la NFL con los Indianapolis Colts y los New York Giants, como pateador. Desde su retiro en 1993, Raúl ha sido comentarista, productor y analista del fútbol americano en distintos medios. Consulta su archivo de columnas.