'Chepo' no piensa en renunciar

Actualizado el 7 de julio de 2013
Por José Antonio Cortés
ESPNDeportes.com
"Chepo": "No me queda grande ser DT del Tri"
José Manuel de la Torre habló en conferencia de prensa después del mal debut en Copa OroTags: tri, tricolor, selección nacional, méxico, futbol picante, josé manuel chepo de la torre

PASADENA -- El problema del Tri es de "ritmo" y la solución es de "carácter", así diagnosticó José Manuel de la Torre lo sucedido hoy con la selección mexicana, a la que por cierto, dijo no piensa renunciar.

México encalló al querer cruzar un canal panameño, que en el papel lucía apacible en esta Copa Oro y en cualquier otro escenario. Hecho que, además de enfurecer a la tribuna del Rose Bowl, pedía la salida del director técnico, resultó histórico, pues nunca un equipo de Panamá le había ganado un juego oficial a la verde.

"¿Piensas renunciar?", le preguntó un reportero en la conferencia de prensa a la que tardó 45 minutos en llegar, y su respuesta fue el consabido monosílado: "No".

Misma respuesta con la misma contundencia salió de la boca de "Chepo" cuando otro comunicador le dijo que si le quedaba grande la selección. Lo cierto es que a la comparecencia con los medios no llegó el De la torre altivo de otras veces. No encaró a ninguno, apechugó.

"El jugador no alcanza su mejor ritmo, un resultado te ayuda mucho", señaló el entrenador al tratar de explicar el inicio desastroso en la Copa Oro al caer 2-1. "Es parte de la competencia, de los retos, no hay pretextos".

"Esto también sirve para que podamos observar de qué está hecho el jugador", agregó. "Esto es a base de carácter, quien no tiene carácter no se va a sobreponer en cualquier actividad profesional".

Cambiar la fórmula, la estrategia no pasan por su cabeza, dice que se tiene que retomar eso que lo tuvo en una racha positiva hasta que el calendario cambió al fatídico 2013: "A pesar de que tuvimos posesión, no tuvimos profundidad, la posesión no te sirve si no creas las opciones y cuando las tienes por supuesto, definirlas", recitó en ese casi gastado argumento con el que los técnicos explican el devenir de sus derrotas.

Su vestuario está dolido, molesto porque saben que pudieron haber hecho más.

"Panamá hizo lo que tenía que hacer, se le presentaron los goles", expresó sin dejar de felicitar al vencedor.

Para rematar, aunque era algo que no le habían preguntado, insistió en decir que no hay rachas eternas, quién sabe si como deseo o como máxima, pero no se quiso ir sin decirlo.

"No hay racha que te dure toda la vida, ni las buenas ni las malas. Hubo buenas, vamos a seguir trabajando para revertir las malas.", dijo encimándose con un reportero que ya quería cambiar el tema.

Para la gente que le aventó cosas y pidió su salida, como siempre, dijo que están en su derecho y se fue apretando la boca en un gesto que ya lo identifica.