No hubo sorpresas

Tal y como se esperaba, Cal Ripken Jr. y Tony Gwynn fueron electos al Salón de la Fama, dejando fuera a Mark McGwire

Actualizado el 9 de enero de 2007
AP

Votación del 2007 para el Salón de la Fama
 Salón de la Fama del Béisbol
Total de votos emitidos: Récord de 545 (incluyendo dos en blanco). Votos necesarios para ser elegido: 409 votos. Votos mínimos para mantenerse en la boleta para el año próximo: 28.
  Votos %
Cal Ripken Jr. 537 98.5
Tony Gwynn 532 97.6
Rich Gossage 388 71.2
Jim Rice 346 63.5
Andre Dawson 309 56.7
Bert Blyleven 260 47.7
Lee Smith 217 39.8
Jack Morris 202 37.1
Mark McGwire 128 23.5
Tommy John 125 22.9
Steve Garvey 115 21.1
Dave Concepcion 74 13.6
Alan Trammell 73 13.4
Dave Parker 62 11.4
Don Mattingly 54 9.9
Dale Murphy 50 9.2
Harold Baines 29 5.3
*-Orel Hershiser 24 4.4
*-Albert Belle 19 3.5
*-Paul O'Neill 12 2.2
*-Bret Saberhagen 7 1.3
*-José Canseco 6 1.1
*-Tony Fernández 4 0.7
*-Dante Bichette 3 0.6
*-Eric Davis 3 0.6
*-Bobby Bonilla 2 0.4
*-Ken Caminiti 2 0.4
*-Jay Buhner 1 0.2
*-Scott Brosius 0 0
*-Wally Joyner 0 0
*-Devon White 0 0
*-Bobby Witt 0 0
*-Quedaron fuera al recibir menos de 28 votos (menos del 5 por ciento)
NUEVA YORK -- Mark McGwire se quedó bastante corto en su primer intento por ingresar al Salón de la Fama al recibir apenas el 23,5% de los votos, mientras que Tony Gwynn y Cal Ripken fueron exaltados al templo de los inmortales del béisbol con un respaldo abrumador.

Salpicado por denuncias de consumo de esteroides, el nombre de McGwire apareció en 128 de las 545 papeletas en la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos anunciada el martes.

Ripken, un torpedero que militó toda su carrera con los Orioles de Baltimore y que estableció el récord de partidos consecutivos disputados, contó con el apoyo de 537 de los periodistas. Ello le permitió acumular el 98,5% de la votación, apenas detrás del récord de 98,84% fijado por Tom Seaver cuando fue elevado en 1992.

Gwynn, un guardabosques, quedó un poco atrás con 532 votos para un 97,6%. Gwynn, al igual que Ripken, cumplió su trayectoria en las mayores con el mismo equipo, los Padres de San Diego.

Goose Gossage figuró tercero con 388 votos, faltándole apenas 21 para conseguir los 409 necesarios para ingresar. Jim Rice se ubicó cuarto con 346, seguido por Andre Dawson (309), Bert Blyleven (260), Lee Smith (217) y Jack Morris (202).

No fue hasta el noveno puesto en el que apareció McGwire, con Tommy John (125) y Steve Garvey (115) a sus espaldas.

El escaso apoyo a McGwire suscita la duda si en algún momento podrá ser seleccionado y si el escándalo de los esteroides le costará a Barry Bonds, Sammy Sosa y Rafael Palmeiro sus lugares en Cooperstown. Un jugador puede ser tomado en cuenta en la votación durante 15 años.

El cubano José Canseco, cuyo nombre figuró en la papeleta por primera vez, recibió seis votos, bastante lejos del 5% mínimo que se necesita para seguir participando de futuras elecciones.

Fue precisamente en un libro de Canseco, publicado hace dos años, en el que se acusó a McGwire y a otros jugadores de consumo de esteroides.

Tras el libro, una comisión del Congreso hizo comparecer a varios peloteros, entre ellos McGwire. Pero el ex jugador de los Atléticos de Oakland y los Cardenales de San Luis esquivó las preguntas al insistir que no se iba a referir al pasado.

El torpedero venezolano Dave Concepción obtuvo 74 votos, un 13,6%, con lo que podrá mantenerse vigente para la próxima votación.

Pero el dominicano Tony Fernández, otro torpedero, logró sólo cuatro votos, distante de los 27 votos necesarios para seguir en competencia.

Entre los descartados sobresalen, entre otros, Bobby Bonilla, Orel Hershiser, Albert Belle, Paul O'Neill y Bret Saberhagen.