De La Hoya "reta" a Golovkin

null
Por Sadiel Lebrón
Especial para ESPNDeportes.com

NUEVA YORK -- Por la manera en que pelea y destroza a sus oponentes, el kazajo Gennady "GGG" Golovkin parece no tener competencia en la división de los medianos. Pero Oscar de la Hoya tiene una idea diferente.

Al promotor de origen mexicano le gustaría ver al actual monarca mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en un combate ante dos de sus pupilos, el peligroso pegador y excampeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Hassan N'Dam N'Jikam (27-1, 17 KO), o al actual monarca de ese organismo Peter "Kid Chocolate" Quillin.

De la Hoya dijo en su cuenta de Twitter que le encantaría ver si Golovkin es tan bueno como parece ante un boxeador de más pegada.

"Quiero ver a Golovkin enfrentar a N'Dam y ver si él es bueno o no", escribió el "Golden Boy" como una forma de crear expectativas.

De la Hoya luego tiró otro gancho, pero esta vez con el nombre de Quillin (20-0, 21 KO).

"Hey Kid Chocolate, qué se siente ser el mejor peso mediano del planeta? Mi chico Kid Chocolate destruiría a cualquier peso mediano existente".

Más claro de ahí no pudo ser el presidente de Golden Boy Promotions en la forma de cazar pleitos para sus protegidos. Sin embargo, Golovkin pelea bajo la égida de HBO y Top Rank, quienes mantienen una guerra promocional con la compañía de De La Hoya, cuya sede televisiva es la cadena Showtime.

Golovkin (27-0, 24 KO) ha causado sensación en Estados Unidos, ganando por nocaut sus tres primeras peleas en tierras del Tío Sam, incluyendo su último combate ante Matthew Macklin el pasado 29 de junio en el Fooxwoods Resort Casino de Connecticut.

De hecho, ha ganado 13 combates seguidos por la vía del cloroformo.

N'Dam y Quillin demostraron su poderío en una épica pelea a 12 rounds celebrada en octubre de 2012 en el Barclays Center , donde Quillin, a pesar de tumbar varias veces al nacido en Camerún pero de nacionalidad francesa, apenas ganó por decisión el cetro OMB.

En su última pelea, Quillin castigó en siete asaltos al dominicano Fernando Guerrero para hacer exitosa la primera defensa de su cetro mediano.