<
>

Salido finalmente salió airoso

SAN ANTONIO -- Orlando "Siri" Salido está convencido de que la preparación sacó adelante su pelea de este sábado, aunque de manera irónica, ni siquiera dio el peso.

Salido está convencido de que si hubiera intentado por segunda ocasión rebajar las más de dos libras de exceso que marcó el viernes, hubiera sido difícil terminar su pelea.

Pero al final de su semana en San Antonio, "Siri" Salido hizo lo que muy pocos creyeron que haría, llegar a los 12 rounds de pie y derrotar al ucraniano Vasyl Lomachenko.

"Gracias a que me prepararé, puedo decir hoy que gané", dijo un muy conmovido Salido en su vestidor minutos después de la victoria por decisión dividida en la pelea semiestelar del Alamodome.

"Trabajé muy duro, me preparé como nunca, porque sabía que enfrentaría a un gran boxeador y así fue", agregó. "Muchos no creían en mi, sobre todo después de ayer (pesaje del viernes). Pero aquí estoy hablando de mi victoria".

Salido fue agresivo desde el principio; propuso, fue al frente y conectó en varias ocasiones. Pero sobre todo, por la experiencia que por momentos convirtió en mañas.

De hecho, Salido fue hasta amonestado por estar golpeando abajo y soltar otros tantos cuando el réferi estaba desamarrando.

"Mi experiencia me sacó adelante, sin duda", añadió. "Creo que hoy si se notó la diferencia& Vine contra todo y gané. Fue una buena pelea contra un buen rival".

Lomachenko tardó en decidirse a atacar y presionar. Sólo durante los últimos rounds fue efectivo, sobre todo en la parte baja.

"Me metió como seis o siete ganchos al hígado al final que por poco me sacan&", reconoció Salido. "Aguanté& Sabía que estaba ganando y gané".

Salidos adelantó que buscará una oportunidad de pelea titular en las 130 libras y que su carrera en peso pluma había terminado.

"Aguanté 12 años en el mismo peso", dijo. "Pero ya no puedo más. Si hubiera tratado de dar el peso ayer (viernes) hasta mi salud y mi vida corrían peligro".