Cuba en la Serie del Caribe

Modificaciones al Acuerdo Invernal, nuevo formato de la serie y más

Actualizado el 14 de junio de 2013
ESPNdeportes.com
Cuba de vuelta a la Serie del Caribe
Cuba regresará a las Series del Caribe tras 54 años de ausencia. El equipo de Matanzas o el de Villa Clara, que disputan el título nacional, será el encargado de representar a la Mayor de las Antillas en la edición de Islas Margaritas, Venezuela 2014.Tags: cuba, espn deportes, serie del caribe, mlb

Las autoridades del béisbol cubano y la Confederación de Béisbol del Caribe acordaron el regreso de la mayor de las Antillas a la Serie del Caribe después de 53 años de ausencia. Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la Confederación de Béisbol del Caribe, informó al programa que Cuba regresará al campeonato profesional de clubes campeones en febrero del 2014, en una entrevista en La Habana.

Hicimos tres preguntas a nuestros expertos sobre las repercusiones de dicha movida para la Serie.

1. ¿Con la entrada de Cuba, cuánto se afectaría la Serie del Caribe con la nueva mezcla entre peloteros profesionales y los considerados "no profesionales?

Enrique Rojas (@Enrique_Rojas1), ESPNDeportes.com: En realidad hace dos décadas que la Federación Mundial de Béisbol eliminó de su nombre la palabra "amateur" y dejó de categorizar a los beisbolistas en aficionados y profesionales. Básicamente hay peloteros juveniles y mayores. Por un asunto de semántica, a los peloteros profesionales cubanos-- individuos cuyo único medio de producir beneficios económicos es el béisbol-- no les llaman profesionales, pero en la práctica no tienen ninguna diferencia con los profesionales de otros países. En ese sentido, la única diferencia resaltable que habrá entre los peloteros profesionalea cubanos y los profesionales de otros países es la cantidad de recursos que generan con su profesión.

Leonte Landino (@ESPN_Beisbol), ESPN Deportes: Hay muchas áreas grises en este asunto. Históricamente y también por estatutos, la Confederación del Caribe agrupa a equipos afiliados a ligas profesionales que no tienen nada que ver con Federaciones locales que dependen de los gobiernos. Los peloteros de los equipos de Puerto Rico, Venezuela, México y República Dominicana están en un 95% bajo contratos con organizaciones de Grandes Ligas u otras ligas profesionales internacionales lo que se traduce a cual sea el equipo que vaya a representar a su país en la Serie del Caribe pondrá en el terreno peloteros de altísima competencia con nivel de Grandes Ligas, Ligas Menores o de nivel profesional internacional en el peor de los casos. El pelotero cubano de la Serie Nacional es un atleta federado de su país y aunque su nivel de competencia es alto, solamente aquellos que integran las selecciones nacionales se miden ante competidores internacionales de carácter federativo. Con el campeón cubano midiéndose a sus similares de la pelota invernal se mezclan dos conceptos de atleta totalmente distintos, aunque para ambos el béisbol es un trabajo y su forma de vida y por eso se considera que ya aquel concepto del amateurismo cubano es del pasado. La Serie Nacional Cubana tiene un buen nivel de juego pero no se compara con el altísimo nivel que se juega en las Ligas de Dominicana o Venezuela donde hay una alta participación de peloteros de las Grandes Ligas. A nivel deportivo será interesante ver en la Serie del Caribe esta mezcla en el terreno donde las victorias de Cuba podrían ratificar y aumentar su calidad, pero si el resultado es adverso podría ser una debacle en el ya golpeado sistema de béisbol de la isla.

Héctor Cruz (@HectorCruzESPN), ESPNDeportes.com: Realmente no creo que debamos ver que haya una diferencia entre los cubanos y los otros paises. ¿Por qué digo esto? Porque todos los que seguimos el deporte del béisbol, sabemos que los cubanos son profesionales tambien. Ese es su único trabajo. La diferencia con los otros países es que su "patrono" por llamarlo de alguna manera, lo es el estado, mientras que en los otros equipos son entidades privadas. No creo que la Serie se afecte negativamente. Si acaso, lo debemos ver de forma positiva, sobretodo porque estamos hablando de uno de los equipoos fundadores de estra serie.


2. ¿Qué modificaciones se le tendrían que hacer, si alguna, al Acuerdo Invernal, para permitir el regreso de Cuba a la Serie del Caribe?

Rojas: Para facilitar el ingreso de Cuba a la Serie del Caribe, la Confederación del Caribe modificó la cuota de membresía del organismo, reduciendo la misma a $30 mil dólares. Fuera de eso, el trámite más importante es político y no deportivo: El embargo económico de Estados Unidos contra Cuba. Como sabemos, debido al embargo, las relaciones empresariales de organismos norteamericanos son reguladas por el Departamento de Estado. Puerto Rico es parte de Estados Unidos y uno de los miembros de la Confederación del Caribe. Al mismo tiempo, la Confederación del Caribe tiene un acuerdo de colaboración con las Grandes Ligas, una empresa estadounidense. Básicamente, abogados tendràn que redactar las reglas especiales que regirán la participación cubana para no violar el embargo, algo parecido a lo que se ha hecho para que Cuba juegue en el Clásico Mundial de Béisbol.

Landino: Los equipos afiliados a la Confederación del Caribe están suscritos a las reglas comunes que permiten ese intercambio de recursos y jugadores con el béisbol de las Grandes Ligas, lo cual es la esencia y la vida de la pelota caribeña. Si Cuba entra a la Confederación con todos los derechos y deberes, quiere decir que sus equipos deberían también apegarse a la reglamentaciones que gobiernan las relaciones con la MLB, pero este es un punto muy ambiguo por la inexistencia de relaciones políticas y comerciales entre Cuba y los Estados Unidos, teniendo en cuenta que MLB es una institución norteamericana. Hay muchas preguntas&¿Será considerado profesional el jugador cubano para recibir una remuneración acorde por su trabajo?, ¿Podrá el jugador cubano firmar como agente libre con cualquier equipo en el mundo?, ¿Podrán reforzarse los equipos cubanos con jugadores extranjeros?, ¿Podrán los jugadores cubanos reforzar equipos en otras ligas del Caribe?, ¿Podrán los jugadores cubanos exiliados en los Estados Unidos jugar en la Serie Cubana y luego regresar a sus temporadas de MLB? Aún no hay respuestas concretas a muchas de estas dudas que están claramente contempladas en el "Winter Agreement" para los demás países miembros los cuales gozan de libertades plenas para el individuo y para el negocio del béisbol y que claramente en Cuba son inexistentes desde 1961. Para que Cuba juegue la Serie del Caribe bajo las actuales condiciones políticas, Major League Baseball debe dar una excepción para los equipos cubanos con respecto al Acuerdo Invernal, o que el funcionamiento completo del sistema de béisbol cubano cambie y se asemeje al de las ligas privadas de los cuatro países. Luce más viable que MLB simplemente acepte la participación del campeón cubano en la Serie, lo cual coloca a Cuba como un simple equipo invitado, más no un miembro en pleno con todos los formalismos tal y como fue anunciado.

Cruz: El problema con Cuba es que no hay mucho que pueda hacer la Confederación del Caribe para impulsar y concretar este regreso más allá de lo ya hecho. De aquí en adelante, todo queda en manos de los políticos, sobretodo por el asunto del embargo económico de EEUU a Cuba hace más de 50 años. Lo que se necesita es voluntad. Si la misma apareció para el Clásico Mundial, se puede encontrar también para la Serie del Caribe.


3. ¿Cómo quedaría el formato de la Serie? ¿Se hace necesario un sexto equipo?

Rojas: No es necesario un sexto equipo en lo inmediato. La Confederación del Caribe anunció nuevos formatos con cuatro y cinco equipos hace un año. Ambos con una final para definir al campeón, El formato con cinco equipos tendrá un todos contra todos donde todos los conjuntos se enfrentarán una vez, semifinales el sexto día y una gran final en la séptima jornada. Integrar un sexto miembro es un riesgo que la Confederación del Caribe solamente debería correrse cuando la liga en cuestión ofrezca claras garántias de que permanecerá a largo plazo en el organismo.

Landino: El acuerdo invernal prohíbe la actividad de béisbol en el Caribe después del 8 de febrero, por lo que es imposible extender el torneo. Con cinco equipos se tendría que jugar un "Round-Robin" con doble juegos en cinco días donde en cada fecha descansa un equipo. En el sexto día se los equipos 3 y 4 por su récord jugarían por el tercero y cuarto lugar y en el séptimo día se jugaría la gran final entre los equipos 1 y 2. Incluso se puede jugar el torneo en seis días en vez de siete. Cinco equipos pueden jugar normalmente con este formato, pero un sexto equipo garantizaría un día adicional de alta competencia y una gran final, lo cual se traduce a mayor interés para los fanáticos y un desenlace reservado para el final del torneo, que es un punto importante para los efectos de la Serie del Caribe. También se podría poner en práctica un formato de doble eliminación donde hay que ganar o ganar. No hay mejor opción que Colombia. Con una liga establecida, consistente, sustentable y con suficientes peloteros profesionales firmados para el béisbol de Grandes Ligas que garantizan el mejor nivel disponible. Nicaragua no ha logrado una generación de relevo masiva para tener una liga constante y un campeón sólido y la misma situación ocurre en Panamá. En ambos casos muchos de los peloteros de sus ligas son realmente amateurs. Colombia ha sido el miembro pasivo más constante de la Confederación del Caribe y tiene una estructura que garantiza no sólo poner un equipo anualmente sino ser sede del evento. El ingreso de Colombia junto a Cuba le daría una dimensión nunca imaginada al béisbol del Caribe y sería un estímulo tremendo para el deporte y el negocio del béisbol.

Cruz: Realmente no veo viable ahora mismo la entrada de un sexto equipo, ya sea Colombia, Nicaragua, Panamá o cualquier otro. Aunque sí deseable. Pero con el cambio de formato que entró en efecto en el 2013 en Hermosillo, se establecieron calendarios para cinco y seis equipos, así que la Confederación está preparada para esto. El único efecto negativo es que habría un equipo libre cada noche. Veremos que ajustes se harían en el calendario de cada país para que de entrar un sexto equipo en un futuro, se pueda comenzar la Serie unos días antes, y darle mayor lustre a la "Serie Mundial Latinoamericana".