Tan controversial como exitoso

Jorge 'Maromero' Páez impactó al mundo del boxeo en los años 80 con su gran personalidad, forma de ser y espectacular pegada

null
Por A. Morales
Récord

CIUDAD DE MÉXICO -- Los ortodoxos del pugilato pusieron el grito en el cielo cuando hicieron acto de presencia las singularidades de Jorge 'Maromero' Páez. El obeso peso completo bebedor de cerveza. El bocón, al que no le paraba el pico. Los bailarines que pasaban largas jornadas en el salón dándole salida al entusiasmo y sacándole brillo al piso con sus zapatos bicolores. Los cortes de cabello que traían mensajes de tipo político. Los largos calzoncillos de combate en colores de "aflójame" la retina. Las zapatillas con barbitas colgando.

SU PRIMERA APARICIÓN
En el año 87 acudí en compañía de don Antonio Andere y Jorge 'Sonny' Alarcón a la plaza de Toros La Calafia en Mexicali, Baja California. El encuentro estelar era Gilberto Román ante el tagalo Frank Cedeño por el Campeonato Mundial Mosca en poder del cachanilla. En el turno preliminar apareció un peripatético personaje. Largos calzoncillos de combate al nivel de las rodillas. Adornos dorados y un corte de cabello a rape, con copete al frente. Su estilo de combatir encarando al oponente dejándoselo llegar, y respondiendo a base de velocidad, era de locura; la respuesta del respetable era de genuina parafernalia. En ese momento nacía el 'Maromero' Páez.

Al día siguiente recibí una llamada telefónica del destacado periodista Memo Ochoa, en donde me pedía opinara sobre este boxeador, acto seguido lo llevó a la Ciudad de México para entrevistarlo.

CAMPEÓN DEL MUNDO
Abrió las puertas de nuestro país a la FIB. En todas sus contiendas había llenos. La televisión de Estados Unidos lo buscaba. Realizó nueve defensas de la tiara mundialista en los Plumas. Todo mundo quería verlo bailar después de sus victorias. El ritmo del rap penetró en las esferas estadounidenses. Fue el primer peleador mexicano en firmar en exclusiva por la cadena ABC de la Union Americana. Su abuelita se hizo famosa, pues Páez siempre la refería cuando hablaba de su infancia en el circo con su "viejita". En una ocasión llegó al cuadrilátero enfundado en un ¡traje de novia! Sus cortes de cabello los realizaba Javier Leyva, el popular 'Chobi', quien viajaba exclusivamente para realizarlos. Su obra máxima fue cuando en la nuca le puso vota por Zedillo.

EL "COQUE" MUÑÍZ
El 16 de septiembre de 1989, el 'Maromero' exponía su corona de los Plumas ante el argentino José Mario López. La Plaza de Toros México registró una aceptable entrada sin llegar al lleno. Llegué temprano al ensayo. El destacado periodista Mario E. Riaño platicaba con el 'Coque', "ya te aprendiste el Himno", a lo que el heredero del "Lujo de Mexico", Marco Antonio Muñiz, le respondió: "En Gobernación son muy estrictos, me dieron por escrito que es lo que debo de cantar". Todo se repasó, no había problema. Llegado el momento, ya instalados en el centro del cuadrilátero, Páez, por Mexico, y su hermosa abanderada en un traje de charro café claro. Por el otro, José Mario y una bellísima argentina. El script señalaba que yo debería de pedir que nos pusieramos de pie para escuchar nuestro Himno Nacional y acto seguido pedirle al querido 'Coque' que lo hicera. Todo iba de maravilla, el 'Maromero' se me acercó y me pidió el micrófono, sorprendido se lo di -eso no estaba planeado-, y dijo: "Antes de cantar el Himno les pido un minuto de aplausos para Dámaso Pérez Prado, el 'Rey del Mambo', que acaba de morir. Acto seguido, el 'Coque' interpretó el Himno olvidando algunas estrofas.

HOY EN DÍA

El 'Maromero' está de regreso. Ya retirado del boxeo, lo podemos ver los domingos por la tarde en el Canal de las Estrellas en Bailando por la boda de tus sueños, siendo lo más curioso que le está causando problemas el bailar con técnica.